Escotet se compromete con los preferentistas

Escotet_Hostal

El presidente de Banesco –entidad propietaria de Banco Etcheverría, a la que se ha adjudicado Novagalicia Banco–, Juan Carlos Escotet, ha insistido en que «sigue por la labor de buscar una solución para los afectados» por preferentes y subordinadas, según ha indicado la plataforma de Vigo-Val Miñor, que ha señalado que el directivo «dio a entender que la solución no va a ser» lo que buscaban –la devolución del 100% de la inversión– sino que podría implicar «casi una quita, pero menor» que la actual.

Tal y como ha trasladado a Europa Press el representante de la plataforma en la comarca Vigo-Val Miñor, José Manuel Estévez, durante la reunión que este lunes mantuvieron varios representantes del colectivo con Escotet, este no profundizó «en el tipo de medidas» que va a tomar pero aseguró que «la solución iba a ser menos costosa que asumir las costas de un juicio» y que «pondrá medios para que sea menos traumático para los afectados».

«No pretendemos otra quita más, queremos el 100 por ciento de nuestros ahorros», ha subrayado el preferentista, que ha incidido en que «tiene que haber otros medios para tratar de compensar de algún modo a la entidad y poder devolver» todos los ahorros a los afectados.

Estévez ha indicado que consiguieron la reunión el pasado lunes, cuando observaron «movimiento» en la oficina principal de Novagalicia y tuvieron conocimiento de que en la sede se encontraba Escotet. «Fuimos a por él y accedió a reunirse con los cuatro coordinadores que estábamos allí», ha explicado.

Según ha comunicado a Europa Press, el presidente de Banesco se disculpó por no haber podido cumplir el compromiso que adquirió el pasado 20 de diciembre, cuando aseguró que resolvería el problema de los afectados «en no más 90 días», lo que justificó por los cambios que se han producido en el proceso de venta de la entidad –que no se hará efectivo hasta mayo–. Ante esta situación, Estévez ha expresado que les surge el temor de que el FROB pida retrasar este proceso «más tiempo».

«Ahora tenemos algo un poquito mas serio, nos parece una persona muy seria en todos los aspectos, y pensamos que el proyecto que tenga pensado va a hacer todo lo posible por llevarlo a cabo», ha indicado el portavoz, que ha concluido que, después, «quedará ver que el afectado esté de acuerdo o no con las condiciones, porque no deja de ser una imposición».
«REPULSA»

Los representantes de la plataforma en Vigo-Val Miñor también trasladaron a Escotet su «repulsa hacia ciertos directores de sucursales bancarias» que, dicen estos afectados, aseguraron que «no sabían nada de lo que vendían y que tenían presiones» mientras que en los juzgados «aseveran que explicaron perfectamente el producto que estaban colocando».

«Es falso, porque explicar el producto implica leer el folleto informativo completo y asegurarse de que el cliente lo ha entendido», ha recordado Estévez. Por todo ello, han pedido a los directores bancarios que «sean sinceros y, en la medida de sus posibilidades, no vayan al juzgado a mentir».

Asimismo, ha pedido que el banco deje de recurrir las sentencias judiciales, ya que «lo hacen por alargar los procedimientos cuando es más caro para la empresa». Escotet ha manifestado que, aunque no aprueba los recursos, de momento «no puede hacer nada porque no tiene la potestad y hay unas directrices marcadas», ha agregado el representante de la plataforma.

En todo caso, Estévez ha aseverado que seguirán movilizándose y que no van a parar «hasta que haya una solución encima de la mesa y el afectado tenga el dinero en su cuenta». «No hay otra vía a día de hoy, y aunque confiamos en que este señor es serio, no podemos parar de manifestarnos», ha indicado.
«ACTO POLÍTICO»

Estévez ha denunciado que el retraso de dos meses en la venta de la entidad financiera es «un acto totalmente político» que tiene relación con las elecciones europeas, puesto que, ha asegurado «quieren aprovecharse una vez más de los afectados para sacar rendimiento político».

Igualmente, ha criticado el acuerdo alcanzado este martes por unanimidad en el Parlamento de Galicia para «pedir la anulación de la quita» para los afectados porque cree que los partidos «quieren quedar bien».

«Ya se llevó algo parecido al Parlamento español y se dijo que no se aprobaba la anulación», ha indicado el portavoz. «¿A qué están jugando, a quedar bien diciendo que están peleando por nosotros precisamente dos meses antes de las elecciones? Es triste que nos estén utilizando dos años y cuarto después para tratar de sacar réditos electorales», ha criticado.

Por todo ello, afectados por las preferentes se han vuelto a congregar este miércoles ante la oficina central de Novagalicia Banco, en Vigo, donde han hecho un baile. «Si vosotros hacéis un teatrillo, nosotros también somos capaces de hacerlo en las calles», ha transmitido a los poderes políticos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar