Salustiano Mato, reelegido rector de la Universidad de Vigo

image

Salustiano Mato ha sido reelegido este martes como rector de la

Universidade de Vigo, con 751 votos, en unas elecciones marcadas por

la baja participación y por el número de votos en blanco, muy superior

a los apoyos recibidos por el propio rector, según los datos

provisionales publicados tras finalizarse el escrutinio.

 

Mato, aspirante a la reelección por Alternativa Universitaria, era

el único candidato en estos comicios, en los que casi 22.500 personas

–entre estudiantes, personal docente e investigador y PAS– tenían

derecho al voto.  Las elecciones se han desarrollado sin incidentes

desde las 10.00 hasta las 19.00 horas, en las 23 mesas distribuidas en

los tres campus: Vigo, Ourense y Pontevedra.

 

 

Tras el escrutinio, se ha constatado que sólo 1.950 personas –un

8,6% de la comunidad universitaria– han ejercido ese derecho al voto

–lo que supone un 14% menos de participación que en las anteriores

elecciones–, de las que 751 han apoyado la candidatura de Mato,

mientras que se han registrado 908 votos en blanco y 291 votos nulos.

 

 

El actual rector, que comienza su segundo mandato consecutivo, ha

obtenido 419 apoyos en el campus de Vigo, 177 en el de Ourense y 155

en el de Pontevedra; éste último ha sido el único en el que ha habido

más votos para su candidatura que votos en blanco.

 

 

Después de conocer los resultados, Mato ha manifestado su

compromiso de seguir con el trabajo que comenzó hace cuatro años y

cumplir con su proyecto de «poner a la universidad en el mundo,

conseguir nuevos hitos, que desarrolle todo su potencial internacional

y que sea dueña de sí misma».

 

 

Además, ha considerado dentro de lo «esperable» la baja

participación de estos comicios, lo que ha relacionado con la ausencia

de candidaturas alternativas a la suya y a la falta de votaciones a

claustro en varios centros.

 

 

En relación al alto número de votos en blanco, el rector ha

señalado que pueden significar «muchas cosas, desde el escepticismo, a

una expresión de neutralidad, un voto de castigo…», en todo caso ha

destacado que «el denominador común es que la gente fue a votar y

participó», algo que había estado pidiendo durante toda su campaña

electoral, que dio comienzo el pasado 18 de marzo.

 

SECTORES

 

Por sectores, los profesores y doctores con vinculación permanente

a la Universidad (PDI A) han sido los que más han participado, un

66,63 por ciento, mientras que los estudiantes han sido el colectivo

universitario que menos ha ejercido su derecho al voto, tan solo un

2,92 por ciento.

 

 

El sistema de elección del rector es por voto ponderado, es decir,

no tienen el mismo peso los votos de todas las personas que están en

el censo electoral de la Universidad. Así, los profesores y doctores

con vinculación permanente a la Universidad (PDI A) representan el 51

por ciento sobre el total, los PDI B el 9 por ciento, los estudiantes

el 30 por ciento, y los PAS el 10 por ciento.

 

 

Asimismo, las elecciones de este martes también han estado marcadas

por los bajos índices de votaciones a Claustro en los sectores PDI y

de estudiantes en varios centros y facultades de los tres campus

universitarios.

 

CAMPUS

 

En lo relativo al campus de Ourense –donde se ha registrado un

alto número de votos en blanco– su nuevo vicerrector, Virxilio

Rodríguez, ha hecho hincapié en que «es necesario implicar más a la

comunidad universitaria en las actividades, en el gobierno de la

institución y en su futuro», por lo que, ha señalado que, durante la

nueva legislatura, pretenden impulsar «una política presidida por el

diálogo constante».

 

 

Por su parte, en Pontevedra, Alternativa Universitaria obtuvo en

todos los sectores más votos que los emitidos en blanco. El nuevo

vicerrector del campus pontevedrés, Juan Manuel Corbacho, ha expresado

su satisfacción con unos resultados «que muestran un apoyo mayoritario

en todos los sectores», a pesar de los bajos índices de participación

–especialmente del alumnado–.

 

 

Corbacho ha indicado que, entre sus objetivos está la implantación

«definitiva» del proyecto de especialización del Campus Crea, que

pretende convertir en «una marca internacional de prestigio», y del

Green Campus. Además, intentará consolidar las titulaciones, conseguir

las instalaciones específicas que necesitan los distintos centros y

«acercar» la universidad a la ciudadanía.

 

 

Será después de Semana Santa cuando el nuevo equipo comience a

trabajar y cuando se lleve a cabo un acto oficial de toma de posesión

en el cargo, cuya fecha todavía está por confirmar a la espera de

concretar una fecha con la presidencia de la Xunta.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar