El asesino confeso de Maria Luisa Jímenez, distanciado a una cárcel de Castilla y León

José Luís Cortiñas Romero.

José Luis Cortiñas Romero, homicida confeso de María Luisa Jiménez, y su hermano han sido trasladados de la prisión de Monterroso a la comunidad de Castilla y León, según han informado fuentes penitenciarias.

La familia del presunto autor de la muerte de su mujer, María Luisa Jiménez, que residía en la calle Orquídea de la ciudad de Lugo, ya había abandonado la ciudad y la provincia luguesa para evitar «vendettas» entra las familias de la víctima y del agresor, ambas de etnia gitana.

De hecho, tras conocerse el crimen, la Sociedad Gitana en Galicia había emitido un comunicado en el que afirma que «cualquier familiar» de que resida en las provincias de Pontevedra y A Coruña está «expulsado» de las mismas, ya que así lo ha resuelto «la ley gitana» para «evitar baños de sangre».

La víctima se encontraba desaparecida desde el domingo de Vilaboa (Pontevedra) y su marido, José Luis Cortiñas Romero, había confesado el crimen e ingresado por orden judicial en la prisión de Monterroso.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar