Barreras recibe nuevos y cuantiosos contratos

 

El presidente del astillero Barreras, José García Costas.

 

   El presidente de Hijos de J. Barreras, José García Costas, ha anunciado este viernes que el astillero vigués recibirá un nuevo encargo «muy fuerte y muy avanzado», que pondrá en marcha «antes de que finalice el verano», momento en que deberían tener «pedidos suficientes para cuatro o cinco años».

   Tal y como ha trasladado en una rueda de prensa el también presidente de la Cámara de Comercio, este proyecto será «superior» a los que tienen actualmente, aunque ha descartado aportar más información a la espera de que el contrato esté «firmado, santificado y con dinero ingresado para poder arrancar».

Preguntado por los periodistas sobre si se trataría del barco más grande construido hasta ahora por el astillero, García Costas ha aclarado que, al menos por ahora, Barreras «no puede construir barcos de más de 200 metros de eslora».

Acerca del flotel encargado por la petrolera mexicana Pemex, el presidente del astillero ha señalado que «se está trabajando en él» con los materiales que tienen, pero que, para que se pueda apreciar la parte visible de la construcción en la grada de Beiramar, habrá que esperar a la primera quincena de mayo, cuando les llegará «el pedido fuerte de chapa».

«El poner un barco de ese porte en funcionamiento no es un tema fácil, hay planos que aprobar, estudios que hay que hacer y el canal de experiencias no está sólo a nuestra disposición y tiene que hacer una serie de pruebas con los datos», ha indicado García Costas, que ha aclarado que todos esos procesos «están en marcha».

 

Barreras_fachada

 

 

OTROS ENCARGOS

En relación al encargo del atunero, ha recordado que «hace meses que está firmado» y que, aunque hubo «algunas dificultades» con la licencia de pesca –necesaria para obtener el respaldo financiero– «todos estos temas están resueltos» y se espera que se pueda iniciar su construcción «al mismo tiempo que el flotel».

Sobre los demás pedidos, entre los que se encuentran cinco barcos, tres buques-tanque y tres estimuladores de pozos de petróleo, ha hecho hincapié en que se trata de «procesos largos» pero que «no hay un paso atrás» ni «ningún obstáculo».

Tal y como ha comunicado, durante los últimos dos meses el astillero también ha estado haciendo un lavado de cara interno y externo de sus instalaciones para poder ubicar en ellas el departamento de producción e implantar un nuevo departamento de informática. «Estamos felices y contentos, responsabilizados y trabajando mucho», ha concluido.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar