El Parlamento pide a la Xunta mayor atención a los pacientes crónicos

El Parlamento de Galicia ha pedido este jueves a la Xunta que diseñe una estrategia de atención a los pacientes crónicos y que realice «las actividades necesarias» para que pueda implantarse «en el menor tiempo posible».

Así se ha aprobado en comisión parlamentaria a instancias del diputado del PPdeG Jaime Íñiguez, quien ha puesto de manifiesto que las enfermedades crónicas provocan «el 80 por ciento» de las muertes. Además, ha indicado que a estas patologías se dedica «el 70 por ciento» del gasto sanitario y que suponen «el 60 por ciento» de los ingresos hospitalarios.

Por ello, ha demandado que, junto con los necesarios protocolos médicos, se ponga el acento en la actuación sobre «los hábitos de vida» de los pacientes.

Tras escuchar su exposición, los grupos de la oposición han censurado la «demagogia» de los populares, no sólo por sacar a debate una cuestión que «ya fue aprobada» hace casi un año –en el Debate sobre el Estado de la Autonomía–, sino también por pedir medidas para los crónicos mientras les aplican copagos y se practican recortes en el ámbito sanitario.

Así las cosas, el BNG optó por la abstención en el momento de votación de esta proposición no de ley, a la que tanto PSdeG como AGE se opusieron.
SITUACIÓN DE LAS URGENCIAS

En la misma comisión, de la mano de la diputada socialista Carmen Acuña, se ha hablado de los «colapsos» en las urgencias incluso de los hospitales comarcales. «Es imprescindible que estén bien dimensionados y que funcionen correctamente», ha reclamado, antes de pedir una «auditoría externa» sobre la situación de estos servicios.

Ha contado con el apoyo del BNG, después de que su parlamentaria Montse Prado considerase «esperpéntico» que, mientras se suceden los «colapsos», el Sergas mantenga «camas cerradas». AGE también ha dado su voto favorable aunque su portavoz en la materia, Eva Solla, ha opinado que su resultado «caería en saco roto». «Porque cuanto más se colapsa la pública, más justificadas están las derivaciones y la privatización», ha concluido.

El PP ha rechazado esta iniciativa tras argumentar el diputado Aurelio Núñez Centeno que distintos hospitales ya están adaptando sus protocolos y que las vías rápidas para ciertas patologías «no tienen espera». En todo caso, ha proseguido, «la próxima inauguración» de las urgencias de A Coruña, Vigo y O Salnés «mejorará notablemente» la situación.
PRIVATIZACIÓN ESTERILIZACIÓN

Asimismo, AGE y BNG han demandado –con el respaldo del PSdeG– paralizar la privatización de los servicios de esterilización de los hospitales del Sergas, ya que, como ha alertado toda la oposición, supone «privatizar servicios relacionados con la asistencia», en contra de lo prometido, cuando no existen argumentos para tomar esta decisión que «rechazan los profesionales».

«¡Es privatizar la atención sanitaria!», ha enfatizado Carmen Acuña, quien ha prometido ya que la vuelta de los socialistas a San Caetano supondrá la «expropiación» de este servicio de vuelta a manos públicas.

Ante esto, el portavoz popular en materia sanitaria, Miguel Santalices, ha puntualizado que el concurso todavía no está cerrado y que «no está claro cómo va a acabar», ya que se está hablando con los servicios de medicina preventiva y de servicios quirúrgicos.
«COMPLEMENTARIEDAD» PÚBLICO-PRIVADA

En todo caso, ha resaltado que el concurso abierto obligará a la adjudicataria a destinar «un porcentaje» a comprar material, en un momento en que la Xunta no tiene «disponibilidad» para destinar «cinco o seis millones de euros» a renovar un material «viejo y caduco». «Eso es una pura milonga», le espetó la nacionalista, y con ella coincidió Eva Solla, quien sostuvo que el problema es que «el dinero se dedica a la privada».

Finalmente, Santalices ha mantenido que el modelo del PP pasa por «la complementariedad» de la asistencia pública con los servicios de carácter privado, y este mismo argumento lo utilizó para defender la prórroga del concierto con Povisa.

La oposición, a instancias de la diputada de AGE Consuelo Martínez, pedía introducir en ese acuerdo «mecanismos de inspección y control» y fijar «un ratio mínimo de personal» para garantizar «la calidad de la prestación sanitaria», entre otros asuntos, a la vista de que la cuantía del concierto permanece invariable.
RESIDENCIA EN CESANTES

Finalmente, la diputada socialista Carmen Gallego –con el apoyo del resto de la oposición– ha demandado la apertura «en un plazo máximo de tres meses» de la residencia de Cesantes, en el ayuntamiento pontevedrés de Redondela, que lleva «dos años» finalizado.

El PP votó en contra para rechazar que se fije un plazo pero el diputado Miguel Tellado recordó que los presupuestos de este año cuentan con una partida de 400.000 euros para su equipamiento. «No tengan duda de que se abrirá», finalizó.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar