El PSOE celebrará las primarias en noviembre

Comite Federal PSOE_Rubalcaba_Pachi_180114

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha propuesto al Comité Federal de su partido que las primarias abiertas para elegir al candidato socialista a la Presidencia del Gobierno tendrán lugar a “finales de noviembre”, después de las autonómicas y municipales, que serán en septiembre, aunque dará opción a los ‘barones’ a cambiar la fecha de las regionales si existen razones para ello.

Así lo ha proclamado el líder de los socialistas ante el Comité Federal de su partido, reunido este sábado para aprobar el calendario completo del proceso de elección de candidatos para las elecciones generales, autonómicas y municipales que se celebrarán en 2015 y las normas que lo regularán.

En su intervención inicial, ha propuesto a sus compañeros que las primarias para las autonómicas y municipales sean en septiembre, si bien ha explicado que la dirección es partidaria de permitir a sus territorios “flexibilizar” este calendario de manera que puedan hacer sus primarias “en función de sus especificidades políticas”. Para ello, ha pedido al Comité Federal que delegue en la dirección del partido la potestad de autorizar estos cambios cuando las autonomías lo soliciten “por razones fundamentadas”.

Entre estos casos está al menos el de la Comunidad Valenciana, donde el líder de los socialistas, Ximo Puig, ya ha fijado el 9 de marzo para celebrar sus primarias autonómicas, ya que han exigido un adelanto electoral a la Generalitat. También solicitará un cambio previsiblemente el secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que quiere hacer sus primarias después de las nacionales.
“EL ORDEN CRONOLÓGICO NATURAL”

En general, Rubalcaba ha defendido ante sus compañeros la conveniencia de organizar sus primarias respetando el “orden cronológico natural” de las próximas citas con las urnas. Así, lo primero será elegir a sus representantes para las elecciones al Parlamento europeo, que serán el próximo 25 de mayo y para las que no habrá primarias.

Después, siguiendo este orden, habrá que elegir a los candidatos a las elecciones autonómicas y municipales, fijadas para marzo de 2015, y ha propuesto que las primarias sean en septiembre. Y finalmente, dado que los comicios generales serán después, en principio en noviembre de 2015, se elegirá el candidato a La Moncloa, un proceso que se desarrollará “a partir de octubre” para culminar “a lo largo del mes de noviembre, preferentemente al final de noviembre”.

“Este es el calendario que os propongo, el calendario natural, que hagamos las elecciones de nuestros cabezas de lista de acuerdo al calendario de las elecciones que tenemos”, ha explicado Rubalcaba, que ha llegado a este Comité Federal tras semanas de contactos con sus ‘barones’ para alcanzar el mayor consenso posible.

El secretario general -que en ningún momento se ha referido a sus intenciones personales en este proceso– ha destacado la trascendencia de la decisión que adoptará el Comité Federal, que va a permitir que, por primera vez, todos los ciudadanos que así lo quieran puedan participar en la elección, “nada más y nada menos”, del candidato del PSOE a las elecciones al Gobierno de España.

Rubalcaba se ha mostrado convencido de que esta “importantísima” decisión va a “cambiar la política en España”. “Habrá un antes y un después de las primarias abiertas del PSOE”, ha recalcado.

Y como ejemplo de esta relevancia, ha explicado que la Agencia de Protección de Datos, con la que llevan “meses trabajando” porque las primarias implican elementos que afectan a la intimidad de las personas, les ha asegurado que van a estar “encima del proceso, con la mejor de las intenciones” porque están convencidos de que el PSOE es el primer partido en hacerlo pero “después vendrán muchos más”. “Estamos abriendo una nueva etapa en la política democrática española, tenemos que darle la trascendencia que tiene esta decisión”, ha insistido.
EL PROYECTO ESTABA “COMPLETAMENTE OBSOLETO”

Rubalcaba ha recordado que éste era uno de los objetivos que se marcó el partido cuando llegó a la Secretaría General, que se cumple hoy después de que a finales de noviembre completaran el de “revisar el proyecto” del PSOE, que estaba “completamente obsoleto”. Es más, ha asegurado que “el proyecto político de los socialistas de alguna manera murió en la anterior legislatura”.

En estos meses, ha indicado, los socialistas han “cambiado el partido” y han reelaborado su proyecto, con las mismas bases y principios, pero con “políticas distintas” que tomaran nota de las cosas que se hicieron “mal” y planteando las “nuevas” que hay que hacer ahora. Mientras tanto, han hecho oposición “útil” al Gobierno del PP, al que este sábado ha dedicado duras críticas por su afán, ha dicho, en recortar derechos y libertades de los españoles.

ACUERDOS DEL COMITÉ FEDERAL

   La Ejecutiva Federal del PSOE tendrá la última palabra sobre si las primarias autonómicas se abren a los simpatizantes socialistas, en el caso de que así lo solicite alguna federación, tal y como ya lo ha hecho la valenciana. Además, podrá conceder un posible adelanto o retraso de su convocatoria, respecto al calendario oficial que ha fijado para septiembre el Comité Federal este sábado.

   El sistema queda finalmente tal y como se acordó en la Conferencia Política del pasado mes de noviembre, donde el partido se mostró favorable de hacer primarias abiertas para las elecciones generales y exclusivas para los militantes, en el caso de los municipios. En el Comité Federal se ha precisado que será para los de más de 20.000 habitantes.

Por lo que se refiere a las autonómicas, entonces el partido reconoció que no podía tomar una decisión homogénea dada la “pluralidad territorial y la diversidad de las realidades demográficas y políticas”, además de las diferencias que existen entre “estar en el Gobierno y en la oposición”. Por eso, estableció que se permitiría hacerlo a las federaciones que así lo deseen, para lo que tendrían que solicitar autorización al Comité Federal.

Desde entonces, aunque fueron varias las federaciones que elogiaron las bondades de este sistema, sólo el secretario general del PSPV, Ximo Puig, ha solicitado hacer primarias abiertas. También pidió a la Ejecutiva adelantarlas, ya que ha exigido a la Generalitat que convoque ya elecciones, y el Comité Federal de este sábado así se lo ha concedido: serán el 9 de marzo.

En estos meses, la cuestión se ha ido debatiendo y se llegó a plantear que se estableciera unos criterios demográficos –de población y/o militantes– para permitir hacer primarias abiertas autonómicas. Finalmente, el secretario de Organización, Oscar López, ha reconocido que no ha habido un consenso sobre este extremo, si bien ha admitido que se evaluarán criterios “políticos” cuando las federaciones soliciten las primarias abiertas.

También defendió en los últimos días un criterio diferente el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, que pidió que el sistema sea el mismo para todas las federaciones. Se declaró partidario de las primarias abiertas, pero si era así para todas las comunidades autonómicas.

Un ‘barón’ socialista ha llegado a asegurar este sábado que “todos” los territorios quieren que sean cerradas, a excepción de la Comunidad Valenciana, que “tiene una dinámica aparte”. Otra excepción segura será el País Vasco, que aprobó en su VII Congreso hacer primarias abiertas.

Mientras tanto, Puig ha insistido en las ventajas que considera que tiene abrir las primarias a todos los ciudadanos y, en declaraciones informales a los periodistas, ha explicado que aspira a lograr una participación que duplique el censo de sus militantes. Pese a las dificultades de acaparar la atención de los ciudadanos en un debate autonómico, considera que la novedad del proceso y la “situación de atasco” de la Comunidad Valenciana animará a la participación.

López ha aclarado además que la flexibilidad que ha ofrecido el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, a las federaciones en el calendario de sus primarias contempla adelantos pero también retrasos, como plantea el secretario general en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. El ‘número tres’ del PSOE ha explicado que “cabría”, aunque a renglón seguido ha recordado que “los tiempos son los que son”, las primarias nacionales serán a finales de noviembre y las elecciones autonómicas, el último fin de semana de mayo.

Preguntado si podría darse la posibilidad de que asuntos como la situación en Cataluña, podrían alterar el calendario de las primarias, López ha subrayado que es un acuerdo del Comité Federal y ha recordado que “hasta la fecha se han ido cumpliendo los calendarios y la hoja de ruta que marcó la Ejecutiva Federal” liderada por Rubalcaba.

Además, sobre cuál va a ser el calendario que van a manejar ahora los supuestos candidatos, el secretario de Organización ha recalcado que ahora tienen “una agenda adelante”, con las próximas europeas, y el PSOE ha marcado un “calendario claro, cierto, que ya no admite dudas”. A partir de aquí, ha reconocido que “cada uno se administrará dentro del sentido común, sabiendo que hay un calendario encima de la mesa”, que establece que la convocatoria se hará en octubre.

PARA LAS AUTONÓMICAS, AVALES DEL 10%

   Al margen de esto, el reglamento aprobado por el Comité Federal mantiene el compromiso de rebajar al 5% los avales para presentar candidaturas a las generales y fija un máximo del 10%. En el caso de las autonómicas, el mínimo de avales será del 10%, la mitad del actual, que está en el 20%.

También se mantiene la elaboración de un censo para las primarias abiertas. Los ciudadanos que quieran participar tendrán que hacer una donación mínima de dos euros y firmar un documento por el que garantizan su compromiso con los valores progresistas.

El secretario de Organización ha vuelto a defender que esta inscripción es la manera de asegurar un “censo impecable” y “garantista”. “La mayor garantía en una democracia es un censo cierto claro”, ha recalcado López, que ha insistido en rechazar que esto busque restringir la participación. Más bien al contrario, ha asegurado, el PSOE quiere que participe “la mayor cantidad de gente posible” porque ahí reside su éxito.

Según ha explicado, al firmar su adhesión a los principios socialistas, los ciudadanos tendrán la opción de que su compromiso con el PSOE finalice ahí o que continúe convirtiéndose en voluntarios para la campaña, simpatizantes o incluso militantes.

FINANCIACIÓN DE LAS CAMPAÑAS

   Preguntado por cómo se financiarán las campañas de los candidatos, López ha explicado que es un asunto sobre el que se van a ir tomando decisiones. El reglamento recoge unos principios generales -tendrán que atenerse a los principios de austeridad, responsabilidad y transparencia– y señala que deberá someterse al control de la Comisión de Garantías Electorales correspondiente.

“En esto el PSOE es como el Ministerio del Interior”, ha señalado López, que ha explicado que será el partido quien se encargue de los costes generales y de los medios a disposición. Por el momento, no ha podido responder a lo que ocurriría en caso de donaciones y ha explicado que la Comisión de Garantías desarrollará el modelo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar