Los accionistas que perdieron su inversión reclaman 66 millones a Novagalicia Banco

NovaGaliciaBanco_oficina desde exterior

NCG Banco tiene pendientes reclamaciones por valor de 66 millones de euros correspondientes a las demandas presentadas (contra la entidad y contra el FROB) por los accionistas gallegos que entraron en la entidad y perdieron su inversión con la ‘operación acordeón’ aplicada en diciembre de 2012.

En la memoria financiera que la entidad ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) consta que, a cierre de 2013, se encontraban en curso procedimientos judiciales y reclamaciones contra el grupo NCG por importe de 71 millones de euros, frente a los 30 millones de un año antes.

Ese importe, agrega el documento, se corresponde «fundamentalmente con las demandas iniciadas por los antiguos accionistas del banco, por un importe total de 27 millones de euros», que se dirigen no solo contra NCG, sino también contra el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Adicionalmente, entre la fecha de cierre del ejercicio y la de formulación de las cuentas anuales se recibieron tres nuevas demandas por este mismo concepto por un importe total de 39 millones, añade el informe.

El resto de procesos abiertos derivaban, al cierre de 2013, de «reclamaciones con origen en el desarrollo habitual de las actividades del banco». En cualquier caso, el documento indica que, dado que se trata de pasivos contingentes, tanto los asesores legales como el administrador de la entidad «entienden que la conclusión de estos procedimientos y reclamaciones no provocarán una salida de recursos del grupo y, por tanto, no se ha registrado importe alguno de estas cuentas anuales consolidadas».

Asimismo, el informe hace de nuevo referencia al proceso abierto por Aviva, que pidió el 3 de octubre de 2012 un arbitraje en la Corte de Arbitraje de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Madrid por considerar que se habían incumplido los acuerdos a los que había llegado con Caixa Galicia y que derivaron en la adquisición por parte de Aviva del 50% de CXG Aviva.

La reclamación asciende a 430 millones de euros, de los que 56 son en concepto de indemnización y el resto por el precio de adquisición de ese 50% de CXG Aviva. A este respecto, el documento indica que el pasado 25 de marzo las partes formularon sus conclusiones, sin que la entidad haya variado su apreciación respecto a este proceso.
PROVISIONES POR PREFERENTES

También dentro del ámbito de las reclamaciones judiciales, el texto revela que la entidad ha provisionado 154 millones de euros para hacer frente a posibles sentencias en favor de afectados por las preferentes. Tanto en estos casos como en el de Aviva, el acuerdo de venta de NCG a Banesco implica que el FROB cubrirá parte de los costes.

Además, en las cuentas desglosadas en la memoria financiera figura la cifra del resultado antes de impuestos de la entidad en 2013, que se situó en pérdidas de 417,5 millones de euros. El resultado después de impuestos arrojó un beneficio de 18 millones de euros, dado que se activaron créditos fiscales por 435,2 millones.

El documento repasa los cambios en el accionariado registrados en NCG con las operaciones de ‘burden sharing’ –reparto de cargas, que implicó que aparezcan como accionistas titulares de preferentes–. En concreto, a la espera de que se haga formalmente la trasmisión de la parte del FROB y el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) a Banesco, estos controlan el 62,75% y el 25,58%, respectivamente.

Además, un 2,75% está en manos de Caser; un 2,28%, en las de E.C. Nominees Limited (un fondo de inversión británico); el 4,36% pertenece al resto de accionistas; y el 2,28% restante es autocartera.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar