El sector asocia los accidentes en pesqueros a la «fatiga» y el «incumplimiento» de descansos

 

   Representantes del sector marítimo gallego apuntan a la «fatiga» y al «incumplimiento» de los descansos como algunas de las causas del aumento de accidentes en pesqueros, junto a factores como los «errores humanos».

   Por ello, reclaman medidas como que se aumente la tripulación «mínima» exigida o que se realicen más inspecciones, como apunta el responsable de UGT-Mar en Galicia, Luis Figueora, tras las últimas catástrofes del ‘Santa Ana’ y el ‘Mar de Marín’.

Al respecto, Figueroa se remite a datos del Instituto Galego de Seguridade e Saúde Laboral (Issga) que cifra el aumento en un 32% de los accidentes graves en la pesca en 2013, con un total de 58 frente a los 44 contabilizados en 2012.

Según estos datos, los accidentes graves y mortales registrados en la provincia de A Coruña en el último ejercicio fueron 36, cuando en el año anterior se habían contabilizado 18. En Lugo, en 2012 solo se registró un caso, mientras que en 2013 alcanzó los cuatro.

FALLECIDOS O  DESAPARECIDOS

En la provincia de Pontevedra, sin embargo, descendió de 25 casos en el año 2012 a 18 en el 2013. En cuanto a fallecidos registrados por el Issga, pasaron de cinco en el año 2012, a siete en el 2013. En concreto, tres trabajadores del mar perdieron la vida en la provincia de A Coruña, otros tantos en la de Pontevedra y el séptimo caso se registró en Lugo.

«En lo que va de año ya hemos alcanzado la escalofriante cifra de 13 fallecidos o desaparecidos», apunta Luis Figueroa, responsable de UGT-Mar en Galicia, en alusión a los casos del ‘Santa Ana’ y del ‘Mar de Marín’. A estos, se suma el marinero fallecido del nasero ‘Nueva Sara’ que se fue a pique, en febrero de este año, cerca del islote de A Marola, frente a las costas de Dexo, en el municipio coruñés de Oleiros.

Mientras, según datos de la Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo (Sasemar), hasta este año, el mayor número de fallecidos y desaparecidos en emergencias en pesqueros atendidas por este servicio en la costa gallega se concentró en los años 2010 y 2011 con seis y cinco casos, respectivamente. Hasta el 4 de abril, sin embargo, han sido ya seis, mientras que a nivel estatal se han contabilizado 15 casos.

SINIESTROS EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

A estos, se suman otros como el ‘Dadimar Dos’, que registró un accidente el pasado 20 de noviembre en aguas de Cabo Verde debido a una vía de agua y un incendio; el ‘Ghandi’, hundido el 22 de noviembre frente a las Costa de Lisboa debido también a una vía de agua o el ‘Francés’, el 31 de noviembre también por una vía de agua y frente a las costas lusas.

El ‘Siempre Diana’ que volcó en abril de 2004 frente a la costa de Malpica (A Coruña); el ‘Bearro Tercero’ que se hundió en septiembre de 2010 en Burela (Lugo), el ‘Laberco’, hundido en 2009 frente a las costas de Carnota (A Coruña) conforman parte de la lista de barcos gallegos siniestrados, según recuerda el representante de UGT-Mar en Galicia.

Desde el sector, se apunta a diferentes causas. Desde «el error humano», asegura el presidente de la Federación Galega de Confrarías, Benito González, hasta el incumplimiento de los turnos de trabajo y de las horas de descanso que cita el representante de UGT-Mar.

«Debe haber un descanso ininterrumpido de ocho horas y esto se incumple», señala Luis Figueora, que aboga porque en el puente haya «dos personas», en lugar de uno como asegura ocurre en algunos casos. Además, remarca, sobre situaciones en las que se deja los pilotos automáticos, que estos «fallan». «Fallan también los radares y debe haber una persona para controlar esto», añade.

MÁS CONTROL Y TRIPULACIONES

Sobre la formación de la tripulación, considera que hay cursos suficientes y cree que la solución para evitar más muertes de este tipo pasa por implementar medidas como «inspecciones de madrugada en los barcos para comprobar «que se cumplen las normas y los horarios».

«Igualar la pesca a la Marina Mercante, donde se es más estricto, hay comités de empresa y delegados de prevención a bordo», matiza. También propone incrementar «las tripulaciones mínimas» por barco para poder garantizar los descansos. «Si se hubieran incrementado las tripulantes mínimas, el 95% de estas muertes no se estarían lamentando», sentencia.

Luis Figueroa pide, además, al sector a anteponer su seguridad. «A lo mejor para incrementar estabilidad, hay que perder bodega –señala en alusión a las capturas recogidas–, pero antes están las vidas», insiste.

Asimismo, insta a las autoridades a realizar una «investigación exhaustiva para prevenir futuras catástrofes». En este sentido, denuncia  que «sospechosamente, se homologan barcos que rozan los límites de la legalidad», advierte.

FACTOR HUMANO

Desde la Federación Galega de Confrarías, su presidente destaca que el caso de la flota de cerco y bajura no son tan frecuentes estas catástrofes, pese al accidente registrado en febrero en Oleiros. Así, remarca la práctica ausencia de incidentes de este tipo «pese al temporal que hemos pasado». Sí subraya el hecho de que los casos se estén produciendo cerca de «tierra». «Errores siempre hay», apunta como otra posible causa.

En relación con el último siniestro, en Vigo, el presidente de la Asociación de Titulados Náutico-Pesqueros (Aetinape), José Manuel Muñiz, vincula lo sucedido a una «concatenación de diversos errores humanos». No obstante, considera que habría que «buscar» en el ámbito «laboral» el porqué «a tanta inexpliclabe tragedia».

En este sentido, Muñiz lo relaciona con situaciones como el «estrés o la fatiga» y recuerda que así lo apuntan informes de la Organización Marítima Internacional y de la Organización Internacional del Trabajo, en alusión a las principales causas de la siniestralidad en el mar.

Por su parte, desde el ámbito empresarial, se ha apostado por nuevos dispositivos como el implantado ya en tres barcos por la empresa gallega Kafloat, un sistema para dotar de flotabilidad a los barcos de hasta 30 metros de eslora en caso de una vía de agua o un siniestro.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar