Testigos aseguran haber visto a Asunta con su padre el último día

Asunta_completa_portada
Dos testigos que han comparecido este viernes ante el juez José Antonio Vázquez Taín han asegurado “sin ningún género de duda” que vieron a Alfonso Basterra en compañía de su hija Asunta juntos en la calle en la tarde del día en que falleció la menor.

Los dos testigos, uno de ellos menor de edad, han comparecido dentro de la causa que se instruye por la muerte de Asunta para ratificar que vieron a Basterra en compañía de su hija en la tarde en la que se produjo la muerte, algo que desmiente la versión del padre, quien sostiene que pasó toda la tarde solo en su casa.

Según ha confirmado a los medios de comunicación a su salida de los juzgados el abogado Alberto Martín, que representa al hombre cuyo perfil genético se corresponde con el del semen localizado en la ropa de Asunta, la identificación de ha producido “sin ningún género de dudas”.

Los testigos, ha apuntado, “han especificado con absoluta claridad que vieron esa tarde a Alfonso Basterra y a Asunta” en la confluencia entre las calles República Argentina y Xeneral Pardiñas sobre las seis de la tarde.

Uno de los testigos, una joven menor de edad, reconoció a Asunta porque habían sido con anterioridad compañeras de clase, aunque ese día no se paró a hablar con ella.

En la jornada de este viernes han declarado además ante el juez un hombre que creyó haber visto a Asunta Basterra en la calle sola la tarde de su muerte, aunque finalmente aseguró que no se trataba de la niña. Ante el juez han comparecido también dos forenses que participaron en el levantamiento del cadáver.
ROSARIO HA ESTADO PRESENTE

En las declaraciones de este viernes ha estado presente la madre de Asunta, Rosario Porto, que había reclamado participar como coabogada junto a su letrado, José Luis Gutiérrez Aranguren.

Aunque la acusación, la Fiscalía y la defensa del tercer imputado se han opuesto a esta participación, el juez Taín ha accedido finalmente por un “criterio garantista”, a pesar de que consideraba que “no se producía ninguna indefensión”. Por este motivo, ha tenido que ser suspendido el examen psiquiátrico al que iba a ser sometida.

Rosario Porto ha permanecido en la sala durante los interrogatorios, pero no ha hecho preguntas y únicamente ha hecho “una manifestación” sobre una fotografía, aunque de carácter “irrelevante”.

Tanto Gutiérrez Aranguren como la abogada de Alfonso Basterra, Belén Hospido, permanecerán durante el mediodía en los juzgados, a la espera de que esta tarde se reanuden las declaraciones. Rosario Porto, por su parte, se encuentra en los calabozos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar