Los dos floteles de Pemex estarán listos en 2016 y después habrá más

Flotel "Edda Fides", construido años atrás por Barreras de Vigo.
Flotel “Edda Fides”, construido años atrás por Barreras de Vigo.


El director general de Pemex Exploración y Producción (PEP), Carlos Morales, ha concretado que el contrato para la construcción de los dos floteles que se encarga a Barreras y Navantia estará listo en “un mes y medio o dos meses”, con lo que deberá cerrarse “en marzo o a más tardar en abril”. Entonces comenzará a contar un plazo de 30 meses, de modo que las embarcaciones tendrán que estar finalizadas en julio o agosto de 2016.El responsable de PEP, la empresa que ha convocado el concurso que incluye la construcción de los dos floteles, ha explicado que, una vez analizadas las ofertas, la adjudicación se ha realizado a PMI Norteamérica –filial de Pemex–, que concurría en colaboración con los astilleros gallegos.Se trata, ha apuntado, de un contrato de servicios con dos partes: hacer las propias embarcaciones, que es lo que se encarga a Navantia y Barreras, y la prestación de servicios de “hospedaje y alimentación” en alta mar. Así, una vez terminados los floteles en 2016 comenzará a contar ese otro plazo de diez años de prestación de servicios.El flotel " Edda Fiddes", contruido años atras por el astillero Barreras.

 

Morales ha puntualizado que el coste del contrato, que es de casi 300 millones de euros (407 millones de dólares) por cada barco, “incluye los servicios que se van a prestar y el coste de las embarcaciones”.

Una vez transcurridos los diez años, ha indicado, “la demanda de trabajo va a seguir existiendo, así que es muy probable que Pemex los pueda continuar contratando”. “El alcance de los recursos presupuestarios da para diez años”, ha explicado, pero “es probable que se puedan extender esos contratos o que puedan ser contratados esos floteles con otras empresas”.

FUTURAS NECESIDADES DE PEMEX

Morales ha señalado que la petrolera mexicana tiene un plan para renovar la flota de servicios según el cual necesitará 30 embarcaciones en los próximos tres años y “existe” la posibilidad de que haya nuevos encargos a astilleros gallegos. “Tenemos necesidades adicionales y vamos a continuar requiriendo este tipo de servicios que, a su vez, van a demandar la construcción de barcos adicionales”. ha expuesto, tras puntualizar que PEP se dedica a “contratar servicios”, no a comprar los barcos.

Así, ha especificado que Pemex necesitará 20 buques abastecedores y lanchas de pasaje y seis floteles más. “Es la evaluación de nuestra demanda completa de embarcaciones. No es porque vayamos a comprarlas, pero PMI puede estar interesado en ello”, ha incidido.

“OFERTA MÁS BAJA Y SOLVENTE”

La subsidiaria de la petrolera mexicana Pemex, PEP (Pemex Exploración y Producción), ha adjudicado la construcción de sus dos floteles a los astilleros gallegos Hijos de J.Barreras y Navantia-Ferrol debido a que, tras la presentación de las propuestas técnicas y económicas, la oferta presentada por PMI Norteamérica S.A. de C.V. ha resultado ganadora en ambas partidas “con el precio más bajo solvente”, de entre las siete propuestas que se seleccionaron para la última fase.

El proceso, añade Pemex, ha sido “totalmente transparente y auditable” y se realizó “con estricto apego a las normas aplicables”.

La adjudicación se ha conocido tras sucesivos retrasos en la fecha para hacer público el fallo, que inicialmente estaba previsto para septiembre de 2013, se aplazó a noviembre y, posteriormente, al 6 de diciembre, para volver a cambiar la fecha y fijarla en el 30 de diciembre. No obstante, la empresa justificó un nuevo retraso, hasta el 28 de enero de 2014, por la “imposibilidad” de emitir “en tiempo y forma” la resolución.

DOS COMARCAS VINCULADAS AL NAVAL

Con el anuncio de este miércoles se confirma el encargo de las dos embarcaciones para Galicia, de las que una se construirá en el astillero vigués y la otra en las gradas de la empresa pública Navantia en Ferrol.

Ambas comarcas, muy vinculadas al naval, se han visto golpeadas en los últimos años por la ralentización en la actividad del sector, influida también por la suspensión del ‘tax lease’, aunque Vigo encara este año con la previsión de recibir encargos y a la espera de los trabajos que, precisamente, Pemex pida a Barreras.

En Ferrolterra, la carga de trabajo que supondrá el flotel aliviará la situación del sector naval, que perdió 3.700 empleos desde septiembre de 2011, de acuerdo con los cálculos del comité de empresa de Navantia, que había advertido que, de no lograr este encargo, no habría posibilidades de cerrar contratos este año. Los astilleros de la comarca no tienen  barco  alguno en construcción desde que el pasado diciembre salió de las gradas el ‘Adelaide’.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunciaron en abril de 2012 un acuerdo para construir en astilleros gallegos barcos para la petrolera mexicana, un pacto que se escenificó en septiembre de ese año en una reunión en Santiago entre representantes de Pemex y el Gobierno gallego.

Además de los contratos de estos dos floteles, la petrolera se ha hecho con el control del astillero vigués Barreras, tras adquirir el 51%, y ha avanzado que se le encargarán, al menos, cinco barcos, a los que se podrían sumar otros tres en el primer trimestre de 2014, además del flotel del concurso resuelto este miércoles, lo que eleva el total a nueve contratos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar