La oposicion, contra la inclusión de la reducción de escaños en el próximo pleno

Parlamento_Xunta de Portavoces_voceiros

La reforma de la ley electoral que impulsa el PPdeG para reducir el número de diputados y obligar por ley a que las declaraciones de los parlamentarios y miembros del Gobierno sean públicas se debatirá en el próximo pleno en un contexto en que la oposición denuncia que se «violan» el pacto no escrito de consenso para reformas de este tipo, en palabras de Xosé Manuel Beiras (AGE) y Francisco Jorquera (BNG), y en el que el PSdeG acusa a los populares de negar cualquier intento de «dialogar» por su «deriva autoritaria».

Enfrente, y después de que el secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, con el portavoz socialista, José Luis Méndez Romeu, presentasen un documento con las líneas que defienden los socialistas para una reforma «más amplia», el popular Pedro Puy ha defendido la iniciativa popular y ha juzgado que «llama la atención que después de dos años pidiendo una propuesta de reforma electoral», el principal grupo de la oposición haya esperado a que el PPdeG incorpore la suya al pleno para remitir un texto y decir que estaba en «desacuerdo con la reducción».

En la rueda de prensa posterior a la Xunta de Portavoces, el socialista José Luis Méndez Romeu ha lamentado la «enésima oportunidad» de ver la «deriva autoritaria» y la «nula vocación de diálogo» con la oposición del PPdeG, al que acusa de únicamente «aceptar acríticamente las consignas del poder».

Así, ha censurado que no fuese admitida la creación de una comisión de estudio de la reforma electoral en un marco «amplio» que atendiese la democracia, y que el portavoz de AGE calificó de «oportuna» y, por el contrario, los populares incidiesen en «un ataque a la democracia y en el desprecio» al Parlamento.

Méndez Romeu, que recordó alguna de las líneas del documento presentado este lunes destacando que su propuesta impulsa los «valores de la transparencia» y en las listas cremallera (intercalados hombre y mujer), ha censurado que se «bloquee» la comisión propuesta.
PROPUESTA «HETEROGÉNEA»

Sin embargo, Pedro Puy ha desestimado la intención del PSdeG de crear una comisión de estudio ‘ad hoc’ para la reforma de la ley electoral, alegando que se incluyen cuestiones que van más allá de la reforma de la normativa gallega y bajo la intuición de que, lo que se pretende, es «dilatar» en el tiempo los cambios.

Es muy heterogénea», ha observado, para asegurar, a renglón seguido, que está «mal configurada» y «no tiene que ver mucho uno con otros» temas, por lo que ha concluido que existe una «maniobra dilatoria» en los socialistas para «no pronunciarse sobre las proposiciones del PP y del BNG». «Pretenden ganar tiempo», ha considerado.

En todo caso, y sobre el contenido del documento, ha destacado que hay cuestiones «atendibles» y que ya están «incluidas», como es la publicación de los bienes patrimoniales, y otras que deben incorporarse al mandato marco de la CRTVG –que está pendiente– y no legislar, como es la regulación de los debates en campaña electoral, ya que «no se pueden imponer que se celebren con carácter obligatorio».

Así las cosas, Pedro Puy ha manifestado que la propuesta de los socialistas es «muy heterogénea y no tiene hilo conductor más allá de hablar de regeneración democrática» .

«ATRACO» y «ECHARLES MARGARITAS A LOS CERDOS»

El portavoz parlamentario de AGE, Xosé Manuel Beiras, ha censurado que «un partido que miente sucesivamente», en referencia al PP, «con toda la frialdad de un verdugo» comete «no un asesinato, sino la ejecución» de un «atraco» al Parlamento y a los derechos de los ciudadanos en un «ejercicio de filibusterismo».

De esta manera, y apelando al argumento de ahorrar, Beiras ha ironizado con que si se acomete esta reforma, o bien habría que «adelantar elecciones», para que tenga efecto inmediato, o bien cuando tenga efecto ya nos será necesaria porque, en alusión al discurso popular, hay «brotes verdes» y estaremos «en expansión» en económica y «ya no habrá necesidad de ahorrar el dinero que se ahorra».

Siguiendo esta línea, también ha propuesto «tapar los agujeros» de financiación del Parlamento con el dinero de los casos «Bárcenas, Crespo, Blesa y del PPdeG de 2006 cuando Feijóo ya presidía» el partido. «Con eso ya se resolvía», ha manifestado para, a renglón seguido, sugerir «doctrina Cospedal» (quitar las remuneraciones parlamentarias) para los 41 diputados populares, como otra vía.

Así las cosas, el veterano diputado ha concluido que los populares «una vez más violan las normas» de respetar mayorías reforzadas para llevar a cabo este tipo de reformas y ha criticado que «erre que erre» se lleve «a toda prisa al pleno» una reforma que es un «desprecio absoluto a los diputados y a la ciudadanía que no votó al PP». «Decirles esto es como echarles margaritas a los cerdos, pero yo no me cansaré de decirlo, porque no me importa que hagan caso omiso, sino que los ciudadanos sepan lo que digo», ha sentenciado.
EL BNG LLEVA LA SUYA

Como había anunciado, el Grupo Parlamentario del BNG ha introducido la propuesta de ley de reforma de la ley electoral gallega, registrada en mayo del pasado año, y que había dejado en reserva pendiente de que el PPdeG activase la suya.

En la rueda de prensa, el portavoz nacionalista en la Cámara, Francisco Jorquera, ha enfatizado que «hubo un emplazamiento conjunto» de la oposición para que el Grupo Popular «no pretendiese reformar de forma unilateral» la ley electoral, y para pedirle que «abriese un proceso de diálogo sin establecer condiciones previas».

«Pero el PP persiste en su actitud de violar la norma no escrita de que las reglas de juego no deben modificarse de parte», ha reprobado Jorquera, quien ha asegurado que los populares «no pretenden otra cosa que una reforma electoral a medida de sus intereses para retener la mayoría absoluta perdida en la sociedad».

Por ello, ha explicado el portavoz parlamentario del Bloque, los nacionalistas llevan al próximo pleno su propuesta de reforma, que busca «más democracia, más participación de la sociedad y que el Parlamento sea el fiel reflejo» de la ciudadanía.

«Va a haber un debate de dos propuestas: una del BNG para más democracia y autogobierno; y la del PP, que sigue la senda marcada por la señora De Cospedal, que dejó sin remuneración a los diputados mientras ella cobraba tres sueldos sin incluir los sobres de Bárcenas», ha expuesto Jorquera, quien ha reprochado que se use «como coartada» la reducción de gastos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar