Pachi Vázquez llama al «diálogo y unidad» de los socialistas ourensanos

Pachi Vazquez_exterior sede PSOE Santiago

El exsecretario general del PSdeG y diputado autonómico, Pachi Vázquez, ha hablado públicamente por primera vez de la crisis de los socialistas en Ourense, sobre la cual ha dicho esperar «con ilusión» que en las filas de su partido se produzcan «diálogo, acuerdos y unidad», para que en el Ayuntamiento de la ciudad «se normalice la situación».

Transcurridos meses desde la última comparecencia pública del exsecretario general del PSdeG ante los medios de comunicación, este jueves a las 11,00 horas fueron convocados los medios para una hora después, para tratar de «temas de actualidad política».

El tema abordado directamente por Vázquez en la rueda de prensa fue el del Plan Provincial de Termalismo presentado en un acto público, hace un par de días, por los presidentes de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, pero luego respondió a preguntas sobre la crisis abierta en los socialistas ourensanos.

Pachi Vázquez centró sus respuestas en las llamadas al «diálogo, acuerdos y unidad» y dijo que se reúne, no sólo con los cinco ediles críticos, sino «con todos los compañeros», al ser preguntado por un encuentro que hace días mantuvo con los concejales díscolos y el apoyo que les presta.

«Me permito proponer al alcalde y a todos los concejales que a través del diálogo, se llegue a acuerdos que refuercen la unidad, que es lo que todos queremos para el grupo municipal», ha agregado el exsecretario xeral del PSdeG, quien controla la provincial de los socialistas en Ourense, pero no el partido en la ciudad.

Preguntado sobre los expedientes disciplinarios abiertos a los cinco ediles críticos, una medida ordenada por el actual secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, que ha contado con el respaldo de Ferraz, Pachi Vázquez reiteró que todos los «mecanismos del partido» deben partir del diálogo.
UN NUEVO BIPARTITO

Vázquez ha subrayado que la ilusión de todos es «gobernar la ciudad –de Ourense–«, y ha advertido que, para ello, «hay que hacer esfuerzos». «Cuando nos votan es para que gobernemos y todos tenemos la obligación de sentarnos y ver lo que nos une», ha afirmado, después de apelar a una unidad que tiene que ir «más allá» del grupo municipal socialista, con la finalidad de «unir a toda la izquierda de la ciudad y poder tener una mayoría progresista para que la izquierda gobierne en Ourense».

Esta referencia a una posible reedición del bipartito local PSOE-BNG coincide con las intervenciones del actual regidor, Agustín Fernández, que en reiteradas ocasiones en varios plenos municipales durante 2013 instó a los ediles nacionalistas a colaborar en el gobierno local, como ocurrió con la alianza que rigió hasta que el exalcalde socialista Francisco Rodríguez fue imputado en la Operación Pokemon.

En aquellas circunstancias, tras un gobierno conjunto de socialistas y nacionalistas desde 2007 en la ciudad, la detención del exregidor socialista desencadenó las peticiones continuas de dimisión por parte de los ediles del BNG. El alcalde dimitió seis días después de su detención y a partir de entonces, la imputación del concejal del BNG Fernando Varela, que dimitió, desencadenó renuncias y la sustitución de los tres ediles nacionalistas en el Gobierno y la ruptura del acuerdo local.

Aparte de Pachi Vázquez, en la rueda de prensa de este jueves también estuvo la diputada autonómica y secretaria de la ejecutiva provincial del PSdeG, María Quintas, el portavoz socialista en la Diputación, José Ignacio Gómez, y la concejala de O Carballiño Yolanda Otero.
Imprimir

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar