La juez De Lara se interesa por el dinero en efectivo de la mujer de Francisco Rodríguez

Mercedes Astorga, junto a Francisco Rodríguez, en los juzgados de Lugo.
Mercedes Astorga, junto a Francisco Rodríguez, en los juzgados de Lugo.

Mercedes Astorga, pareja del exalcalde de Ourense Francisco Rodríguez, a quien se le atribuye un supuesto delito de blanqueo de capitales, defendió en su declaración ante la instructora de la ‘Operación Pokémon’, Pilar de Lara, que realizaba ingresos fraccionados en su cuenta con dinero que le daban «su madre» y su «exmarido» o bien que tenía «en casa» de préstamos que pidió en distintos momentos.

Así lo ratificó en el interrogatorio de De Lara que incluye el sumario en el que la jueza le recuerda ingresos fraccionados en su cuenta –algunos de hasta 3.000 euros– durante varios meses de los años 2007, 2008, 2009 y 2010 que «no cuadran» con lo declarado, situación que se repite, remarca la jueza, en los depósitos del exregidor ourensano.

Astorga afirmó ante la jueza que «a partir de 2007» cuando su hija se fue a estudiar fuera y empezó a vivir «en un colegio mayor» pidió 36.000 euros por si «fallaba» la aportación que realizaba su exmarido, de los que retiró unos 30.000 y los 6.000 restantes los dejó en la cuenta. De esos 30.000, guardaba –dice– cantidades «en casa» o «en la oficina» que posteriormente fue «usando» cuando lo «necesitaba» y a las que recurrió para realizar ingresos por «descubiertos».

Éste no es el único préstamo de la pareja de Rodríguez, quien alude a otro crédito de 12.000 y a un tercero anterior de 78.000 euros en 2003 para realizar obras en una finca que había comprado en Castrelo. Con ese dinero asegura fue sufragando las mismas «hasta 2008 o por ahí», aunque reconoce que le «sobró» puesto que su coste final se situó «entre los 40.000 y los 45.000 euros».

En esta coyuntura, la jueza le insiste en que aclare «dónde está» el resto de dinero, a lo que Astorga responde también en esta ocasión que ella «siempre tenía dinero en casa» para afrontar las obras y que una vez finalizadas fue «usando» lo que le sobró. «Ahora ya lo gasté», remarca, para añadir que «es muy difícil acordarse de todo».

INGRESOS FRACCIONADOS

La pareja de Rodríguez intenta justificar con este argumento las reiteradas cantidades fraccionadas de dinero que entran en su cuenta en solitario y de las que sospecha De Lara, a la que garantiza que las dos únicas personas que realizan ingresos en la misma, al margen de ella misma, son su madre y su exmarido.

Astorga también reconoce que su exmarido le da dinero en efectivo para contribuir a los gastos de su hija en común –unos «3.000 euros cada tres meses» mientras que estuvo en el colegio mayor, asegura–, pero niega que Francisco Rodríguez le ingrese fondos en su cuenta.

En la que tienen en común sí admite que pudo realizar algún ingreso «un par de veces» y «siempre porque avisaron del banco que estaba en descubierto la cuenta».

«Pero pueden ser dos veces, no más. Yo no tenía horario para ir además de que su hija trabaja en el banco –en Caixanova, precisa más tarde Astorga– y es más cómodo que lo haga su hija», afirmó a Pilar de Lara.

CONTRATACIÓN EN AQUAGEST

Por otra parte, preguntada sobre su contratación en Aquagest y si Rodríguez influyó en la misma, la pareja del exregidor socialista afirma que «para nada».

De hecho, subrayó que se enteró «por una amiga» de que se había producido «una baja de maternidad» y que estaban buscando a alguien, por lo que presentó el currículo y la contrataron tras mantener una entrevista con un responsable de Recursos Humanos de Santiago.

En Aquagest, dijo que se dedicaba «a meter contabilidad de proveedores», entre otras cuestiones, pero «no» mantenía relaciones con el Ayuntamiento ni facturaba.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar