La Xunta reconstruirá el santuario de Muxía “cueste lo que cueste”

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado este jueves que su Gobierno ha acordado licitar “de inmediato” y “cueste lo que cueste” el proyecto para rehabilitar y reconstruir el santuario de la Virxe da Barca, en Muxía (A Coruña), seriamente dañado por un incendio registrado el día de Navidad.

Tras visitar el templo, ha reivindicado el valor “religioso, cultural y turístico” de este santuario “emblemático” y “simbólico” para “todos los marineros, todos los creyentes y Galicia entera”, y ha vuelto a trasladar a los vecinos de Muxía, al Obispado y al alcalde, Félix Porto, el “compromiso” de la Xunta en la tarea “colectiva” de su reconstrucción.

“Lo que cueste se ejecutará; lo que es la rehabilitación y la reconstrucción arquitectónica del templo, sin duda, se ejecutará”, ha manifestado el presidente, quien no ha aportado una cifra estimada, al tiempo que ha reconocido que lo que “más” preocupa al Ejecutivo son los retablos, con piezas del siglo XVIII “que son irrecuperables”.

En cualquier caso, ha incidido en que ocuparse de ello corresponderá con una “segunda fase” puesto que en este momento la prioridad pasa por “apuntalar” el edificio, reconstruir la cubierta y hacer una limpieza “integral”. “Pero es evidente que todos los bienes muebles que se ubicaban dentro del templo son irrecuperables”, ha subrayado.

 

Mientras técnicos de Patrimonio evalúan la situación del templo, Feijóo ha aludido a una “doble” hoja de ruta, ya que se licitará el proyecto de rehabilitación, que debe ser “meticuloso y con una solidez técnica adicional”, además de analizar los daños para evitar que se amplíen como consecuencia de posibles derrumbes de la bóveda.

Los pasos a dar se concretarán después de Reyes en una reunión en la que participarán miembros del Gobierno gallego, de la Alcaldía, del Obispado, del Arzobispado y de la Diputación de A Coruña. De hecho, su titular, Diego Calvo, también ha visitado este jueves el lugar.
“SOLIDARIDAD DE GALICIA”

En su visita, el presidente ha transmitido la “solidaridad de todo el pueblo de Galicia” con Muxía y de Costa da Morte, así como la “corresponsabilidad” para “reconstruir, rehabilitar y reponer el daño causado” a este santuario con el objetivo de que el templo vuelva a ser “lo que es, un centro de peregrinación, un centro cultural, un centro religioso y un centro turístico”.

“Que vuelva a ser el gran símbolo colectivo de Muxía y de la Costa da Morte, uno de los grandes símbolos de la Galicia marinera y de Galicia entera”, ha aseverado, convencido de que “todos” los gallegos lamentan esta “pérdida” en un día “tan destacado” como el de Navidad.

Dicho esto, ha remarcado también su convicción de que este hecho también sirve para que todos los gallegos se sientan “absolutamente comprometidos” en la reconstrucción, rehabilitación y reposición de este “emblemático” santuario.

En nombre de la Xunta y consciente de que la reconstrucción del templo es una tarea “colectiva” que “compromete” y “une” a todo el pueblo gallego, Feijóo ha trasladado a la Iglesia y al alcalde de Muxía que el proyecto para tal fin se licitará de inmediato.

PLAZOS

También ha agradecido su labor a quienes apagaron el incendio, “que no fue fácil”, y a quienes siguen trabajando para “habilitar las ruinas interiores” del santuario.

“Respondemos por Galicia y me consta que en este momento todos los gallegos y los que conocen este lugar quieren que nos pongamos a trabajar. Lo hacemos y espero que en pocos meses podamos ver este templo rehabilitado y que pueda cumplir sus funciones culturales, religiosas y turísticas”, ha augurado.

No en vano, el mandatario autonómico ha remarcado que, aunque los accidentes de la naturaleza “son inevitables”, sí es posible que “en el menor tiempo y con el mayor rigor” se pueda acometer la rehabilitación “integral” de este santuario.

CAUSAS DEL INCENDIO

Por otra parte, Feijóo ha rechazado especular sobre la causa del incendio que calcinó casi en su totalidad el santuario, cuestión sobre la que se ha abierto una investigación, aunque se baraja la posibilidad de que la caída de un rayo en un transformador cercano provocase el fuego.

Preguntado al respecto, el mandatario ha replicado que ahora es el momento de “limpiar, apuntalar y asegurar la bóveda”, así como constatar “lo que los arquitectos y técnicos” piden ejecutar “de forma inmediata”.

Convencido de que “en pocos días” se conocerá “exactamente la causa” del incendio, ha asegurado que no cree que deba ser él quien haga “conjeturas” sobre los factores que dieron lugar al fuego.

Tras la visita de Feijóo y otros dirigentes políticos, el secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, ha anunciado que también se desplazará a Muxía en la tarde de este jueves para conocer el estado del templo tras el incendio.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar