La mujer huida de Suiza degüella a su bebé en Alicante

La mujer que había huido de Suiza con su bebé de 10 meses lo ha degollado en un hospital de  Torrevieja pese a estar custodiada por la Guardia Civil para después intentar suicidarse.  Estaba detenida por llevarse sin autorización al niño y pidió bañarlo, sin contar con la presencia de los efectivos policiales ni con persoal sanitario del centro.

Buscados en Suiza

La mujer, sobre la que pesa una orden de búsqueda emitida por las autoridades suizas, fue identificada y localizada en esta localidad alicantina por la Guardia Civil que decidió trasladarla al hospital ya que el pequeño, al parecer, sufría hidrocefalia y precisaba de atención médica. Ésta es la mujer para la que la Policía Nacional solicitó este martes colaboración ciudadana para localizarla tras recibir una petición de las autoridades, confirmaron a Europa Press fuentes policiales.

Se trata de Katharina Katit-Stäheli, de 40 años, que se llevó ilegalmente a su hijo Dylan Katit, de 10 meses, que se encontraba bajo tutela médica del cantón de Zurich. A la madre se le había quitado la custodia del menor precisamente por los tratamientos médicos que precisa el niño. Las autoridades suizas ofrecieron 2.500 euros de recompensa a quien ofreciese alguna información que ayudase a localizarla.

El hospital de Torrevieja, tras reconocer al bebé, decidió su ingreso para realizar más pruebas por lo que junto a la madre permanecían en el centro hospitalario custodiados en todo momento por la Guardia Civil mientras el personal sanitario realizaba su trabajo.

Según estas fuentes la mujer, que había pedido bañar al bebé aprovechó ese momento para matar al pequeño con un cuchillo que llevaba y con el que luego intentó suicidarse. Los agentes avisaron al servicio sanitario pero no pudieron hacer nada por salvar su vida. La mujer permanece ingresada en el hospital.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar