Consternación por la muerte del matrimonio

El alcalde de Foz, Jorge Javier Castiñeira, ha manifestado este viernes que los vecinos del municipio están «consternados» tras la muerte de un matrimonio, ella originaria de Segovia y él de Asturias, en lo que supone un nuevo caso de violencia de género.

Castiñeira ha comentado que, al acercarse al domicilio de la pareja, donde fueron hallados los cadáveres del matrimonio, «personalmente la consternación fue absoluta».

El regidor focense ha dicho que no se podía «imaginar» que pasara esto a «esta familia», que «pudiese llevar al asesinato de una mujer y el posterior suicidio del marido». «Hoy en el pueblo, un pueblo mediano, tranquilo, estamos consternados, compungidos», ha sostenido.

Además, ha puntualizado que se trata del primer caso de violencia de género en el municipio desde hace «más de treinta años». «Nuestro más sentido pésame para la familia y nuestra total repulsa y condena a todo caso de violencia de género», ha abundado.

Sobre el presunto homicida que acabó suicidándose, ha dicho el alcalde que era «una persona muy seria y muy educada», aunque ha precisado que «en los últimos años pasaba por un periodo de depresión importante y hace un año se abortó un intento de suicidio». «No sé qué pudo pasársele por la cabeza», ha sentenciado.

El nuevo caso de violencia de género en Foz se suma al anterior registrado en Lugo, donde una mujer de etnia gitana murió a manos de su pareja y al doble crimen de mujer y suegra en Cervo.

El matrimonio se había instalado hace 35 años en el municipio mariñano. El hombre, M.G.R., de 69 años de edad, procedía de Asturias y trabajó como ingeniero en Alcoa, y la mujer, de 72 años, era originaria de Segovia, según ha confirmado el alcalde focense.
HECHOS

Fue un hijo de los fallecidos en que avisó a la Guardia Civil, que halló los cuerpos sobre las 22,30 horas del jueves en la vivienda familiar en la localidad de Foz.

El cuerpo de la mujer, M.E.R.Q., de 72 años, se encontraba en el interior del domicilio con un disparo y el del marido, M.G.R., de 69 años, estaba en un anexo, también con un impacto de arma de fuego.

Al lugar de los hechos se desplazaron efectivos de la Policía Judicial y de Seguridad Ciudadana del Instituto Armado, así como el juez de guardia y un forense.

«FIRME CONDENA» DE LA XUNTA

El Gobierno gallego ha expresado su más firme condena por «el acto de violencia de género» que acabó con la vida de una mujer de 71 años, cuyo cadáver fue encontrado en su domicilio familiar de Foz, en Lugo. La Xunta ha ratificado que es la tercera muerte por violencia machista registrada este año en Galicia, al tiempo que ha realizado un llamamiento a toda la sociedad para que colabore para finalizar con esta lacra.

En el caso de Foz no se tiene constancia de denuncia previa alguna. Por ello, ha subrayado la importancia de que las mujeres que sufren malos tratos acudan a los servicios existentes en Galicia para informarse y asesorarse, y de que denuncien a sus agresores, lo que permite activar los mecanismos de protección necesarios.

El Gobierno gallego ha reiterado su apoyo a las víctimas de este tipo de actos violentos y ha apelado a la «corresponsabilidad» de toda la ciudadanía en la «erradicación» de este problema público y social «de primer orden».

La Xunta recuerda a las víctimas que tienen a su disposición el teléfono gratuito 016, que garantiza la confidencialidad de la llamada, ya que no queda registrada en la factura telefónica.

Además, fruto de un acuerdo con el Gobierno central, las llamadas que se produzcan al 016 desde el ámbito territorial de Galicia se derivan automáticamente al teléfono 900400273 o al 112 en el caso de que la usuaria precise atención de emergencia.

El próximo lunes 28 de abril, a las 12,00 horas, el Gobierno gallego realizará una concentración de condena de este acto de violencia de género en el que se mantendrá un minuto de silencio en el edificio administrativo de San Caetano y en las delegaciones territoriales de la Xunta.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar