Restauración del Pórtico del Paraíso de la Catedral de Ourense

Pórtico Paraíso Catedral Ourense

La Catedral de Ourense estará totalmente visitable, sin humedades y con la policromía del Pórtico del Paraíso restaurada dentro de ocho meses, cuando rematen la recuperación y embellecimiento de la capilla de San Xoán y la segunda fase de mejora de las cubiertas exteriores del recinto, para eliminar humedades.

En una visita al recinto catedralicio, el conselleiro de Cultura Jesús Vázquez, estuvo acompañado por el obispo ourensano, Leonardo Lemos Montanet; la directora xeral de Patrimonio, María del Carmen Martínez Ínsua; y varios deanes, además del arquitecto Antonio Seoane. Tras comprobar el remate de la restauración de la policromía del siglo XVIII en el Pórtico del Paraíso -equivalente artística e iconográficamente Pórtico de la Gloria de la catedral compostelana-, entró en la capilla de San Xoán.

Conselleiro_bispo Catedral Ourense pórtico Paraíso

Al término de la visita, respondió a los medios de comunicación e hizo un llamamiento a los visitantes y vecinos de la ciudad “para que se acerquen a descubrir esta joya que es el Pórtico del Paraíso en una magnífica catedral, tras una intervención química tremendamente respetuosa con el material original”, detalló.
SAN XOÁN

Desde el año 2011, la Xunta destinó a trabajos de restauración y mejora en la Catedral ourensana, unos 700.000 euros que incluyeron la primera fase de sellado de las cubiertas.

El día 7 u 8 de enero, según ha indicado el conselleiro, comenzarán las obras para restaurar y mejorar la capilla de San Xoán, la más húmeda, pues cuenta con un pozo en su interior, del que se desconoce su profundidad, según el arquitecto Seoane.

Las obras estarán terminadas en seis meses e incluirán sustituir la actual tapadera del pozo por otra de vidrio traslúcido que tendrá juegos de luces para “ensalzar” este elemento y hacerlo visible, según Vázquez, y se harán mejoras en las vidrieras del siglo XVI.
CUBIERTAS, FACHADAS Y OSEIRA

Para el año 2014, según Vázquez, se prevé abordar la segunda fase de mejora de las cubiertas de la Catedral, tras la primera desarrollada en 2012 y tras comprobar su resultado. “Podremos decir que las humedades desaparecerán de la Catedral con un trabajo en la cara norte, muy afectada en este momento por técnicas de restauración usadas anteriormente, aunque se dará prioridad a las cubiertas”, agregó.

Después de su visita a la Catedral, el grupo de expertos y el conselleiro fueron hasta el monasterio de Oseira, en el municipio de San Cristovo de Cea, donde la comunidad de monjes que lo habita y cuida, según Vázquez, dio a conocer daños provocados por un pequeño tornado y lluvia intensas de finales de octubre.

Según señaló, se trata de daños en las chapas de cobre colocadas para sellar las cubiertas de una parte de la iglesia monacal, por encima de los ábsides y habrá que recuperar la impermeabilización.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar