La comunidad gitana pide al Valedor amparo para las mujeres

Sinaí e comunidade xitana

El presidente de la Sociedad Gitana en Galicia, Sinaí Jiménez, y la hija de la mujer de Vilaboa asesinada por su marido, María Jiménez, han acudido este jueves hasta la sede en Santiago del Valedor do Pobo para pedirle de manera oficial que apoye iniciativas de mejora de la situación del colectivo, entre las que se sitúa la creación de unas oficinas de asesoramiento para mujeres gitanas en cuestiones «matrimoniales y de otra índole», que impidan que se repitan casos de violencia de género.

Según ha explicado Sinaí Jiménez, han pedido al Valedor que haga «llegar al Parlamento y a la Xunta» la «necesidad que hay de impulsar iniciativas reales» y «con presupuesto» para «luchar contra la discriminación que sufre la sociedad gitana y en particular las mujeres gitanas».

En este sentido, ha señalado que la Sociedad Gitana reclama «hace tiempo» la creación de unas «oficinas estables de asesoramiento integral a favor de la igualdad de la oportunidades» de las mujeres gitanas, aunque, «cuando se presentan los proyectos parece ser que hay falta de recursos».

Según Sinaí Jiménez, estas oficinas, compuestas por personal del propio colectivo gitano, serían «un punto de apoyo para las mujeres gitanas de Galicia» para buscar «apoyo» y asesoramiento en «cualquier problema que tengan, bien matrimonial o de otra índole».

Dentro de estas oficinas, ha indicado, estaría integrado un «consejo de ancianos mixto» que resolvería a través del «diálogo» cualquier «tipo de problema matrimonial» para, a través de esta herramienta «luchar para que no vuelva a pasar lo que le pasó a Lupe Jiménez», la mujer de Vilaboa asesinada por su marido.
PUNTO DE APOYO CON PERSONAS GITANAS

Sinaí Jiménez ha evidenciado el problema existente en la poca confianza que las mujeres gitanas tienen en los organismos ya existentes en esta materia. «Ellas no confían en estas instituciones. Si las instituciones están en otra línea distinta a nuestros valores, no confían. Sin embargo, si tienen un punto de apoyo con personas gitanas, ahí sí va a haber confianza ‘para denunciar lo que les está ocurriendo», ha sentenciado.

El presidente de la Sociedad Gitana en Galicia ha destacado que, según su «propia cultura», las cosas «es mejor arreglarlas mediante diálogo» que «acabar en el juzgado». Por ello, en primera instancia, ha destacado el importante «papel» que juegan «los consejos de ancianos» y, si este enfoque «no funciona», se traslada «a las administraciones competentes».

La hija de Lupe Jiménez, que ha reclamado apoyo para esta iniciativa, se ha mostrado «segura» de que si esta herramienta hubiese existido «no habría pasado lo que ha pasado». «Queremos que sean posibles estas oficinas para evitar que vuelva a ocurrir lo mismo», ha sentenciado.
APOYO EN OTROS ÁMBITOS

Según Sinaí Jiménez, la idea es que estas oficinas ofrezcan también apoyo a la mujer gitana para «compaginar su vida laboral y social», a través de asesoramiento y una guardería para que puedan dejar a sus hijos mientras trabajan o se forman.

Además, constituirán un «punto de apoyo» para que este colectivo pueda solicitar las ayudas y subvenciones a las que tienen derecho, dado que las mujeres gitanas «desconocen los requisitos y no ejercen su derecho».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar