La Diputación de Ourense aprueba el primer código ético de «tolerancia cero»

Baltar_pleno Deputación Ourense

La Diputación de Ourense se convierte en la primera administración local en oficializar un código ético en el comportamiento de los miembros de la corporación provincial y de los funcionarios en general que tiene su referente en la recomendación del Consejo de Europa y que se plantea como principio básico la «tolerancia cero».

La sesión comenzó con el debate del código ético y de conducta cuyo borrador presentó José Manuel Baltar, de su autoría, hace dos meses y elaborado en cinco reuniones de una mesa de trabajo formada por él y el portavoz del grupo popular, ante la negativa de BNG y PSOE a participar mientras no se tomasen medidas contra los diputados provinciales imputados o condenados en procesos varios.

En el debate, el portavoz del BNG, Leopoldo Rodríguez Puga, definió el texto que finalmente aprobaron los 15 votos del PP como un «haced lo que yo digo pero no lo que yo hago», personalizado en Baltar, al que achacó que podrá «aprobar todos los códigos éticos que quiera, pero no podrá deshacer los modos en los que llegó aquí y a su partido».

«MALA DECISIÓN»

Los dos grupos de la oposición se refirieron a la presencia de diputados imputados en procesos judiciales o sancionados por la Agencia Tributaria por fraude fiscal y el BNG le leyó párrafos del propio código, como «los que dañan la imagen de la institución deben rendir cuentas lo que implica la asunción de responsabilidades políticas y gestoras por una mala decisión».

Por su parte, el PSOE recordó la situación de esos diputados, desde el punto de vista ético, y propuso a los del PP que cerrasen los ojos para hacer un ejercicio de imaginación: «Un gobierno provincial presidido por un socialista como yo, y ustedes del PP en la oposición, donde el primo de uno, la novia de otro, el cuñado de otra, entrasen como funcionarios o uno de nosotros cobrase un sueldo por no hacer nada y además defraudase a Hacienda».

Aludió así a contrataciones realizadas durante los últimos 20 años a familiares del PP y al exgerente del Inorde, diputado provincial y alcalde de Barbadás, sancionado por fraude fiscal. Al respecto, Gómez les preguntó: «¿Podrían aprobar en esas circunstancias una ocurrencia mía como presidente, algo así como este código ético?».

La oposición criticó que los asesores jurídicos de la Diputación ayuden a los diputados en sus acciones civiles o penales, que se incumpla el código de buenas prácticas de su propio partido –el PP–, el uso de vehículos de la institución para usos personales, o el «aprovechamiento de las miserias humanas» para «fichar» a un exconcejal del PSOE «para gloria y vanidad el presidente Baltar», según Gómez.


«USTEDES NO ESTARÁN SIEMPRE EN LA OPOSICIÓN»

Tras las calificaciones de «desfachatez», e «intolerable» para el hecho de que Baltar propusiese y sacase adelante el código ético del gobierno provincial, el presidente de la institución intervino antes de la votación para reprochar a la oposición que no participase en las mesas de trabajo para elaborarlo.

De este modo, lo defendió recordando que no es novedoso y que se aprueba en cumplimiento de una recomendación del Consejo de Europa para que se aprueben medidas en ese sentido, contra la corrupción, antes de junio de 2015 y aludió a la oposición para decirles que el código ético se aprueba «pensando en cualquiera que esté ahí». «Pues ustedes no estarán siempre en la oposición», ha abundado.

También el PP en solitario, con sus 15 votos, aprobó una nueva ordenanza para regular las contrataciones temporales en la Diputación criticada por BNG y PSOE, que votaron en contra, por ser «algo mejor que la aprobada en 2004 y que ya está fuera de la legalidad vigente», según recordó el portavoz socialista.

El BNG la tachó de «parcial» y recordó que no cuenta con consenso ni respaldo de los sindicatos porque, entre otras cosas, la comisión de control «está en manos del presidente de la Diputación que ocupa todos los cargos directamente o lo hacen otros por designación suya». El PSOE criticó la «falta de valor» del PP y animó a Baltar a que «de una vez incluyan que los candidatos a un trabajo tendrán 10 puntos si son afiliados al PP y ya está», según ha dicho Gómez.

UNANIMIDAD

El pleno fue unánime en puntos como la creación de sendos grupos de trabajo para seguimiento de los contratos administrativos de la escuela de equitación de Vilamarín y del aparcamiento del hospital Santa María Nai.

También para instar al Gobierno estatal a que garantice el mantenimiento de los ocho partidos judiciales existentes en la provincia, en la votación de una moción del PP que sustituyó a otra más amplia de la Plataforma social Xusticia para todos, presentada conjuntamente por BNG y PSOE.

Asimismo, unánime fue el requerimiento al ministerio de Fomento para que repita la exposición pública del proyecto de la autovía A-76 de Ponferrada a Ourense, y el respaldo a la petición vecinal de que se termine la variante prevista de la A-52 hasta Verea.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar