Un operativo sigiloso y simultáneo

concellopontevedra

La Policía Nacional ha concluido los registros llevados a cabo este martes en dependencias del Ayuntamiento de Pontevedra y de la Diputación de Pontevedra en busca de contratos de obras públicas con varias empresas en el marco de la ‘Operación Patos’.

Agentes policiales acudieron a las 9,00 horas a dependencias de la Diputación Provincial de Pontevedra, donde han solicitado expedientes sobre obras públicas contratadas y realizadas en los dos últimos años.

Por orden del Juzgado de Instrucción número 7 de Vigo buscaban los expedientes relacionados con las empresas Cespa S.A., Eiriña S.L. Enalvi e Intermediación Medioambiental S.L., Inversiones Patos S.L. y Reciclaje y Gestión Medioambiental S.L..

«ABSOLUTA CORRECCIÓN»

Según ha explicado el gabinete de la Diputación, la institución colaboró con los funcionarios policiales «facilitando su trabajo y poniendo a su disposición toda cuanta información le es requerida», de igual modo se destacó la «absoluta delicadeza y corrección» con la que los agentes desarrollaron su función.

Las mismas fuentes confirmaron que fundamentalmente se llevaron expedientes de obras de saneamiento y campos de hierba sintética de obras relacionadas con los ayuntamientos de Vigo y Nigrán, aunque también hay expedientes referidos los municipios de Poio, Moraña y Ponteareas.

Los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía remataron su tarea en la Diputación en torno a las 14,00 horas para dirigirse al Ayuntamiento de Pontevedra. El operativo fue desplegado por una docena de agentes de paisano y que sacaron de las dependencias provinciales varias cajas de cartón precintadas.

Mientras que miembros de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Jefatura Superior de Policía de Galicia permanecían en la sede de la Diputación, dos agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría de Vigo acudieron sobre las 13,00 horas hasta las oficinas del Consistorio de Pontevedra para preguntar por tres expedientes relacionados con la empresa Eiriña para proceder a su custodia hasta que los agentes judiciales terminasen con su trabajo en Diputación y acudiesen a las oficinas municipales, una circunstancia que se produjo en torno a la 14,00 horas.
«LO POCO QUE SE PUEDE DECIR»

El portavoz del gobierno local, Raimundo González, convocó una rueda de presa de urgencia para informar de «lo poco que se puede decir», ya que estas actuaciones, en el marco de la denominada ‘Operación Patos’, han sido declaradas secretas, según ha confirmado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).

Raimundo González indicó que «aquí se está preguntando por la empresa Eiriña en el marco de esta Operación Patos que lo que está investigando son las andanzas de algunas empresas».

«Por lo que al gobierno local respecta prestamos y seguiremos prestando la máxima colaboración, como siempre dijimos», recalcó el portavoz municipal, que añadió que «es un ejercido de democracia esta investigación». «A partir de ahí, nosotros no tiramos ninguna conclusión, favorable ni desfavorable ni nada», ha abundado.

En el Ayuntamiento tuvieron noticia de estos hechos por los medios de comunicación una vez que trascendieron los registros en la Diputación. «Nadie fue requerido, se les ofreció colaboración y se les acompañó a todas las dependencias a las que quisieron acudir, sin ningún problema», ha dicho Raimundo González.

Aunque el concejal no quiso confirmar este extremo, otras fuentes municipales han señalado que los agentes recogieron tres expedientes sobre los contratos de reforma de la calle Santa Clara, de la Avenida de Lugo y la contratación de una carroza para la Cabalgata de Reyes, patrocinada por la empresa Eiriña S.L..

A las 15,00 horas concluyó la inspección en las oficinas del Ayuntamiento de Pontevedra. El registro de las dependencias municipales de la calle Michelena sorprendió al alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, en el transcurso de un programa radiofónico en directo en COPE Pontevedra. «No me preocupa nada», afirmó. «No tenemos nada que ocultar», apostilló.

El regidor matizó que con en el caso de la empresa Cespa, concesionaria del servicio de limpieza, no se ha firmado contrato alguno, ya que el actual data de 1999, siendo alcalde Juan Luis Pedrosa (PP) y el resto de contrataciones «son públicas e notorias». «Que vengan a ver lo que quieran, si es que tienen que verlo», concluyó.
OURENSE

La Policía Nacional, que se presentó a las 9,30 horas en la Concejalía de Medio Ambiente de Ourense, ha terminado, tras varias horas, el registro en la sede de Contrataciones y no realizó ninguno más, según han señalado fuentes municipales.

Los agentes cuentan con autorización del Consistorio para realizar registros durante dos días, en relación a la ‘Operación Patos’ sobre varias empresas, entre ellas Cespa, concesionaria del servicio de mantenimiento de zonas verdes en Ourense.

Según ha explicadola concejala de Medio Ambiente, Susana Bayo, uno de sus antecesores y otras fuentes consultadas, la empresa Cespa ganó la concesión del servicio municipal de mantenimiento de zonas verdes en uno de los gobiernos del popular Manuel Cabezas, con el concejal de Medio Ambiente Enrique ‘Poli’ Nóvoa.

En 2010, Espinosa sacó a concurso el servicio, pero repartido en dos procedimientos separados, para ampliar las zonas de trabajo y repartirlas de forma que uno de los concursos lo ganó Cespa, para las zonas verdes del barrio de A Ponte, y el resto Acciona.

Tras los dos años de contrato, durante el de prórroga se valoró en el Ayuntamiento si las empresas cumplían los requisitos acordados y, según Espinosa, se determinó que Acciona no los cumplía y Cespa sí, por lo que la primera tuvo que hacer frente a una sanción municipal de unos 500.000 euros, que fue recurrida en el juzgado contencioso-administrativo por la empresa.
CONCURSO «ABIERTO Y PÚBLICO»

Cespa sí cumplió el contrato, según afirmó Bayo, que, tras tomar posesión como concejala de Medio Ambiente en 2012, sacó a concurso todo el servicio, en un procedimiento «abierto y público», cuya documentación está en la página de Internet del Ayuntamiento.

En esa página web, entre los documentos del procedimiento de concurso, se puede ver el acuerdo de la Junta de Gobierno Local que, por unanimidad, el 29 de agosto de 2013 acordó la puntuación de las 14 empresas que optaron al servicio y la exclusión de Eulen y Elsamex, por no justificar debidamente las bajas temerarias que presentaron en la oferta económica. La que obtuvo mayor puntuación global fue Cespa con 94,440 puntos.

Además, se da la circunstancia de que también concurrió PAU –Procedimientos de Aseo Urbano, S.A.–, del grupo Vendex, investigado en la ‘Operación Pokémon’, con 89 puntos, que quedó de segunda en el concurso.

El servicio quedó adjudicado a la empresa Cespa tras el acuerdo de la Junta de Gobierno Local del 26 de septiembre de 2013, en la que también se acordó por unanimidad, excluir a las empresas Naturtec (Naturaleza y Tecnología de La Mancha), una UTE de Cosfesa y Inditec Medioambiente, y Talher.
ADJUDICACIÓN Y SUSPENSIÓN

Esa Junta de Gobierno Local adjudicó el servicio de mantenimiento y mejora de zonas verdes públicas, de una parte de ellas, a Cespa Jardinería S.L., por un importe total, IVA incluido, de 856.642 euros, en el que la empresa incluyó mejoras como «renovar pavimentos blancos peatonales y suministrar 950 ejemplares de árboles para nueva plantación, con garantía de 36 meses y un plazo de entrega de 0,33 días, además de mejoras gratuitas por importe de 429.524 euros».

La misma Junta de Gobierno acordó dejar en suspenso la adjudicación hasta que sea firme la exclusión de la empresa Talher, ya que ésta recurrió esa decisión ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo.

Fuentes de la Concejalía de Medio Ambiente confirmaron que tanto el recurso de Acciona contra su sanción, como el de Talher por su exclusión, están pendientes de resolución judicial y, mientras, el servicio de mantenimiento de zonas verdes, corre a cargo de Cespa, la anterior adjudicataria.

VIGO

Agentes de la Policía Judicial han registrado durante algo más de seis horas las dependencias de la delegación territorial de la Xunta en Vigo en el marco de la ‘Operación Patos’, una investigación dirigida por el Juzgado de Instrucción número 7 de la ciudad, en relación con supuestas irregularidades en contratos públicos.

Según han confirmado a Europa Press fuentes conocedoras de los hechos, varios agentes de paisano se presentaron sobre las 10.00 horas de este martes en la delegación de la Xunta, y reclamaron a los funcionarios «diversa documentación».

Fuentes de la Xunta han confirmado que se han realizado registros en varias dependencias del edificio, aunque otras fuentes han precisado que las pesquisas de los policías se han centrado en la segunda planta, donde se ubican los servicios de la Consellería de Traballo e Benestar. «Entraron en varios despachos, entre ellos el del responsable de gestión económica, y requisaron los móviles de los funcionarios a los que pidieron información», han señalado.

Varios agentes policiales que participaron en los registros abandonaron el edificio, por el acceso al garaje, con varias cajas, y en dos coches.

Por otra parte, la Policía también ha realizado un registro en las oficinas del Consorcio Casco Vello de Vigo (organismo participado en un 90 por ciento por la Xunta y en un 10 por ciento por el Ayuntamiento), en la Plaza de la Princesa.

Desde primera hora de la mañana de este martes también se está realizando un registro en el Ayuntamiento de Vigo, concretamente en la segunda planta, donde los agentes están recogiendo información y expedientes en los departamentos de Vías y Obras, Parques y Jardines, o Limpieza. Los expedientes reclamados son los relativos a las obras de la empresa Eiriña, y el contrato con la concesionaria de parques y jardines Cespa.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar