El PSOE suspende de militancia a los concejales críticos de Ourense

Besteiro_declaracións_micro
El secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, ha anunciado este jueves la suspensión de militancia de los cinco concejales díscolos del PSOE de Ourense que “incumplieron sus obligaciones” al dejar de asistir a las juntas de gobierno local y reuniones del grupo municipal.

Esta situación se mantiene desde el pasado 16 de diciembre, cuando este grupo de críticos abandonó una sesión plenaria durante la votación, dejando en minoría al alcalde, Agustín Fernández. De hecho, este mismo jueves, las tres edilas díscolas con asiento en la junta de gobierno no acudieron a la cita, si bien dos de ellas habían presentado el pasado día 13 un escrito de renuncia que el regidor avanzó que aceptaría esta misma semana.

Tras un tiempo de “diálogo”, el pasado lunes la secretaria de Organización del PSdeG, Pilar Cancela, había remitido a los concejales díscolos –y a la dirección del partido en la provincia, que los respalda– un escrito para exigirles que retomasen sus “obligaciones”, el martes por la mañana volvió a producirse un nuevo plante.

Ante ello, Besteiro anunció la adopción inmediatas de medidas disciplinarias y su número dos remitió ese mismo martes a Ferraz un informe “sobre la situación de los socialistas de Ourense que incumplieron con sus obligaciones”. Ahora, dos días después, como ha explicitado el lucense, la dirección federal ha devuelto ese expediente con el decreto de la suspensión de militancia de esos concejales.

“La ejecutiva federal respalda el proceso llevado a cabo por la ejecutiva gallega y decreta su suspensión de militancia”, ha reivindicado el jefe de filas del PSdeG en el marco de una visita a la localidad lucense de Vilalba en su condición de presidente de la Diputación de Lugo.
“RESPALDO” DE FERRAZ

A partir de este momento, como ha detallado, la cúpula del PSdeG instruirá el expediente a esos cinco concejales en base a sus “reiterados incumplimientos” de las directrices del partido. “Pero, con independencia de cómo derive en cuanto a medidas disciplinarias, desde hoy están suspendidos de militancia”, ha remarcado.

Los afectados son Antonio Rodríguez Penín, Susana Bayo, Alfonso Vilachá, Mónica Vázquez y María Devesa, todos ellos afines al exsecretario xeral del PSdeG Pachi Vázquez, igual que la ejecutiva provincial, que siempre ha respaldado su actuación y ha llegado a documentar por escrito que no es obligatorio asistir a las reuniones de grupo municipal o a las juntas de gobierno local.

En este sentido, preguntado sobre la influencia de su antecesor al frente del PSdeG en este conflicto, Besteiro ha rechazado “entrar a valorar las actitudes de nadie”. “Creo que vamos por el camino que tenemos que ir y otras cuestiones a mí me parecen irrelevantes”, ha resuelto.

En relación con este procedimiento, a través de un comunicado, el PSdeG ha indicado que sus estatutos permitían “la posibilidad de instruir el expediente disciplinario sin suspender de militancia a los concejales”. “Pero la dirección del partido (en Madrid), respaldando de nuevo a la ejecutiva gallega, optó ya por suspenderlos previamente de su condición de militantes”, ha aplaudido.

Precisamente, el viernes de la pasada semana, el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, en rueda de prensa tras una visita a Santiago, expresó “todo el respaldo y apoyo” al PSdeG en sus actuaciones en relación con este grupo de concejales díscolos con el alcalde de la tercera ciudad de Galicia.

REACCIÓN DE LOS AFECTADOS

   La concejal de Participación Ciudadana de Ourense y una de los cinco ediles socialistas que mantiene un pulso con el alcalde, María Devesa, ha calificado de “decepción total” su suspensión de militancia y de la que se enteró por los medios de comunicación.

   Preguntada por esa decisión en la puerta del Ayuntamiento de Ourense, del que salía tras mantener una reunión con un técnico, María Devesa reconoció que desconocía la decisión y manifestó su sorpresa. Al tiempo, la concejal recibía un saludo “solidario” de una edil del BNG, que además le ofreció las puertas del grupo nacionalista.

“Ante esto que me comunicáis, ellos tendrán que notificármelo y exponer sus motivos y nosotros tendremos que exponer los nuestros”, ha respondido María Devesa al ser informada por los medios de la suspensión de militancia de los cinco concejales que mantienen un pulso con el alcalde de Ourense, apoyados por la dirección provincial del PSdeG.

Así, ha admitido que no había contemplado nunca antes la posibilidad de la suspensión de militancia, tras 45 días de discrepancia abierta con el resto del equipo de Gobierno socialista municipal, aunque ya era patente meses antes. “Nunca me planteé la posibilidad de esta suspensión porque siempre trabajé para el partido, siempre le fui leal sin importarme quién fuese el cabeza de lista, yo siempre trabajé igual”, ha alegado.

Tras un par de minutos, añadió que los cinco díscolos podrán “ahora hablar con más libertad”, pues hasta ahora siempre tuvieron que cumplir con los estatutos. “Para analizar esto hay que sentarse y cuando me comuniquen esta decisión habrá que pensar qué pasa en el equipo de Gobierno porque es surrealista que si nosotros ya no somos militantes de la organización… Habrá que ver dónde estamos”, ha agregado.

Sin preguntas, ha añadido que la suspensión de militancia “es un desengaño”, aunque acto seguido rectificó que la palabra no le parecía adecuada. “Más bien, decepción total”, matizó.

Según Devesa, los cinco ediles díscolos enviaron a Ferraz toda la documentación sobre las actuaciones del PSOE local de los últimos meses, en el Gobierno municipal, pero también dedujo que aún no había dado tiempo a que llegase, pues fue enviada en la tarde del miércoles.

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar