Endesa pone a prueba un camión alimentado con gas natural

Endesa As Pontes_camión de gas licuado_en proba

Un camión que consume gas natural licuado y que reduce las emisiones de CO2 a la atmósfera y el gasto en combustible en comparación con uno convencional de diésel realizará, en período de pruebas, el transporte de carbón entre la terminal de Endesa en el Puerto Exterior de Ferrol y la central térmica de As Pontes, en A Coruña.

La experiencia piloto se realiza con un vehículo de la compañía Iveco y la participación de la empresa de transportes Hijos de Justo Martínez Estéllez, que en la actualidad cuenta con 16 vehículos propios para realizar el transporte entre Ferrol y As Pontes.

El vehículo de Iveco que se utiliza para esta experiencia piloto y que se fabrica en Madrid permite reducir las emisiones de partículas en un 95% y en torno a un 10 por ciento de dióxido de carbono (CO2) respecto a un vehículo diésel, lo que supone casi 85 toneladas menos de emisiones anuales de CO2 a la atmósfera. Además, el motor es entre un 50% y un 75% menos ruidoso, lo que rebaja las emisiones acústicas entre 3 y 6 decibelios.

El camión que se ha comenzado a probar es el modelo Stralis y dispone de un depósito de 567 litros de gas natural licuado y cuatro bombonas de gas natural comprimido, lo que le proporciona una autonomía de 750 kilómetros.

El responsable de venta de vehículos especiales de Iveco en España y Portugal, Italo Palmerini, ha cifrado, además, en un 12 por ciento la rebaja en el coste global de mantenimiento de estos vehículos, y en una cifra de entre un 20 y un 30 por ciento la reducción del gasto en combustible.

La terminal portuaria de Endesa en Ferrol recibe entre 3 y 5 millones de toneladas de carbón al año, procedente de Indonesia, y se realizan entre 120.000 y 150.000 transportes desde esta terminal hasta la unidad de producción térmica de As Pontes, en un trayecto de 47 kilómetros de autovía y con un desnivel de 354 metros de altitud.

Al día, se transportan hasta As Pontes unas 20.000 toneladas de hulla, en una operación en la que participan las 21 personas de la plantilla de Endesa en la terminal y otras 200 de empresas contratistas.
EL PRIMERO

En España es habitual el uso de vehículos que consumen gas natural en autobuses o para recogida de basuras, como resaltó la responsable de comunicación de Iveco, Ana Montenegro, si bien el que ha comenzado a probarse en Endesa sería el primero utilizado para transporte de carbón.

Endesa emplea los muelles de Ferrol desde la década de los años 90 para el suministro de carbón a la Unidad de Producción Térmica de As Pontes. En 2009 comenzó a operar en el puerto exterior de Caneliñas, en el que puede recibir cargueros de 170.000 toneladas y 21 metros de calado.

La terminal del puerto exterior, desde su entrada en servicio, ha sido utilizada por 130 barcos que han descargado un total de 17,4 millones de toneladas de hulla. En el primer trimestre del año, han entrado ocho buques, con 1.070.000 toneladas de mineral. Esta semana, la terminal se encuentra casi al tope de su capacidad, con 300.000 toneladas de carbón.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar