El BNG toma nota de los casos de Cataluña y Escocia en sus aspiraciones independentistas

Asamblea General de la Alianza Libre Europea-BNG

   «Los actuales caminos recorridos por Cataluña y Escocia con sus referéndum son un laboratorio en el que todos estamos aprendiendo», de este modo se ha expresado el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, en su intervención en la jornada de cierre de la XII Asamblea General de la Alianza Libre Europea, celebrada en Santiago de Compostela bajo el lema ‘Tiempo de autodeterminación’.

En un acto con 150 personas de 40 organizaciones diferentes de 17 naciones sin Estado, Vence ha subrayado que las «experiencias» de Escocia y Cataluña «son un estímulo para todas la naciones sin Estado», en una jornada en la que ha defendido «el derecho» de Galicia «como pleno sujeto político en la escena internacional». Previamente a su intervención, preguntado por la prensa sobre si cree que Galicia puede aspirar a realizar una consulta soberanista siguiendo el ejemplo de Cataluña, Vence ha respondido: «Nosotros lo que creemos es que deben respetarse las aspiraciones democráticas de los pueblos». Así, «en función del nivel de conciencia y reivindicación que tenga cada pueblo debe permitirse su expresión libre de la voluntad democrática popular». «Galicia tiene un nivel de conciencia sobre sus aspiraciones nacionales que está ‘in crescendo’, que cada vez es mayor y, por lo tanto, lo único que pedimos es que se respete, que se garantice la reivindicación nacional de Galicia», ha defendido. «Que cuando el pueblo gallego decida que quiere ser consultado pueda hacerlo de forma libre, pacífica, democrática y con pleno reconocimiento por parte de los estados», ha pedido Xavier Vence este sábado. De nuevo en su intervención en la ALE, Vence se ha referido a que el referéndum en Escocia «está ya legalmente convocado», pero «hay que sumar todas las voces de los demócratas para exigir al Estado español que respete el derecho» de Cataluña «a celebrar un referéndum con todas las garantías». A este respecto, defiende que «es un derecho demócrata que no puede ser negado por ningún Estado europeo», al tiempo que ha denunciado que la Comisión Europea y su presidente, José Manuel Durao Barroso, «son cancerberos de los Estados negacionistas». Por este motivo, ha llamado a que «la Europa de los Pueblos» que defiende el derecho a la autodeterminación tenga una «potente representación» en las elecciones europeas de mayo, en unos comicios en los que el BNG «aspira a tener representación» de Galicia en la Unión Europea.

«PARA ERC EL BNG ES EL PARTIDO DE REFERENCIA»

Por su parte, en este acto el diputado en el Parlament y responsable de Relaciones Internacionales de ERC, Jordi Solé, ha mostrado su colaboración con el Bloque. «Amigos del BNG, contamos con vuestro apoyo», ha exclamado ante la plana mayor de los nacionalistas gallegos, entre la que se encontraba además del propio Vence, el secretario de Organización, Bieito Lobeira; así como los candidatos a las europeas como Ana Miranda y Suso de Toro, entre otros. «Decidáis lo que decidáis, vamos a trabajar conjuntamente, porque para ERC el BNG es el partido de referencia del nacionalismo gallego», ha afirmado Solé, lo que ha provocado una sonora ovación. El Consello Nacional del BNG aprobó que se traslade a la militancia concurrir a las elecciones europeas con EH-Bildu y Candidatura d’Unitat Popular (CUP) –a falta de que lo ratifiquen las asambleas comarcales–, después de debatir también la posibilidad de acudir con ERC, opción esta no fructificó, según explicó Xavier Vence, por la intención de Esquerra de «conformar una candidatura en clave catalana». «Vamos a trabajar conjuntamente, igual que con nuestros amigos de Euskadi», ha defendido Jordi Solé sobre esta cuestión, quien ha subrayado que: «Nos vamos a encontrar en el Parlamento Europeo». Así, Solé ha basado su intervención en defender el proceso soberanista de Cataluña, puesto que tras «muchos años intentando cambiar el Estado español», ha dicho que los catalanes han llegado a la conclusión de que «es más fácil conseguir la independencia que cambiar el Estado español». Por este motivo, ha abogado por «hacer todo lo posible» para cambiar la realidad «cuando se ve que es fea», con elevadas tasa de paro, jóvenes emigrantes o una corrupción «estructural» que «llega hasta la monarquía».

EL MODELO GALÉS

Asimismo, este sábado el diputado del partido galés Plaid Cymru, Rhodri Glyn Thomas, ha tomado la palabra para desear «lo mejor» a Escocia y Cataluña en su proceso soberanista, al tiempo que ha desgranado cómo «la situación de Gales es un poco diferente». Sobre este extremo, confía en que Escocia consiga la independencia porque eso «cambiará para siempre» la concepción del Reino Unido, y aunque este objetivo no se consiga, cree que pase lo que pase, tendrá «un impacto» a tener en cuenta en otros lugares como Gales. Así, a diferencia de naciones sin Estado como Escocia o Cataluña, Glyn Thomas ha explicado que en Gales «la economía es relativamente débil», que ha achacado a una falta de inversión de Reino Unido, al tiempo que ha señalado que el galés sólo es hablado por «un 20 ciento» de los galeses, por lo que no favorece, a su juicio, a la autoderminación en comparación con otros países. Por ello, considera que en países no tanto ricos es más fácil para el Estado «tratar de asustar» con que si se consigue la independencia se van a perder empleos y servicios, pero «en Escocia y Cataluña no pueden hacer eso». «Queremos seguir ese mismo viaje, pero puede que nos lleve un poco más», ha defendido el galés. En esta línea, también se ha referido Xavier Vence para remarcar que «en absoluto» un país debe ser rico para pedir la autodeterminación, pues los países con niveles de renta y riqueza «medios» como Galicia, «también tienen la necesidad» de las herramientas para su desarrollo económico y social. Aunque Vence ha sostenido que «lo que sí es cierto» es que «las sociedades ricas y más desarrolladas tienen más posibilidades», así como «capacidad para impulsar ese proceso».

 Por su parte, el eurodiputado de Aralar, Iñaki Irazabalbeitia, en una intervención realizada íntegramente en gallego, ha puesto en valor a «la extraordinaria candidata» que encabeza la lista del BNG a las elecciones europeas, Ana Miranda, al tiempo que ha pedido «convencer» a las clases populares gallegas de que opten por el Bloque. En una declaración en la que ha cargado contra la «gestión ultraliberal» de la Unión Europea, Irazabalbeitia ha apelado al «derecho de los pueblos a construir su futuro».

ASAMBLEA DE ALE

La ALE es un partido europeo integrado por 40 formaciones políticas nacionalistas y 17 Estados europeos, tiene como elemento común la defensa de una «Europa de los pueblos» a través del ejercicio del derecho de autodeterminación, de la defensa de la diversidad lingüística y cultural, y la defensa del desarrollo económico y social de sus respectivas naciones. Entre las organizaciones miembro del Estado español, además del BNG, están Esquerra Republicana, Aralar, Eusko Alkartasuna, Bloc Nacionalista Valenciá, PSM-Entesa Nacionalista de Mallorca, Nueva Canarias y el Partido Andalucista. Por la parte europea, acuden representantes del Partido Nacionalista Escocés (SNP), el Partido Nacionalista de Flandes y el Partido Nacionalista de Gales.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar