El sumario de la Operacion Pokémon apunta a Orozco y Liñares como destinatarios de dinero

Liñares_Orozco_separadas_Pokémon

 

Un informe del mes de septiembre de 2011 señala al alcalde de Lugo, José López Orozco, y el entonces presidente de la Confederación Hidrográfica Miño Sil, Francisco Fernández Liñares, quien había sido concejal de Economía y Urbanismo, ambos imputados en la ‘Operación Pokémon’, como receptores de dinero del Grupo Vendex a cambio de favores.

Así consta en el sumario de la ‘Operación Pokémon’, al que tuvo acceso Europa Press, en el que un informe alude a las comunicaciones intervenidas, vigilancias y seguimientos para apuntar a Liñares como «uno de los destinatarios de dichos pagos» lo que, según Vigilancia Aduanera, «podría poner de manifiesto una presunta actividad ilegal».

El informe de 2011 hace referencia, además, a la «excelente relación existente» entre el delegado regional del Grupo Vendex, José María Tutor, y el alcalde de Lugo, al que Gervasio Rolando Rodríguez, responsable nacional y administrador del Grupo Vendex, se refiere como «uno de los destinatarios de los envíos de dinero». «Te disculpas por los dos o tres meses que se le deben (al alcalde)», le había dicho Gervasio a Tutor el 5 de septiembre de 2011, según una de las conversaciones recogidas en el sumario, cuyo secreto se ha levantado parcialmente.

Además, según conversaciones recogidas por Vigilancia Aduanera, López Orozco hace referencia a la petición de contratación de una mujer por parte del Grupo Vendex en Lugo, que supuestamente habrían acordado Tutor y el alcalde de Lugo, en la que «éste pone especial interés». En la misma conversación, el regidor informa a su interlocutor en relación a la aprobación de la nueva ordenanza de la ORA y la ampliación de las plazas ORA. «Eso le voy a dar marcha mañana mismo», indica el regidor.

Vigilancia Aduanera señala que el arreglo de la situación de esa mujer «podría estar ligado a la ampliación posiblemente de la zona ORA de Lugo». Al respecto, el informe indica que el alcalde «quiere darle marcha mañana mismo al asunto», a lo que Tutor responde que «tiene unos plazos y no hay porque forzar nada», en alusión, posiblemente, según recoge el informe, «a la ordenanza de la ORA en Lugo».

Además, en sus pesquisas, Vigilancia Aduanera hace constar que Liñares desempeñaba el cargo de concejal de Protección de la Comunidad en el año 2005, en que se adjudicó la prestación del servicio de grúa municipal de Lugo a la empresa Cechalva, de la que otro de los imputados en la causa, Manuel Santiso, era administrador en ese momento.

«DIFERENTES ENVÍOS»

En las investigaciones practicadas Vigilancia Aduanera precisa que «fueron detectados diferentes envíos presumiblemente de dinero que el Grupo Vendex remitía desde Madrid con destinado la sede regional del grupo en A Coruña».

Para ello se empleaba el servicio de Seur, lo cual, según los investigadores, «causaba cierta extrañeza el que un grupo empresarial de la entidad de Vendex realizara envíos de dinero utilizando este singular sistema de remisión».

Así, constataron el «envío de diferentes sobres/paquetes» a través de Seur desde Vendex-Madrid al Grupo Doal-A Coruña «presumiendo que el contenido de los mismos sería dinero» y el destinatario final de ese contenido «presumiblemente al menos José López Orozco y Francisco Fernández Liñares», a quienes en diferentes conversaciones se refieren como el ‘cura’ o ‘sacerdote’ y ‘Tachenko’, respectivamente.

Las pesquisas llevaron a concluir que la recepción de ese dinero estaría vinculada a la adjudicación de contratos en favor del Grupo Vendex en Lugo por parte del Ayuntamiento. «De la entrega directa del dinero estaría encargado Manuel Reguera».
CANTIDADES

De conversaciones, Vigilancia Aduanera indica en su informe que se concluye que Rolando Rodríguez, en nombre del Grupo Vendex, realiza pagos de comidas de concejales y funcionarios que presentan las facturas por un importe de unos 600 euros mensuales; comidas que abona Reguera directamente y que ahora reclama el abono por parte del primero; y 3.500 euros al mes que suman un total anual de 42.000 euros.

«Este dinero se envía a través de Seur con destino, entre otros, diferentes funcionarios de Lugo, presumiblemente Liñares, Ferreiro y Orozco», según señalan los investigadores.

En sus pesquisas Vigilancia Aduanera señala que Gervasio Rodríguez entregó a Tutor y Reguera tres sobres que tenía preparados para el pago de los sobornos trimestrales, de 3.500 euros cada mes, entregas a las que se les conocía como «convenio trimestral».

Los investigadores concluyeron que el funcionario Javier Manuel Reguera era la persona que tenía el contacto con los funcionarios dado que hasta el año 2009 trabajó como ordenanza en la Policía Local y, al mismo tiempo, por las tardes trabajaba en la empresa que en aquellos momentos era adjudicataria del contrato ORA y, por ello, «conoce muy bien a los presuntos sobornados».

Además, indican que Francisco Fernández Liñares hasta el año 2008 y desde 2003 ostentó altos cargos en diferentes concejalías del Ayuntamiento de Lugo, cuando ejercía de mano derecha de Orozco, y, por lo tanto, «asumía entre otros menesteres el control y supervisión de la gestión de la ORA por parte de la empresa adjudicataria».

Mientras, señala que López Orozco era en 2009 el alcalde de Lugo y, por lo tanto, «el responsable final de la adjudicación en el año 2009 del contrato de la ORA en Lugo al Grupo DOAL».

OTROS CONTRATOS

Con todo, tras analizar los envíos de cantidades de dinero que a modo de sobornos el Grupo Vendex destina a pagos de favores en Lugo, los investigadores concluyen que «presumiblemente habría hecho la misma operación en otros contratos de la ORA en el Ayuntamiento de Ourense y A Coruña», también investigados.

A tenor de los hechos investigados, Vigilancia Aduanera apunta en la documentación incluida en el sumario, recogido por Europa Press, la comisión de los posibles delitos de cohecho y cohecho pasivo por las conductas de corrupción de los funcionarios que consisten en la solicitud y recepción de dinero y diferentes dádivas a cambio de realizar un acto propio de su cargo; así como cohecho activo por parte de los sujetos que hacen la entrega de dinero por parte de Vendex.

A ellos, se suma blanqueo de dinero como consecuencia del afloramiento de dinero recibido presuntamente por funcionarios; prevaricación –por la adjudicación del contrato de la ORA–; tráfico de influencias; uso de información privilegiada; delito contra la hacienda pública y otros.

Por estos delitos están imputados, entre otros, en relación a los citados hechos, el alcalde de Lugo; el responsable en el ámbito nacional del Grupo Vendex, Gervasio Rolando Rodríguez; José María Tutor; Javier Manuel Reguera; Francisco Rodríguez Liñares; y Rolando Rodríguez.

VALORACIÓN DEL CONCELLO

El Gobierno local de Lugo se «congratula» por el levantamiento parcial del secreto de sumario de la Operación Pokémon, «después de más de un año y tras solicitarlo oficialmente y públicamente con insistencia».

«Confiamos en que esta medida nos permita conocer en su integridad las falsas acusaciones que en él se podían haber vertido sobre el alcalde de nuestra ciudad», se pone de manifiesto a través de una nota de prensa remitida por el gabinete de comunicación del Ayuntamiento de Lugo.

De este modo, se felicitan de «esta decisión de su señoría va a permitir, por fin, conocer quién o quiénes han difamado de esta vuelta con falsas acusaciones al alcalde». «Asimismo, este gobierno local aprovecha para anunciar que, sin duda, el alcalde ejercerá todas las acciones legales contra aquellas personas que, en esta causa, lo hayan acusado de cualquier tipo de delito», advierte el Gobierno socialista.

A la espera de conocer más detalles, «el contenido de las diligencias judiciales sobre las que se levantó el secreto, si ello confirma las distintas informaciones que en los últimos meses fueron publicados los distintos medios de comunicación, este gobierno local asume que José López Orozco ha sido víctima de una utilización indebida de su figura pública».

«Los lucenses deben de tener la seguridad de que, si alguien acusó al alcalde de haber cometido, en el ejercicio de su cargo, algún hecho inmoral, indebido o poco ético, miente. Por esa razón, será imposible que nadie pueda acreditar tales falsedades. Por el contrario, la defensa de López Orozco tendrá ahora la oportunidad de desmontar cualquier posible utilización escandalosa de su figura», destaca el Ejecutivo local.

El equipo de gobierno, «en nombre del alcalde de nuestra ciudad», también ha aprovechado para «agradecer hoy, de nuevo, las numerosas muestras de apoyo y afecto que ha recibido López Orozco, en este tiempo, por parte de cientos de ciudadanos de Lugo y, también, la solidaridad y cariño que le han expresado desde siempre el partido socialista, y quiere destacar que todas esas muestras de confianza que verán compensadas absolutamente cuando la Justicia se pronuncie».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar