Orozco niega haber aceptado soborno alguno

Orozco_pleno Lugo

   «Como hace un año soy impermeable a las maledicencias, por lo tanto no abandonaré mi responsabilidad y mi compromiso con los vecinos de Lugo. Soy una persona fuerte. No lo estoy pasando bien, pero tengo la fortaleza de mi inocencia», ha sostenido el alcalde de Lugo, el socialista José López Orozco, quien ha insistido en que no ha cobrado sobornos.

 

Durante una comparecencia ante la prensa, en la que estuvo acompañado por todo su gobierno, el alcalde de Lugo ha aclarado que no ha cometido ningún delito, tras la apertura por «fascículos» de la ‘Operación Pokémon’, en la que está imputado junto a un centenar de personas. «Nunca acepté ni me ofrecieron ningún soborno. No dimito porque tengo la fortaleza de mi inocencia», ha aseverado.

 

«Ni sobres, ni sobornos, ni enchufes, ni cohecho, ni prevaricación. Yo no cometí ningún delito, ni ninguna irregularidad, por más que se empeñen algunos. Es posible que cuando actúe la Justicia tenga que pedir perdón porque igual hay alguien que traicionó mi confianza, pero es seguro que tendrán que pedirme perdón los que me condenaron sin pruebas», ha sostenido Orozco, quien ha admitido que «no» lo está pasando «bien».

 

Tras el levantamiento parcial del secreto de sumario, el regidor de Lugo a vuelto a insistir en que «no hay pruebas» contra él, «porque no las puede haber» y así ha asegurado que vive de su «salario». «Me lo pagan los ciudadanos de Lugo con sus impuestos», ha abundado.

 

También ha recalcado que «nunca» aceptó, ni le «ofrecieron», ningún «soborno de ninguna empresa, ni de ninguna persona particular». «Y nunca di, ni recibí trato de favor«, ha apostillado.

 

DENUNCIAS

 

«Miente quien diga lo contrario y tendrá que responder de sus mentiras ante el juzgado, en ese sentido le di ordenes a mis abogados para que, tan pronto conozcamos el conjunto del secreto de sumario, que denuncien a quien de una forma infame me calumnió o mintió sobre mi persona», ha aseverado.

 

Rodeado de los otros diez concejales socialistas, Orozco recordó que fue el viernes cuando se produjo un «echo deseado y esperado, pero con una sorpresa que es se hace un levantamiento de secreto por fascículos».

 

«De momento el levantamiento no fue tal, se levantó el secreto de lo que no es secreto. Como en el día de la marmota se volvía a publicar, como hace un año, lo que desmentí en aquel momento en mis declaraciones en el juzgado que aún siguen bajo secreto de sumario. Más pronto que tarde algunas personas tendrán que pedirme perdón por haberme crucificado sin pruebas», ha subrayado.

 

Sobre la parte de la instrucción que se ha dado a conocer a las partes, el alcalde de Lugo ha negado cobrar 2.000 euros por la concesión de la grúa. «Eso es rotundamente falso», ha asegurado. «Que persiguen, única y exclusivamente, esconder su forma de actuar haciendo una acusación totalmente falsa», ha manifestado.

 

Orozco ha indicado, además, que «le quedan sentimientos», en relación a pedir trabajo para una persona. «Que me llega a mi, que en aquel momento tiene su familia en paro, y están viviendo cinco personas del salario de un jubilado y me piden que le ayude, ¿ustedes creen que yo puedo tener las entrañas y el corazón suficiente para decirle que no?», ha comentado.

 

FINANCIACIÓN

 

Preguntado sobre la supuesta financiación irregular del PSOE apuntada en el sumario, el alcalde socialista de la ciudad de Lugo ha señalado que «no» le consta.

 

También el regidor ha dicho que «no solo» se ha sentido «traicionado» por el que fuera su mano derecha en el Ayuntamiento de Lugo, el también imputado Francisco Fernández Liñares, «sino de otra gente». Incluso de «personas que nunca vi», ha añadido. «Yo a ese tal Álvarez no lo vi en la vida, una persona que una vez dice una cosa luego otra y otra que es que se lo dicen y luego afirma, eso que es?», ha afirmado.

 

RESPONSABILIDADES POLÍTICAS

 

Por su parte, los dos grupos de la oposición valoraron de distinta forma el contenido que ha trascendido del sumario. Así, para el BNG es suficiente para que dimita Orozco, mientras que el portavoz popular, Jaime Castiñeira, ha exigido responsabilidades «políticas».

 

La portavoz municipal nacionalista, Paz Abraira, requirió la dimisión «inmediata» y, en caso contrario, que «sea la dirección socialista y su secretario xeral en Galicia, José Ramón Gómez Besteiro, adopte las medidas necesarias para que Orozco no siga al frente del gobierno de esta ciudad».

 

«No puede ser que alguien sobre el que pesan acusaciones tan graves, continúe al frente del gobierno», ha sentenciado para requerir «responsabilidades al Partido Popular. «Porque no puede ser que lo que pide en el Ayuntamiento de Lugo no lo pida en las ciudades de Compostela y A Coruña, donde asistimos a una trama de tan grueso calibre como en el Ayuntamiento de Lugo», ha indicado.

 

Además, Paz Abraira recordó que fue el pasado año cuando se conocía la imputación de Orozco cuando acordaron dejar el gobierno local.
En el Partido Popular, su portavoz Jaime Castiñeira ha dicho: «Yo estoy diciendo responsabilidades políticas, quien las hace las paga».

 

VARIAS IMPUTACIONES

 

También el portavoz popular quiso trasladar responsabilidades sobre la elección de Orozco al BNG y así ha manifestado que «quien puso a Orozco en el sillón de la alcaldía fueron los votos de los nacionalistas y ya existía el caso Garañón y ya había varias imputaciones por otros temas».

«Que no vayan de inocentes porque ellos fueron socios necesarios para que el contrato de la grúa no se modificara, para que el contrato de la ORA no se cumpliera la sentencia como se debía de haber cumplido, la de anulación del contrato, y las denuncias del furor privatizador del Ayuntamiento de Lugo y servicios sin contrato, fueron socios colaboradores y partícipes de ese gobierno los señores del BNG», censuró.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar