Altercado en el Juzgado de Tui entre gitanos y policías

INcidentes xulgados Tui_xitanosUnos veionte miembros de la comunidad gitana se enfrentaron a los policías que custodiaban el Juzgado de Tui, una vez que conociern que los dos detenidos -entre ellos un guardia civil- autores de una agresión con arma al líder de la comunidad en su casa de Tomiño quedaban en libertad provisional.

Se produjo intercambio de golpes entre gitanos y policías a la salida de los imputados y el abogado que los defiende de oficio y que tuvo que ser traslado a un centro hospitalario

La Sociedad Gitana en Galicia ha expresaso su «malestar» y sentimiento de «vergüenza» por la puesta en libertad de los dos detenidos por agredir al rey de los gitanos, Olegario Giménez, al que, según esta asociación, pretendían «asesinar».

La asociación gitana en Galicia se ha mostrado «totalmente en desacuerdo» con la decisión judicial tomada tras la declaración de los detenidos, que fueron puestos en libertad con cargos, y han evidenciado su «desconfianza total en la justicia».

Para la Sociedad Gitana, el peligro «sigue existiendo», dado que, aunque se solicitó la retirada de las armas a los detenidos, «que supuestamente son gente muy peligrosa», un arma «la pueden adquirir al margen de la ley».

CONTRA LA FISCALÍA

En particular, la Sociedad Gitana de Galicia ha criticado la actuación de la Fiscalía, que no pidió la entrada en prisión de los acusados, por lo que han solicitado «la inmediata dimisión del fiscal».

«Lo que no es comprensible es que este mismo fiscal haya enviado a prisión a personas gitanas simplemente por conducir sin carnet o por robar cuatro hierros para darle de comer a sus hijos y a estos detenidos, que pretendían asesinar al rey de los gitanos, los haya dejado en libertad», indica el comunicado. «¿O se tiene miedo por parte de algunos cargos que estas personas puedan dar algún tipo de información que no conviene que salga a la luz?», continúa.

La Sociedad Gitana en Galicia ha asegurado que «en ningún momento hubo agresiones». En este sentido, ha atribuido los hechos a «la cantidad de gente concentrada» en el lugar y al abogado de uno de los detenidos, que salió del edificio «en actitud chulesca y desafiante» y «escupió al suelo» ante un grupo de mujeres.

«Esta actitud de desprecio fue lo que provocó la reacción de dicho grupo de mujeres , que simplemente lanzaron algo de agua y algunos huevos», recoge el comunicado. «En ese momento comenzó un simple forcejeo entre el abogado, las mujeres gitanas y los agentes de la Guardia Civil que se encontraban allí», indica.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar