Caso Asunta: El abogado del tercer imputado confía en la contaminación en la camiseta

Basterra_Porto_Asunta_policía_rexistro_DOBLE_portada El abogado del tercer imputado por el crimen de Asunta, Alberto Martín, cuyo perfil genético apareció en la camiseta de la niña, ha dicho que no cree que los peritos de la Guardia Civil que declaran este martes reconozcan que efectivamente se produjo una contaminación que llevó a que el semen con el ADN de su cliente acabara en esa prenda, pero sí ha pedido que admitan que «se ha podido producir».

«Espero que realmente expliquen cómo se ha producido el proceso de forma que podamos saber, no si se ha producido la contaminación, sino si se ha podido producir, que creo que es lo más importante», ha indicado Alberto Martín a los periodistas antes de presenciar la declaración de los dos peritos en Madrid a través de videoconferencia, ya que el juez instructor y el resto de partes están en Santiago de Compostela.

«El hecho de que se haya producido, literalmente, no creo que lo reconozcan, lo lógico es que ellos ratifiquen su informe, pero en su informe hay una hipótesis de contaminación» que está «avalada por una serie de argumentos», ha añadido, subrayando la importancia de que se expliquen esos argumentos.

Según Martín, «las coincidencias de personal, de tiempo y de instrumental» en el análisis pericial y las pruebas testificales y gráficas aportadas para acreditar que su cliente se encontraba en Madrid el día que se cometió el crimen en Santiago –por el que además están imputados los padres de la niña, Rosario Porto y Alfonso Basterra– «ponen de manifiesto que se ha producido una contaminación, accidental o como fuere».

Al mencionar el análisis pericial, el abogado se refería al hecho de que en el laboratorio de la Guardia Civil en Madrid había un preservativo con el esperma de su cliente porque se le relacionó con una denuncia por violación que aún está sin juzgar.

Aunque ha destacado la relevancia que tendría el reconocimiento de una contaminación, Martín ha dicho que sería solo «una prueba más» que debería llevar a la desimputación de su cliente, algo que, según ha afirmado, están «esperando desde hace tiempo».
INVESTIGACIÓN EXTERNA, POCO VIABLE

El letrado ha insistido en que la Guardia Civil «no niega que haya contaminación», sino que simplemente dice que «no hay pruebas objetivas de que se haya producido». Pero «los guardias civiles también tienen que protegerse a sí mismos y es lo que están haciendo», ha agregado.

En su opinión, «habría sido mejor y más independiente una investigación externa» sobre la actuación de los servicios de criminalística de la Guardia Civil, aunque ha admitido que es una opción «poco viable».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar