Feijóo respalda a Currás en la continuidad de los siete concejales

  El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que «entiende» que el alcalde de Santiago, Ángel Currás, mantenga en su cargo a los siete ediles encausados por prevaricación al pagar la defensa del concejal de Deportes, Adrián Varela, imputado en la Operación Pokémon, y ha argumentado que se trató de un «trámite administrativo» con informes «favorables» y que la decisión no tuvo «repercusión económica de ningún tipo».

   «Creo que todo el mundo conoce la decisión del alcalde de mantener a siete personas imputadas por una decisión que tuvo el visto bueno de funcionarios responsables de velar por el cumplimiento de la ley», ha aseverado Feijóo, en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, en la que ha subrayado que, si bien le preocupa «el desenlace» de este caso, hay «otros asuntos» que afectan a Santiago y a otras ciudades gallegas que «le preocupan más».

Por otra parte, ha ratificado que el PPdeG aplicará sus estatutos en relación a la situación de estos siete ediles como avanzó en la pasada jornada su número dos y vicepresidente gallego, Alfonso Rueda, toda vez que –ha alegado– cualquier militante podría «reclamar» ante el incumplimiento de los mismos.

Aunque hay casos en los que se han forzado dimisiones de cargos populares sin necesidad de esperar a sentencia, los estatutos avalan que los siete concejales de Santiago sigan en el cargo con independencia de que se fije la fecha para su juicio oral, al menos hasta que haya una sentencia condenatoria o sea sobreseída la causa.

En concreto, el PPdeG prevé en sus estatutos abrir un expediente informativo contra cargos con imputaciones judiciales, que sólo se transforma en disciplinario en el caso de que se produzca señalamiento de juicio oral y se resuelve cuando finaliza el procedimiento judicial con la correspondiente sentencia.

Así, el expediente disciplinario incluye el matiz de que la resolución final tendrá lugar cuando se dicte sentencia o, en su caso, haya un sobreseimiento que ponga fin al procedimiento judicial, con lo que en la situación actual los concejales imputados por prevaricación se podrán mantener en tanto cuenten con el respaldo de los dirigentes del partido.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)