El socialista Caamaño cree que la supresión de los partidos judiciales «viene de la derecha judicial»

Caamaño_portada
El PSdeG atribuye el anteproyecto de reforma de la ley orgánica del poder judicial aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy, que plantea la supresión de 41 de los 45 partidos judiciales con que cuenta Galicia, a la «presión de algún sector de la derecha judicial que quiere ser no juez, sino magistrado juez», de modo que su trabajo lo desarrolle «en ciudades y no en villas».

Además, advierte de que su aplicación «tiene un impacto en la economía y en la demografía de Galicia tremendo», debido a las particularidades de la comunidad en cuanto a dispersión y envejecimiento poblacional, lo que supone mayores dificultades para desplazarse a las cuatro capitales de provincia –que serían las únicas que seguirían teniendo partidos judiciales–.

Así lo ha denunciado en rueda de prensa el diputado socialista Francisco Caamaño, exministro de Justicia en el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, que, según ha puntualizado, propuso la idea de crear tribunales de instancia, pero es «falso» que su puesta en marcha haga preciso eliminar los partidos judiciales, unidades territoriales para la administración de justicia conformadas por uno o varios municipios limítrofes.

Junto a Carmen Gallego, viceportavoz del grupo parlamentario del PSdeG, Caamaño ha explicado que los tribunales de instancia tienen «ventajas organizativas», pues suponen acabar con la necesidad de crear un nuevo juzgado para cada nuevo juez. Por el contrario, con este modelo, por el que apostó en su día y apuesta actualmente el PSOE, cada tribunal puede agrupar a varios jueces, que compartirían una única oficina judicial, pero en cualquiera de las 45 zonas en que existen partidos judiciales hoy en día en la Comunidad gallega.

El extitular del Ministerio de Justicia ha pedido acabar con «la confusión» que, según ha dicho, intenta generar el Partido Popular –en concreto ha criticado a la portavoz del PPdeG, Paula Prado–, al vincular tribunales de instancia con desaparición de partidos judiciales. «Suprimir los partidos judiciales es una idea de Gallardón, la de concentrar la Justicia y alejarla de la gente», ha aseverado. «Esta no es nuestra reforma», ha agregado la parlamentaria Carmen Gallego.
«PIERDEN LAS PERSONAS Y PIERDEN LOS TERRITORIOS»

Al respecto, Gallego ha destacado el rechazo del PSdeG a una medida que significa «alejar todavía más la Justicia de los ciudadanos» y, además, implica, a su juicio, reducción «de posibilidades de empleo y de riqueza», por todos los puestos de trabajo que los juzgados llevan aparejados. También ha alertado del riesgo de un mayor incremento del despoblamiento del rural gallego, antes de resumir que, «con esta reforma, pierden las personas y pierden los territorios».

La socialista ha retado al PP gallego a posicionarse, en rechazo de una «doble cara» que ha ilustrado con el caso de la reforma local. «No puede ser intentar quedar bien con los vecinos ahora que vienen unas elecciones y luego intentar escapar a la verdad», ha incidido.
INICIATIVAS, CAMPAÑA INFORMATIVA Y MOCIONES

En este sentido, ha apuntado que su grupo ha presentado multitud de iniciativas en sede parlamentaria –para su debate en pleno y en comisión– destinadas a forzar que los populares voten si respaldan o no, por ejemplo, la supresión «del partido judicial de Cangas». Así, partido por partido.

También ha avanzado que el PSdeG iniciará una campaña informativa por todo el territorio y presentará mociones para que las corporaciones locales también «se manifiesten». «Esta reforma impide el acceso y rebaja la democracia, discrimina en función de los ingresos pero también en función de donde vives», ha remachado.

Por ello, tanto Gallego como Caamaño han instado al líder del PPdeG y presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a «poner freno» a la norma, cuyo anteproyecto aprobó el Consejo de Ministros el pasado viernes.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar