La ‘Cristóbal Colón’ zarpa de Ferrol contra la piratería en el Índico

F105_Cristobal_Colon

   La fragata F-105 ‘Cristóbal Colón’, la más moderna de la Armada, ha zarpado este lunes de Ferrol rumbo al Océano Índico para asumir entre los meses de marzo y julio el mando de la Agrupación permanente de escoltas de la OTAN en el Mediterráneo de lucha contra la piratería en el cuerno de África.

   El buque, que tiene una dotación de 180 marinos, ha zarpado a las 16,00 horas del muelle de obstrucción de la Estación naval de la Graña en Ferrol, en donde fue despedido por familiares de los tripulantes.

Tras haber realizado un período de calificación operativa, la F-105 realizará la última rotación como buque de mando de las tres en las que se ha dividido el año del mando español de la agrupación permanente de escoltas de la OTAN, la SNMG-2 (Standing NATO Maritime Group 2).

La SNMG-2 está formada por fragatas y buques logísticos de diferentes países de la OTAN. El contralmirante de la Armada española Eugenio Díaz del Río Jáudenes asumió el mando en el mes de junio de 2013 y lo ostentará hasta el próximo mes de julio.

Durante el tiempo en el que estará integrada en la SNMG-2, la F-105 participará en la operación ‘Ocean Shield’, en el Oceáno Índico, de lucha contra la piratería.

El contralmirante Antonio Pintos Pintos, comandante del Grupo de Acción Naval 1 (Comgrup-1), que ha presidido el acto de despedida, ha resaltado que la llegada de la ‘Cristóbal Colón’ el día 12 a Djibuti supondrá la coincidencia de cuatro buques españoles en el puerto, como será la fragata ‘Álvaro de Bazán’, y los buques de acción marítima ‘Tornado’ y ‘Rayo’, que participan en la ‘Operación Atalanta’.

EN DESCENSO

Pintos ha resaltado que desde que se inició la ‘Operación Atalanta’ «la piratería ha ido disminuyendo en la zona», si bien puntualizó que puede ser «algo puntual» y que si desapareciese la «presión» actual de los distintos países «podría haber un resurgir».

Por este motivo, se está «incidiendo en hacer muchas entrevistas con las autoridades locales y políticas» de países de la zona como Somalia, señaló, para «ganar confianza en las fuerzas de seguridad europeas» y «convencer de que hay otros medios para que las economías de la zona puedan resurgir y no tengan que recurrir a un hecho tan triste hoy como es la piratería».

La fragata ‘Cristóbal Colón’ tiene una dotación de 180 hombres y mujeres, a los que se unirá el estado mayor internacional de la SNMG2, una unidad aérea embarcada para llevar a cabo y apoyar las operaciones aéreas del helicóptero SH-60B, un equipo operativo de seguridad compuesto por personal de Infantería de Marina y un refuerzo de personal sanitario.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar