Avanza el desescombro en el Santuario de Muxía

Virxe da Barca_Muxia_desescombro

El alcalde de Muxía, Félix Porto, ha informado de que las tareas de desescombro de más de 200 toneladas del santuario de la Virxe da Barca de Muxía (A Coruña) avanzan a buen ritmo, de forma que se prevé que entre esta tarde y la mañana del sábado se finalice los trabajos.

Según ha informado el alcalde de Muxía, tras la retirada de escombros, la próxima semana, “entre el martes y miércoles”, se llevará a cabo una inspección de responsables de Patrimonio para conocer “exactamente el grado de afectación de la bóveda, que parece que está bien”.

Así, “a partir de ahí hay que estudiar las opciones que se van a tomar”, para ver “si se hace un techo provisional o ya empezar con lo que sería la estructura del nuevo techo, habida cuenta de que no tendría mucha lógica hacer uno provisional para, al poco tiempo, desmontarlo y montar otro ya definitivo”.

Al respecto, destaca que la cubierta, como parte principal del edificio, “cuanto antes esté acabada pues mejor”, porque “va a permitir trabajar con más tranquilidad”, pero todo “a expensas” de lo que se decida en próxima reuniones.

Sobre esta cuestión, Porto ha apuntado que se está a la espera de la convocatoria para una reunión a cuatro bandas –entre el Ayuntamiento de Muxía, Xunta, Diputación de A Coruña y Arzobispado de Santiago– después del Día de Reyes, la cual será la semana que viene según espera el regidor, para saber “cómo se va a coordinar todo”.

Así las cosas, al templo han llegado un total de seis camiones con capacidad para unas 30 toneladas de escombros, “sólo para pizarra”, según ha apuntado el alcalde. Además, ha destacado que el temporal ha impedido que las tareas de desescombro no se iniciasen hasta el jueves.
RESTAURADORA ANALIZA RETABLOS

Por su parte, una restauradora analiza desde este viernes los daños sufridos por los retablos del interior de la iglesia de Nosa Señora da Barca, en Muxía (A Coruña) tras el incendio originado supuestamente por un rayo de destruyó el retablo mayor, mientras que los demás resultaron afectados por humo y agua hasta dejarlos en un estado que se estudiará uno a uno.

“Es muy pronto para saber cuál fue la afectación de cada uno por el humo y el agua pero se hará para abordar su restauración, mientras siguen los trabajos de desescombro para liberar la bóveda del peso de los restos quemados en condiciones de máxima seguridad y protección para los usuarios de ese recinto”, detalló el conselleiro Jesús Vázquez este viernes en Ourense.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar