El colectivo que lidera Aymerich, contrario a que el Bloque pacte con los abertzales

Aymerich_BNG_abandoa o Parlamento

El colectivo que lidera el exparlamentario Carlos Aymerich, Abrente, defiende que para las europeas, el BNG todavía debe «promover una candidatura gallega abierta», y considera que, poniendo como punto de mira las elecciones municipales y la necesidad de que esos comicios se «asienten en candidaturas unitarias», concurrir en coalición con la organización abertzale vasca EH-Bildu «no avanza en este camino y consolida la imagen de división y confrontación entre nacionalistas».

Este colectivo integrado en el frente, que si bien reconoce en este posicionamiento de la dirección, que constituye una «minoría» dentro del Bloque Nacionalista Galego (BNG), incluye a los principales cabezas visibles de la formación en el ámbito municipal, que en 2015 volverá a someterse al refrendo de la ciudadanía.

No obstante, en este escrito interno, Abrente concluye que «como siempre hizo», la expresión de la «discrepancia», no les «impedirá acatar lealmente las decisiones de la dirección del BNG». «Suya es la legitimidad para adoptarlas. Suya será también la responsabilidad por las consecuencias que de ella deriven», remacha, en este sentido.

Abrente-Esquerda Democrática sigue apostando, en todo caso, por que el BNG «debe promover una candidatura gallega a todas las personas y todas las fuerzas políticas que asuman un programa de mínimos, nacionalista y de izquierdas».

«Defendemos esta posición desde el respeto a las decisiones que fue adoptando la dirección del BNG, conscientes de ser una minoría dentro de la organización, pero sabedores, porque así nos lo fue transmitiendo, de que nuestras tesis eran compartidas por muchos otros compañeros, incluso por gente fuera del BNG», apunta.
VOZ «GENUINA» DE GALICIA

A juicio de Abrente, el BNG «y no sólo él, debe ser la voz genuina de Galicia», para hacer «oír» los «anhelos, expresar las necesidades y dejar constancia, partiendo de una experiencia casi de treinta años, «de las graves consecuencias» que ha tenido para este país el proceso de construcción europea.

No obstante, este colectivo también incide en que hay que dar «pasos para la reunificación del nacionalismo, sentando las bases de candidaturas unitarias en las municipales del próximo año, tratando de dar forma política a la demanda social de unidad», como el próximo 27 de febrero, en que están convocadas movilizaciones unitarias por la Alianza Social Galega.
COALICIÓN CON BILDU

Es en este contexto en el que Abrente juzga que la propuesta realizada por el Consello Nacional –el pasado sábado– de concurrir con EH Bildu «no avanza en este camino y consolida la imagen de división y confrontación entre nacionalistas» que, «con certeza, va a dificultar acuerdos y confluencias futuras», las cuales –en su opinión– «son imprescindibles».

Asimismo, señala que esta fórmula electoral, y singularmente después de la «negativa de ERC» a hacer una alianza con esta organización vasca, va a obligar al BNG a «dar explicaciones adicionales sobre razones y dinámicas ajenas a la realidad, colocando al BNG en una indeseable posición secundaria a respecto de otras fuerzas políticas».

Así las cosas, Abrente estima que el BNG «no puede ser el que cierre las puertas», máxime cuando «el debate sigue abierto en otras formaciones políticas», y por eso defiende que el Bloque «promueva una candidatura nacionalista y de izquierdas».
NACIONALISMO DIVIDIDO

El nacionalismo gallego prepara las elecciones a las europeas dividido. Tras las escisiones del BNG en 2012, que han desembocado en otras dos grandes organizaciones –Anova (liderada por Xosé Manuel Beiras) y Compromiso por Galicia (cuyo secretario xeral es Xoán Bascuas y que arrastró buena parte de las bases del colectivo Abrente)–, los tres principales referentes del nacionalismo y galleguismo no de derechas previsiblemente irán separados.

Así, Compromiso por Galicia acudirá en la candidatura impulsada por PNV y a la que se ha unido CiU; el BNG, a falta del refrendo final de la militancia, apuesta por EH-Bildu; y Anova todavía tiene que celebrar un referendo para decidir cuál es su apuesta, incluida la opción de reeditar un pacto como el de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), coalición en la que no estará Equo, pero que quieren repetir Esquerda Unida y Espazo Ecosocialista.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar