La Xunta niega la pérdida de cobertura sanitaria por tres meses de ausencia

El secretario xeral técnico de la Consellería de Sanidade, Antonio Fernández-Campa, ha asegurado que «no hay ningún supuesto» en el que una persona de nacionalidad española que pase más de 90 días en el extranjero en un año natural vaya a quedarse sin cobertura sanitaria a su vuelta a España.

Así lo ha dicho en respuesta a una pregunta formulada en la Comisión de Sanidade del Parlamento por la diputada de Alternativa Galega de Esquerda (AGE) Consuelo Martínez, quien ha puesto en duda que una persona que emigre o se traslade un tiempo al extranjero pueda tener cobertura a su vuelta. Tras escuchar la respuesta de Fernández-Campa ha replicado que «lo que se deduce del BOE –Boletín Oficial del Estado– no es eso», sino que se concluye que si una persona sale durante más de 90 días a otro país y se encuentra en situación de desempleo «no tendrá cobertura» y «tendrá que tramitarla, en todo caso».

El representante de la Consellería de Sanidade ha indicado que para el caso de personas que trabajen en otro país y vuelvan temporalmente a España, por ejemplo, de vacaciones, «lo normal es que traiga un aseguramiento del país» en el desarrolla sus labores. Si regresa de forma definitiva, «puede ser que exporte también el derecho» y que el país en el que estaba cubra la asistencia sanitaria o que vuelva sin la misma.

En este último caso, ha proseguido Fernández-Campa, «el trámite que tiene que hacer es comunicar al Instituto Nacional de la Seguridad Social para que automáticamente lo den de alta». «En ningún momento queda sin cobertura», ha incidido.

Por su parte, Consuelo Martínez ha cuestionado que una persona que haya salido de España más de 90 días y esté desempleado no vaya a tener problemas para acceder a la sanidad pública y ha acusado al PP de aplicar «políticas clasistas». Además, ha avisado de que Galicia es «una de las zonas del Estado donde la emigración es mayor», por lo que la medida tendrá «más repercusión».
PROYECTO DE LEY DE MUTUAS

Por otra parte, Fernández-Campa, ha manifestado el desacuerdo de la Xunta con algunos de los apartados de la propuesta del Gobierno para hacer un proyecto de ley de mutuas, en lo que se refiere a la propuesta para el alta de trabajadores que estén de baja por contingencias comunes.

En concreto, ha dicho no estar de acuerdo con el plazo de cinco días que se da a la inspección médica para responder cuando la mutua haga una propuesta de alta, al estimar que es «reducido», y que, en caso de no haber contestación en ese tiempo se haga la interpretación de silencio positivo. Así, ha dicho coincidir con AGE en la «preocupación» por este apartado y ha destacado que recientemente la Xunta trasladó su disconformidad con un decreto del Ministerio de Empleo y Seguridad Social que ya incluía estas disposiciones.

Además, ha considerado que no es el inspector el que debe resolver las propuestas que reciba de las mutuas, sino que su papel debe ser el de «vínculo» ente estas y los facultativos que han firmado las correspondientes bajas, que son los que se deben pronunciar en cada caso.

El diputado de AGE Juan Fajardo ha avisado de que esta propuesta del Gobierno central es «tremendamente peligrosa para la clase trabajadora gallega» y ha acusado al PP de tratar de permitir que sean las mutuas, que son empresas privadas, «las que tienen que dar el alta» a un trabajador de baja. «Se prioriza el ingreso de dinero para las mutuas sobre la salud de los trabajadores», ha recriminado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar