Muere en el cárcel de Bonxe uno de los dos acusados por el crimen de Xermade

Vivienda familiar de Xermade en la que tuvo lugar el crimen
Casa de Xermade donde fueron asesinados en mayo de 2012 un septuagenario y su hijo y herida grave la madre.

J.J.C., uno de los dos acusados por el crimen de Xermade (Lugo), ha fallecido en la prisión de Bonxe en la que permanecía ingresado desde su detención, según ha informado el tanatorio de Vilalba al que ha sido trasladado.
El fallecido, alias ‘el Pibe’, vecino de Vilalba, permanecía en Bonxe tras los hechos sucedidos en 2012 y por los que murieron dos personas, un septuagenario y su hijo, y quedó gravemente herida la esposa y madre de estos.
Junto a él fue detenido otro joven, también vecino de Vilalba, como presunto autor del doble crimen, B.L.O., aunque la investigación apuntaba al ahora fallecido como principal responsable.

 

Xermade_2
Los hechos sucedieron el 22 de febrero de aquel año en una casa de la parroquia de Burgás, en el municipio de Xermade. Los autores del crimen accedieron durante la noche a la vivienda donde residían las víctimas, a las que «con gran violencia atacaron», según destacó en su día la Guardia Civil.
V.H., de 74 años, y su hijo E., de 51, resultaron fallecidos y D.R., de 77 años, esposa y madre, respectivamente, de las víctimas, gravemente herida.

PRUEBAS

Una vez recabadas diversas pruebas e indicios sobre la supuesta participación de estas personas en el asalto a la vivienda, se procedió a la detención de B.L.O. cuando pretendía tomar un vuelo en el aeropuerto de Lavacolla con destino a Ibiza. Simultáneamente fue arrestado en una vivienda de Vilalba J.J.C.
Durante el operativo policial desplegado, la Guardia Civil realizó cinco registros en la provincia de Lugo –cuatro en Vilalba y uno en Abadín–, domicilios y propiedades de los detenidos y de personas relacionadas con ellos, donde los agentes intervinieron diversos efectos de interés para la investigación y siete vehículos.

ÚNICO IMPUTADO

La defensa del ahora único imputado en la causa comunicó en febrero que pedirá que su cliente sea absuelto o, en su caso, que se califique como «cómplice».
Ya en marzo, el letrado estimó que en un mes, «más o menos», se celebraría el juicio, con intervención de jurado, toda vez que las diligencias ya estaban en la Audiencia Provincial y al faltar únicamente que esta fijase fecha .

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar