La nueva sala de hemodinámica del HULA atiende ya los infartos

Hospital Lugo Lucus Augusti

   La Consellería de Sanidade sostiene que la apertura de la sala de hemodinámica del Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA), en diciembre de 2013, ha evitado el 90 por ciento de los traslados de pacientes con infartos o anginas a otras provincias y asegura que la dotación futura de alta tecnología para este hospital, en proceso de adjudicación, evitará también el traslado de otros pacientes, como los enfermos de cáncer.

   Así lo ha señalado este jueves el director xeral de Asistencia Sanitaria del Sergas, Félix Rubial, que ha comparecido en la Comisión de Sanidade para responder a una pregunta presentada por la diputada de AGE Eva Solla en relación a las condiciones sanitarias de los pacientes de cáncer y con cardiopatías isquémicas en la provincia de Lugo.

En su intervención, Eva Solla ha calificado de «insuficientes» los servicios con los que estos pacientes cuentan en el Hospital Lucus Augusti, que no dispone todavía de servicios de alta tecnología y cuya sala de hemodinámica está activa «con horarios y días limitados».

Eva Solla se ha referido a una comunicación de la Sociedad Española de Cardiología, que alertó recientemente de que «la mortalidad por infarto en Lugo dobla a la de áreas como A Coruña, Santiago o Vigo», que «disponen de unidad de hemodinámica». Al mismo tiempo, ha criticado que «miles de personas» de esta provincia tengan que ser trasladadas a otros hospitales para someterse a tratamientos de cateterismo o a terapias contra el cáncer, lo que supone riesgo para su vida y un «elevado coste» para la Administración».

Por ello, Solla ha preguntado al director xeral acerca del número de pacientes que tienen que ser trasladados a hospitales de otras provincias por este motivo, así como los fallecimientos producidos durante el traslado.

MÁS DE UN MILLAR

En su respuesta, Félix Rubial ha explicado que en el año 2011 fueron 1.164 los pacientes con cardiopatía isquémica trasladados a hospitales de otra provincia desde Lugo, mientras que en 2012 fueron 1.159 y en 2013 ascendieron hasta los 1.304, de los que 206 provenían del área norte de Lugo, 880 del área centro y 218 del área sur.

Durante el traslado, ha añadido, en 2011 falleció un paciente afectado por estas patologías, en 2012 fallecieron tres pacientes y en 2013 falleció un paciente.

En cuanto a los pacientes con cáncer trasladados para recibir un tratamiento de radioterapia desde Lugo a otras provincias, en 2011 fueron 662, en 2012 fueron 715 y en 2013 fueron 705, de los que 161 provenían de la zona norte, 512 de la zona centro y 32 de la zona sur.

Sin embargo, Félix Rubial ha señalado que la apertura de la sala de hemodinámica del HULA ha «mejorado la situación» y está «evitando» el 90 por ciento de los traslados de pacientes con cardiopatía isquémica. En cuanto a los enfermos de cáncer, el director xeral ha recordado que Sanidade está «inmersa» en un proceso de adjudicación de alta tecnología que «dotará al HULA de infraestructuras necesarias para evitar estos traslados».

Finalmente, Félix Rubial ha rechazado los datos que apuntan que la tasa de mortalidad por infartos en Lugo sea más elevada que en otras provincias y ha señalado que, si se adaptan estas estadísticas a la distribución por edades, «las tasas de mortalidad estandarizadas son incluso inferiores» a la media.

COBERTURA SANITARIA

En la Comisión de Sanidad de este jueves ha participado también el secretario xeral técnico de la Consellería de Sanidade, Antonio Fernández-Campa, para dar respuesta a una pregunta formulada por la diputada del BNG Montse Prado sobre la asistencia sanitaria a gallegos residentes en el exterior.

En concreto, Montse Prado se ha referido a la Ley de Cohesión del Sistema Nacional de Salud, que «vincula el derecho a la prestación sanitaria con la residencia en el Estado Español» y que «deja sin cobertura» a aquellas personas que «residan fuera del Estado por más de 90 días» y no coticen.

Con ello, Montse Prado ha considerado que «muchos jóvenes» gallegos se quedarán «en el limbo» en esta materia cuando salgan al extranjero a intentar encontrar una salida laboral. «Y a su regreso, la recuperación de la prestación no es inmediata», ha criticado la diputada nacionalista.

Para Montse Prado, esta medida no se toma «para ahorrar», sino que responde a «un cambio de valores» donde se «introduce» la idea de que «la asistencia sanitaria hay que pagarla».

En su respuesta, Fernández-Campa ha garantizado que los gallegos que vuelvan a residir en España tras un periodo en el exterior «estarán absolutamente cubiertos en todos los supuestos» y que únicamente no contarán con asistencia sanitaria si residen en otro país con carácter «permanente», en cuyo caso debe hacerse cargo de su asistencia el sistema de este país.

Sobre el hecho de que, a su regreso, los ciudadanos no recuperen la asistencia de forma «inmediata», sino que deban solicitarla y justificarlo, Fernández-Campa ha considerado «razonable» que la Administración cuente con un plazo para «comprobar que esa persona que vuelve a España no tiene un seguro en el Estado en el que ha trabajado que deba pagar su asistencia sanitaria», ha sentenciado.

ENFERMOS CRÓNICOS

Finalmente, Félix Rubial ha defendido durante la Comisión la figura del ‘paciente experto’ en el asesoramiento a enfermos crónicos, aunque desde la limitación de que se trata de una figura «complementaria» al trabajo de los profesionales.

La diputada del PSdeG Carme Acuña ha formulado al director xeral una pregunta sobre la asistencia sanitaria a enfermos crónicos, en la que, entre otros asuntos, se cuestionaba la «sustitución» de los «sanitarios formados» por «pacientes expertos» en el asesoramiento a este tipo de enfermos.

En su intervención, Félix Rubial ha señalado que incrementar la competencia en el autocuidado de los pacientes crónicos es «una inversión muy rentable» y ha defendido la figura del ‘paciente experto’ como un «método evaluado» y que resulta «efectivo» en este campo.

No obstante, la Consellería de Sanidade considera que esta figura es «complementaria» del profesional sanitario y no «excluyente». «Estamos apostando por la formación», ha indicado Félix Rubial, que ha destacado las ventajas de que un paciente que sufre una enfermedad esté capacitado para asesorar a otro en situaciones similares.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar