Ourense: medidas equilibradoras do impacto do temporal na Limia

Delegado Goberno Júarez_subdelegado Ourense-rolda de prensa

Un informe de la Xunta y datos recopilados por la Delegación del Gobierno en Galicia, con las asociaciones agrarias, fueron enviados al Ejecutivo central para que estudie la inclusión de los daños provocados por los temporales en la comarca ourensana de A Limia, en el Real Decreto Ley del 21 de febrero que contempla la reducción de cargas fiscales y medidas para «paliar el impacto en empresas y particulares de las tormentas de viento y mar de los meses de enero y febrero de 2014», según el Real Decreto Ley.

El delegado de Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, explicó en rueda de prensa este miércoles que los daños provocados en bienes de propiedad estatal contarán con 1,2 millones de euros, que se destinarán en obras de reparación y mejora en las cuencas de los ríos Miño, Sil y Limia, pero no incluye los daños provocados al sector agrícola ni a infraestructuras municipales.

Por su parte, el presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, Francisco Marín, fue el encargado en la misma rueda de prensa de concretar el destino de esos fondos, tras recordar que en dos meses y medio, los lugares afectados recibieron «en sólo dos meses más del 60 por ciento de las precipitaciones registradas en un año normal».

La propuesta de ayudas estatales para particulares y daños municipales salió ya de Galicia y, según Juárez, está en estudio y desarrollo en varios ministerios implicados.
ZONA CATASTRÓFICA

Además, explicó que la figura de «declaración de zona catastrófica», regulada por una normativa de 2006 «no existe» y ahora el marco de ayudas en estos casos de los temporales, está diseñado con el Real Decreto Ley del 21 de febrero «y hay que desarrollarlo ahora y esperamos que se publique una Orden para incluir la propuesta de A Limia».

Marín detalló las actuaciones que comenzarán en breve en los dominios públicos estatales y que darán trabajo a más de 80 personas durante 4 ó 5 meses con carácter de emergencia «carácter diferente al de otras obras previstas en las cuencas por valor de 800.000 euros, en la provincia de Ourense pero sin relación con los temporales», aclaró.

Las actuaciones relacionadas con los temporales se reparten en cuatro bloques, dos destinado a la cuenca del río Limia por un total de medio millón de euros, para mejorar la capacidad hidráulica y desagüe de canales y regatos que lo alimentan, y aguas abajo, para reparar los daños ocasionados por el río Caldo frente al balneario de Riocaldo (Lobios).

Otros dos bloques de obras se desarrollarán en la cuenca y afluentes de los ríos Miño y Sil, por 150.000 euros, y otros 350.000 para reparar infraestructuras dañadas en A Veiga, Montederramo, Boborás y Lobeira, por una capacidad de desagüe insuficiente.
ORDEN DEL MINISTERIO DEL INTERIOR

El Real Decreto Ley del 21 de febrero, indica que los términos municipales y núcleos de población afectados a los que sean de aplicación las medidas «se determinarán por orden del Ministerio del Interior», y abre el camino para la aprobación de un catálogo de medidas que afectan «a varios departamentos ministeriales y abarcan aspectos muy diferentes, pues unas se dirigen a disminuir cargas tributarias, otras intentan paliar el impacto en las empresas y particulares afectados».

Todas las medidas que se adopten, según el texto legislativo, «responden a la necesidad inaplazable de hacer frente a las distintas catástrofes a las que se refiere y presentan directa conexión con ella, por lo que son extraordinarias y urgentes», y se refiere a los daños causados «en enero y febrero de 2014 por las tormentas de viento y mar acaecidas en la fachada atlántica y la costa cantábrica españolas».

Las ayudas están destinadas a paliar «daños personales, daños materiales en vivienda y enseres, en establecimientos industriales, mercantiles, agrarios, marítimo-pesqueros, turísticos y de otros servicios», entre otros aspectos abordados.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar