El diputado Fajardo, expulsado del pleno por un calificativo

Deputado Fajardo_AGE_escano

La conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, ha calificado de «tentativa de asalto al Parlamento» el encierro que cinco representantes del sector del cerco mantuvieron este martes en una sala del Pazo do Hórreo con el fin de reclamar el apoyo unánime de todas las fuerzas políticas y un compromiso de la Xunta para renegociar la cuota.

Precisamente, el encierro motivó que los diputados de la oposición no quisiesen intervenir más en la sesión plenaria mientras no se buscase una solución para el sector del cerco, lo cual supuso que la conselleira de Traballo compareciese ante las bancadas populares y algunos socialistas, que en todo caso no participaron en el debate.

«Ayer usted no estaba, ni siquiera para contarle a la gente, para decirle en qué consistía (el plan juvenil», recriminó Beatriz Mato al diputado de AGE Juan Manuel Fajardo con motivo de una interpelación que llevó a cabo este parlamentario. «¡Yo sí estaba aquí!», reivindicó la conselleira, después de que el parlamentario se refiriese al plan juvenil como «plan de la miseria».

«Lamento que lo que ocurrió no fue un secuestro, sino una tentativa de asalto al Parlamento, tanto por alcaldes, como por aquellos que los amparaban», remarcó, en su intervención, Beatriz Mato.
«SECUESTRO EXPRÉS»

Previamente, el diputado de Alternativa Galega de Esquerda tildó de «secuestro exprés» el que los marineros se mantuviesen en la mañana de este martes en una sala en la que el Parlamento «impidió que accediese cualquier persona» que no fuese diputado. «El Parlamento gallego secuestró a los responsables del cerco», acusó el diputado.

Fajardo también lamentó que el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, que este miércoles se reúne con los representantes del cerco, el día anterior «se negase» a acudir con él a «hablar con ellos». Es más, dijo, «echó a correr, escapó como las ratas cuando se hunden los barcos».
ENFRENTAMIENTO Y EXPULSIÓN

Así las cosas, el debate de la interpelación sobre política laboral que enfrentó a ambos terminó con la expulsión del parlamentario al referenciar, hasta en dos ocasiones, que a los populares les faltó hablar «de regalos de la hostia», en referencia a la expresión usada por la popular Paula Prado según las conversaciones incluidas en el sumario de la ‘Operación Pokémon’.

El parlamentario había sido advertido por la presidenta de la Cámara, Pilar Rojo, de que debía cuidar las expresiones utilizadas en su primera intervención, en las que también acusó a los populares de ser «los nuevos traficantes de esclavos», lo cual vinculó a las relaciones de «un presidente» que tiene en su «pasado» vinculación con un «traficante de droga», en referencia a Marcial Dorado.

Este discurso fue eliminado por parte de la jefa del Legislativo al negarse Fajardo a retirar sus expresiones, si bien el diputado sustituyó esa expresión, en los pocos segundos de su segunda intervención, por «comerciantes de mano de obra».

«Ustedes están acostumbrados a taparse en caliente y aislarse de la realidad para poder seguir viviendo en esa realidad en la que todo el mundo va bien, si todo estuviese tan bien como ustedes plantean, ¿cómo es posible que ahí fuera, dos mil personas, dijesen que ya no podían comer?», ha planteado Fajardo, para concluir: «A ustedes eso les da igual, usted está ahí sentada, y esperando regalos de la hostia».

El uso de esta expresión originó la tercera llamada al orden a Fajardo en lo que iba de sesión plenaria, con lo que tuvo que abandonar el hemiciclo. La conselleira de Traballo, que invitó al diputado a salir recordándole que ahora estaba ella en el uso de la palabra, optó por ya no seguir contestando a la interpelación ante la actitud mantenida por su adversario político.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar