AGE y BNG fuerzan la suspensión del pleno del Parlamento

Los diputados de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), BNG y Carmen Iglesias –integrante del Grupo Mixto– han abandonado a primera hora de la tarde de este martes el pleno ante la negativa de Miguel Santalices, que ejercía de presidente en lugar de Pilar Rojo, a suspender la sesión y en protesta por la carga municipal contra los manifestantes del sector del cerco ante el Parlamento de Galicia.
Al inicio de la sesión de la tarde, Jorquera ha pedido la palabra y ha denunciado la «situación anómala» que, a su juicio, se estaba dando en el exterior del Pazo do Hórreo.
El portavoz parlamentario nacionalista ha aludido a una «carga policial totalmente desproporcionada» contra las personas «que reivindican el pan para su familia» y ha pedido la convocatoria urgente de la Xunta de Portavoces.
«El BNG considera que es un asunto de suficiente gravedad como para exigir la dimisión del delegado del Gobierno (Samuel Juárez), pero lo mínimo es la convocatoria inmediata de la Xunta de Portavoces para que el Parlamento se pronuncie pidiendo el fin de la carga», ha relatado Jorquera.
A modo de argumento, Jorquera ha añadido que hubo diputados que salieron a «calmar los ánimos», para lamentar que la respuesta a este paso fuese «la agresión».
«Lo que está sucediendo fuera es muy grave, hay una batalla campal», ha apuntado por su parte Xabier Ron, de AGE, antes de exigir también la suspensión del pleno y que los representantes del sector sean recibidos por las autoridades que demandan, entre las que se encuentra el presidente, Alberto Núñez Feijóo.
Cuando correspondía a los socialistas intervenir en el debate, tras la intervención inicial de la conselleira de Traballo, Beatriz Mato, su portavoz, José Luis Méndez Romeu, ha reclamado también la reunión inmediata de la Xunta de Portavoces, para anunciar que no intervendría si no se cumplía esta premisa porque el PSdeG «no puede elegir entre los ciudadanos y la normalidad» en la Cámara.
Méndez Romeu ha aludido a la «grave alteración» del funcionamiento en la Cámara, con personas encerradas en sede parlamentaria y manifestantes del cerco «reprimidos».
«Esto no es Ucrania y el Parlamento debe trabajar libre de coacciones», ha remarcado el portavoz socialista, antes de lamentar que ni Feijóo ni ningún otro miembro de su Ejecutivo se haya reunido con los manifestantes.
Aunque inicialmente Santalices se negó a la petición del BNG con el argumento de que era «una decisión que correspondía a la Mesa» y que en el momento inicial –estaban él y la vicesecretaria, Concepción Burgo (PSOE)–, posteriormente ha matizado que quería decir que este órgano «estaba en minoría» y que se evaluará cualquier decisión que se ajuste al reglamento.
En este sentido, tanto Santalices como el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, han reconocido que dos grupos pueden pedir que se reúna la Xunta de Portavoces y el portavoz popular se ha mostrado dispuesto a acceder a esta solicitud «al final» de la sesión «sin ningún problema».
Eso sí, Puy ha incidido en la «excepcionalidad» de los acontecimientos registrados en la Cámara autonómica y ha advertido que el Parlamento debe trabajar «por el interés del conjunto de los ciudadanos» con independencia de los problemas de un sector concreto.
«Flaco favor» se haría a la institución, ha advertido el portavoz popular, si se renunciase a tal principio. Igualmente, ha señalado que el PP habló con los manifestantes y que la conselleira del ramo, Rosa Quintana, también se ofreció a ello, pero que su ofrecimiento fue rechazado, por lo que ha pedido «no prejuzgar las acciones» del Gobierno gallego.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar