Comienza el procedimiento contra los exdirectivos de NCG que cobraron indemnizaciones millonarias

Gayoso y Pego recojen sus carteras tras una reunión.

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha dado el primer paso para sentar en el banquillo al excopresidente de Novacaixagalicia, Julio Fernández Gayoso, y otros cuatro antiguos directivos de la caja por presuntos delitos de apropiación indebida y, alternativamente, estafa.

En el auto, hecho público este jueves, el magistrado da un plazo de diez días para que el fiscal y las demás partes personadas respondan si abre juicio oral contra Gayoso y contra el que fuera director general de Novacaixagalicia, José Luis Pego; el exdirector general adjunto ejecutivo, Javier García de Paredes; el exresponsable del Grupo Inmobiliario, Gregorio Gorriarán, uno de los gestores de la oficina de integración, Óscar Rodríguez Estrada y el abogado Ricardo Pradas, un experto en derecho laboral que asesoró a la entidad gallega.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 acusa en su auto a los antiguos cargos de la caja –resultado de la fusión de Caixa Galicia y Caixanova– de percibir con abuso de sus funciones prejubilaciones millonarias, que oscilaban entre los 691.000 euros y los 7,7 millones de euros.

Según la resolución, altos directivos conocían por la posición que ocupaban en la caja la «dificilísima» situación patrimonial toda vez que la entidad ya había solicitado un segundo apoyo del FROB, «engañando» al Consejo de Administración y con la ayuda de Gayoso. «En septiembre de 2011, Gayoso, con plena ignorancia del Consejo de Administración de la caja, aprobó y liquidó los importes correspondientes a los desistimientos unilaterales realizados por Pego, Gorriarán y Rodríguez Estrada», añade.

Según dice el magistrado, «el abono de las indemnizaciones por cese voluntario por un importe total de 18,94 millones de euros supuso en conjunto en torno al 10% del patrimonio de la entidad».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar