La apuesta por Izquierda Unida abre una crisis en Anova

Un total de diez miembros de la dirección de Anova –entre ellos Luis Eyré (responsable de Relaciones Políticas y comisionado de las negociaciones para las europeas), Mario López Rico (responsable de Comunicación), Paula V. Verao (responsable de Organización) y la diputada Consuelo Martínez (responsable de Acción Social)– han presentado su dimisión «irrevocable» en la dirección de Anova tras el resultado del referendo celebrado este domingo y que supone que esta organización ha optado por concurrir con Izquierda Unida a las elecciones europeas del próximo 25 de mayo.

La permanente –que se corresponde con la ejecutiva en un partido clásico– de Anova, sin su portavoz nacional, Xosé Manuel Beiras, se ha reunido en la tarde de este lunes tras la celebración del referendo y en ella se han producido, según las fuentes consultadas por Europa Press, estas diez dimisiones, que se corresponden con el núcleo que ha defendido la opción de una candidatura nacionalista de izquierdas para las europeas.

Concretamente, y además de los nombres citados, han dimitido el responsable de Alternativas Programáticas, Carlos Méixome; la responsable de Finanzas, Concha Trigo; el de Acción Institucional, Antonio Araújo; el de Comunicación Interna y Redes, Xosé Manuel Pérez Sardiña; la de Patrimonio, Mónica Fernández; y la responsable de Diáspora, Laura Ogando.

«Presentamos nuestra dimisión irrevocable de la Comisión Permanente porque consideramos que la decisión tomada es un error estratégico y político que no nos sentimos con ánimo para llevar a cabo como cumple y por lealtad a Anova», señalan los dimitidos en un comunicado emitido tras la reunión.

De hecho, la decisión de estos diez miembros de la Comisión Permanente se produce cuando toca gestionar el resultado salido de la consulta interna y que no es la visión que tenía la mayoría de la dirección de Anova, la cual se quedó a once votos de la que ha sido refrendada.

A este respecto, señalan en el escrito que lo decidido por la militancia «debe ser ejecutado por aquellas personas que, creyendo en la voluntad del acuerdo, puedan hacerlo mejor».

El propio portavoz nacional de Anova, Xosé Manuel Beiras, se posicionó públicamente a favor de concurrir a las elecciones con Izquierda Unida, desmarcándose de la línea ‘oficialista’. Además, en la defensa de la opción vencedora en el referendo se situaron al frente del primero de los manifiestos el alcalde de Teo, Martiño Noriega, que había dimitido como coordinador de la organización en diciembre del año pasado por discrepancias, precisamente, con el núcleo de la permanente.

VOTOS EN EL REFERENDO

La vía de concurrir con la izquierda federal a las elecciones del 25 de mayo ganó en la mayoría de las ciudades (Santiago de Compostela, Pontevedra, Ourense y Vigo), salvo en A Coruña, en que se produjo una diferencia de 14 votos a favor de la coalición nacionalista, según los datos a los que ha tenido acceso Europa Press. Además, también perdió en Ferrol y en Lugo, en este caso por un voto.

La ciudad de Ourense fue la que alcanzó la mayor diferencia de votos y la de Pontevedra logró prácticamente unanimidad, al conseguir 22 votos a favor de la opción de la izquierda federal frente a un único sufragio para la segunda de las preguntas. En la consulta había una tercera vía, que era la de no concurrir, y que obtuvo apenas 37 apoyos.

En el referendo participaron 791 militantes (un 72,44 por ciento de participación) de los más de 1.200 que estaban llamados a hacerlos. Una de las comarcas con mayor abstención por la de O Morrazo, en donde la FPG, uno de los sectores más críticos con la dirección de Anova en los últimos meses, representa la mayor fuerza.

Su referente, Mariano Abalo, explicó a Europa Press que como organización cuyos militantes están afiliados en Anova a título individual se dio «libertad» a la hora de participar en el referendo, aunque expresaron sus discrepancias con el método en que se llevó a cabo el proceso y con la «falta de garantías» que, a su juicio, presentaba la consulta.

«El proceso no fue nada limpio, pero, a pesar de todo, quedó en evidencia que la mayoría de la organización está a favor de consolidar una coalición clave de izquierdas, y que defiende los derechos nacionales de Galicia», ha manifestado Abalo, quien ha hecho un «reconocimiento a Martiño Noriega» por su trabajo en la «consolidación de AGE»

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar