Juárez critíca que haya partidos que «ven el problema en la Policía y no en los violentos»

Manifestación cerco Santiago_Parlamento_lume carga policial

El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, ha asegurado que las protestas del cerco que terminaron con una carga policial no son «lo común» y ha censurado que «algunas opciones políticas entiendan que el problema es la Policía y no los violentos».

De esta forma, ha señalado que en Galicia, el año pasado, sólo «en cuatro o cinco» manifestaciones de más de 3.500 personas hubo que intervenir policialmente.

«En general las manifestaciones son pacíficas. Los ciudadanos expresan sus inquietudes de forma pacífica y cívica, y eso es de lo que nos debemos felicitar todos», ha señalado, antes de defender «esas circunstancias en que la Policía tiene que ejercer su labor, que es proteger la seguridad de todos», en referencia a intervención de Santiago el pasado martes.

Sin embargo, Juárez ha arremetido contra «algunas opciones políticas» con respecto a su opinión cuando «algunas personas que se manifiestan de forma violenta». «Algunas opciones políticas entienden que el problema es la policía y no los violentos», ha señalado.

«Incluso escuché que salieron algunos diputados a apaciguar los ánimos y a pedir a la Policía que parara, pero hay que pedirles a los violentos que paren, no a la Policía que hace su función», ha enfatizado Juárez en referencia a que parlamentarios acudieron, a petición de los encerrados, a transmitir la situación de los marineros que permanecían en el Parlamento a la espera de un acuerdo de los grupos y de una reunión con el Gobierno.

PETICIÓN DE EXPLICACIONES Y DIMISIÓN

Ante las peticiones de comparecencia del ministro del Interior, que pidieron el PSOE y el BNG, el delegado del Gobierno distingue que «pedir la comparecencia de un responsable político es la función de la oposición», al respecto de lo que ha señalado que de eso no tiene «nada que decir».

No obstante, después de que el Bloque también reclamase su dimisión por la intervención policial, ha señalado que el «sorprende» que se soliciten ceses «antes de saber lo que pasó».

«Lo normal es pedir una comparecencia, pedir una explicación y, una vez que se sepa lo que pasó, y se tenga esa explicación, pedir dimisiones también entraría dentro del juego político», ha concluido.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar