Millán Mon asegura no ser «un político de pasarela» y llama a votar

Francisco Millan Mon
El candidato popular Francisco Millán Mon, número 8 de la lista que encabeza Miguel Arias Cañete a las elecciones europeas, ha reivindicado este lunes su labor en la UE con «logros» en ámbitos como la red de seguridad en el nuevo escenario presupuestario europeo o la promoción del Camino de Santiago, al tiempo que ha entonado un «mea culpa» por su bajo conocimiento entre los gallegos y ha prometido «esfuerzo» para paliarlo.

«No ser un político de pasarela tiene estos daños colaterales», ha reflexionado Millán Mon en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, haciendo suya la expresión que empleó para presentarle el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, quien también destacó de él su experiencia y que prima lo «eficaz» frente a lo «espectacular».

Por su parte, sobre su reducido índice de conocimiento, el candidato ha admitido que puede tener «un problema de comunicación» y ha garantizado que se «esforzará» para combatirlo. Tras exponer sus «méritos modestos» y «desgraciadamente poco conocidos», ha subrayado en que lo relevante en Europa es el trabajo conjunto del grupo popular y tener fuerza para que las «prioridades» de Galicia y España estén presentes.

Así, tras remarcar que el PP está integrado en un grupo «grande» que da un «sí» rotundo a Galicia, España y Europa, ha remarcado que sería «muy negativo para todos» apoyar a «grupúsculos» o «antieuropeístas».

Igualmente, ha insistido en que Galicia se juega «mucho» en Europa y, tras confesar que le preocupa la abstención que auguran los sondeos, ha llamado a los gallegos a «no quedarse en casa» y acudir a las urnas para apoyar a un partido «fuerte». Él, por su parte, ha prometido «dejarse la piel» en la defensa de los intereses de Galicia.

Todo ello, en un contexto en el que la UE vive «un momento crucial y decisivo» tanto en el plano económico como en el de política exterior. Al respecto, ha incidido en lo «fundamental» que resulta contar con una Unión Europea «sólida», con un Gobierno económico «a la altura de lo que requiere» la unión monetaria y con una unión bancaria que «inspire confianza» y que evite «la fragmentación» de los mercados financieros.

También ha reivindicado una Europa «activa» en el exterior, que intente proyectar «estabilidades» y que profundice en los acuerdos políticos, económicos y comerciales con otros países. De España, ha señalado como pasó de constituir «un problema grave en Europa» hace dos años a convertirse «en parte de la solución» frente a otros países rescatados.

«OPTIMISMO» PARA EL NAVAL Y EL LÁCTEO

Millán Mon ha reiterado varias veces que el objetivo del PP es aprovechar las oportunidades de las que dispone Galicia para «influir directamente» en Europa y ha ejemplificado con el papel que juega en el Comité de las Regiones, donde es «referente». También ha destacado la cooperación transfronteriza con Portugal.

En un tono optimista, ha defendido que hubo «logros» en el ámbito europeo en cuestiones como la pesca y la Política Agrícola Común (PAC), una de las «prioridades» de la Comunidad y a la que –ha admitido– es necesario prestar especial atención ante el nuevo escenario que nace en el sector lácteo con el fin de las cuotas en 2015.

En relación a este extremo, ha incidido en la «idea» de los populares de trabajar con el objetivo de establecer «algún mecanismo» que evite «las turbulencias» y la «volatilidad» de los precios.

Por otra parte, ha reivindicado la importancia de los fondos de la UE y el logro de la ‘red de seguridad’ que evitó una pérdida abrupta de financiación europea para la comunidad, que ha abandonado el grupo de regiones objetivo de convergencia.

En cuanto al naval se ha mostrado «optimista» y ha destacado la implementación del nuevo ‘tax lease’ con el «respaldo» de la UE y del próximo levantamiento del veto a la construcción civil en Navantia en 2015. Tanto el naval como el lácteo tienen, a su entender, «el horizonte más despejado».

DEMOGRAFÍA Y DESEMPLEO JUVENIL

Otros de los pilares de su intervención han sido la apuesta por la internacionalización, la industria y la innovación para favorecer la competitividad.

También ha aludido al desempleo juvenil como «otra de las prioridades» a atender en la UE, antes de recordar que el año pasado el Consejo Europeo concedió a España 1.900 millones para luchar contra esta lacra. Asimismo, ha destacado otros «importantes» ámbitos de trabajo como el medio ambiente, la promoción del turismo gallego y la demografía.

Preguntado sobre la autopista del mar viguesa, el candidato ha señalado que supone un tema «complejo» y una de las «prioridades» de la ministra de Fomento, Ana Pastor, para concluir que debe quedar «muy poco» para que se ponga en marcha.

COMPARACIÓN DE CANDIDATOS

Preguntado en el posterior coloquio sobre las diferencias entre el exprimer ministro luxemburgués Jean Claude Juncker, candidato del PP europeo a la presidencia de la Comisión Europea, y su rival socialista, el alemán Martin Schulz, Millán Mon ha destacado la «legitimidad democrática» ligada a la elección del primero dentro de su grupo mediante delegados y su «experiencia en gestión ejecutiva».

De Arias Cañete ha dicho que es «un crack», al tiempo que ha enfatizado su conocimiento «vastísimo», especialmente en sectores como la pesca y la agricultura, que en el caso de la socialista Elena Valenciano «no es comparable ni de lejos».

CONSTRUCCIÓN EUROPEA

Encargado de presentarle, Feijóo ha ligado a Millán Mon con «una estirpe política que fue dando a Europa forma desde sus inicios», un grupo de políticos «formados y discretos» que han sentado las bases del proyecto europeo, cuya proceso de construcción –ha remarcado– constituye «un hecho, desde el punto de vista político, económico, institucional y humano sin precedentes en la Historia».

Convencido de que dicho proceso no tiene marcha atrás, ha defendido que la «fortaleza» de Europa no está «en la moneda común» ni en las «estructuras compartidas» sino en los valores que unen a sus integrantes y en una forma de hacer política que se ha consolidado en los últimos años, aunque ahora afronta retos cruciales.

Y es que, según el líder del PPdeG, puede haber «retrocesos» cuando la Europa del diálogo «molesta a los intolerantes de todas las banderas». «La Europa sin fronteras es una pesadilla para los que desean barreras, vallas y minifundios territoriales», ha advertido, en un acto en el que participaron destacados dirigentes del partido y del Gobierno.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar