Adiós al lider de la democracia

Adolfo Suárez_reza_comprimida

El expresidente del Gobierno Adolfo Suárez falleció en la clínica Cemtro de Madrid a las 15.03 horas de ayer domingo 23 de marzo «como consecuencia del empeoramiento de su enfermedad neurológica», según han informado en rueda de prensa la doctora Isabel de la Azuela.

El primer presidente de Gobierno de la democracia ingresó en la clínica el pasado lunes por una neumonía. «Aunque el proceso neumológico remitió, su enfermedad neurológica continuó avanzando hasta el final».

La doctora ha explicado que Adolfo Suárez ha fallecido a los 81 años «por EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) reagudizado, en el contexto de enfermedad de Alzheimer por deterioro neurológico severo». «Es la evolución natural de la enfermedad la que le ha llevado al desenlace final», ha asegurado.

Dicho esto, ha detallado que «no se han aplicado medidas extraordinarias en ningún momento, adoptando un tratamiento conservador de acuerdo con la limitación neurológica severa del paciente».

Igualmente, la doctora ha manifestado que Suárez «ha permanecido confortable con el tratamiento administrado, que se ha ido ajustando a sus necesidades con un buen control de los síntomas en todo momento». «Ha estado sereno, rodeado de su familia, con muy buena calidad de vida hasta el final de sus días», ha declarado visiblemente emocionada.

«Ha estado muy confortable. Se le ha ajustado el tratamiento de forma muy medida a las molestias y se le ha permitido estar muy sereno y muy cómodo en el avance de la enfermedad», ha manifestado la doctora, al tiempo que ha precisado que «como es la evolución natural del estos problemas, ha ido empeorando progresivamente el nivel de conciencia y los primeros días ha estado similar a la situación previa en el domicilio con un empeoramiento posterior neurológico».

«NO SE HA MOVIDO NADIE»

Preguntado sobre las últimas horas del expresidente del Gobierno, el doctor Pedro Guillén ha indicado que «no se ha movido nadie». «Toda la familia, nietos, hermanos, sobrinos… todo el mundo ha estado en la habitación desde siempre, desde hoy y siempre en la casa. Este hombre se ha llevado el calor, la cercanía y proximidad de la familia desde siempre», ha insistido.

«La vida es una persistente sucesión de acontecimientos… levantarte, acostarte, subir, bajar y esa persistente sucesión de acontecimientos da momentos tan tristes y tan poco gozosos como es este, que es la muerte de un hombre grande de la historia de España», ha destacado Guillén.

El director de la clínica madrileña donde permanecía ingresado Suárez desde el pasado lunes ha agradecido a la familia del expresidente del Ejecutivo la «confianza» y que eligiera su centro médico y ha asegurado que se han puesto todos los «medios técnicos y humanos» a su alcance. Además, ha destacado la «eficacia y constante tarea» de la doctora Isabel de la Azuela.

Por último, Guillén ha agradecido a los medios de comunicación su «respetuosa trayectoria», así como la «atención» que le han prestado a la situación del expresidente del Gobierno porque «éste era un hombre grande de la historia de España».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar