El Parlamento reforma la ley eólica para facilitar la inversión de los promotores

Parlamento de Galicia_xeral-xeral Pleno

El Parlamento ha aprobado este martes –con los votos a favor del PPdeG, la abstención del PSdeG y el rechazo de AGE, BNG y Grupo Mixto– la reforma de la ley eólica gallega para permitir que la constitución del aval por parte de los promotores de parques se retrase desde el momento de la autorización al inicio de la construcción. Los grupos de la oposición han considerado el cambio una demostración del «fracaso» de la Xunta en esta materia.

El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, ha defendido ante el pleno de la Cámara que las medidas, que incluyen también rebajas fiscales incluidas ya en los presupuestos para 2014, han sido pactadas con los agentes económicos implicados y son las que «el sector quiere y necesita para generar empleo y riqueza».

Retrasar el momento en el que se exigen los avales, ha dicho, permite un ahorro medio de 23.500 euros anuales por parque. De este modo, los 29 adjudicatarios que ya depositaron esa fianza podrán reclamar que les sea devuelta si no empezaron la construcción. La reforma, que se tramita bajo la fórmula de ley, permite también la renuncia a megavatios adjudicados.

Conde ha afirmado que la Xunta «renueva» su «apuesta» por el sector, al que se presta «apoyo, confianza y seguridad». Los objetivos de la modificación son «modernizar» el sector, mejorar su eficiencia, reducir el impacto ambiental y «adecuar» los proyectos al nuevo escenario.

El conselleiro ha destacado que el sector es «más rentable» que en otras comunidades y que las horas de viento anuales se sitúan, de media, en 2.830. El año pasado, ha añadido, fue el de mayor producción de Galicia, un 38% más que en 2008. Además, ha destacado los efectos de la crisis y de las modificaciones estatales en materia de renovables.

«No compartimos todas las medidas –del Estado para reducir el déficit de tarifa– y actuamos en consecuencia», ha señalado y ha recordado que la Xunta presentó recurso de inconstitucionalidad contra el decreto que suprimió las primas, ha hecho alegaciones a las normas posteriores y ha solicitado la constitución de la comisión bilateral Galicia-Estado para abordar la ley eléctrica.
«MODIFICACIÓN DE TRASCENDENCIA LIMITADA»

Por su parte, los grupos de la oposición –no intervino en el debate el Grupo Mixto– han coincidido en criticar que la ley para modificar la normativa eólica se haya llevado al Parlamento por el trámite de lectura única y han reclamado un debate más amplio sobre el modelo.

El portavoz del PSdeG en esta materia, Abel Losada, ha justificado la decisión del PSdeG de abstenerse porque considera que la reforma y su tramitación son «un perfecto teatro en el que se intenta ocultar un fracaso del Gobierno gallego y se maquilla» la realidad. El cambio, ha agregado, es «muy puntual y de trascendencia limitada», pese a que ha señalado que a los socialistas les «puede parecer razonable» desplazar el momento del aval.

No obstante, Losada ha considerado que el Gobierno gallego tendría que haber actuado con mayor «antelación» puesto que hace dos años que «se abrió la espita» que da inicio a esta «crónica de una muerte anunciada». A su juicio, la Xunta sobrevalora las repercusiones de las medidas, que «no son más que maquillaje porque el plan eólico en términos reales está paralizado».
«COTO CERRADO PARA AMIGOS»

Por parte de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), Antón Sánchez ha tachado de «inaceptable» esta modificación a posteriori del concurso eólico y ha advertido de que las empresas que no resultaron adjudicatarias podrían recurrir ante la justicia. Además, ha acusado al Gobierno gallego de hacer del sector «un coto cerrado para los amigos» y de dejar a los ciudadanos «fuera».

Se entrega el «enorme potencial» de Galicia «a capital extranjero», ha protestado y ha apostado por abrir un debate más amplio sobre el modelo energético. En este sentido ha sugerido permitir que los ciudadanos participen en el desarrollo de parques y ha dicho a la Xunta que rechaza que avance el concurso eólico, puesto que mantiene «un modelo de monopolización del viento».
«ELEMENTO DESINCENTIVADOR»

La portavoz del BNG en la materia, Carme Adán, ha calificado la modificación de «escandalosa» y ha considerado que es «un elemento desincentivador» de la construcción de los parques. «Lo único que supone el anteproyecto de ley es la constatación de un fracaso», ha afirmado y ha criticado que se alivien cargas financieras a las empresas pero no se persiga mejorar el contexto económico.

Es, ha incidido Adán, «una modificación procedimental para mejorar las cuentas de resultados de las empresas y no el sector eólico». «Ustedes no trabajan para Galicia y este es un ejemplo claro», ha concluido.

El representante del PPdeG en el debate, Pedro Arias, ha defendido tanto la tramitación de la ley, que es «ajustada y coherente con los principios de la legalidad», como el contenido de la reforma. Así, se ha preguntado quién sale «perjudicado» con el retraso del momento de constitución de los avales. «La banca», ha respondido y ha señalado que «se beneficia el capital productivo» a costa de perjudicar de forma leve al capital financiero.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar