Después de Teo, Santiago: El BNG apoya a los presos de Resistencia Galega

Tras hacerlo la pasada semana en Teo, el BNG de Santiago defenderá en el próximo municipal el traslado del joven compostelano condenado por pertenecer a Resistencia Galega, Eduardo Vigo, a un centro penitenciario de Galicia, para que “cumpla su condena cerca de su familia y de su lugar de residencia” y garantizar un derecho fundamental como es la “reinserción social”.

El Bloque ha explicado que mantiene su posición “inequívoca de condena y rechazo, de forma firme y coherente, de la violencia cualquiera que sea su fin”. Pese a esa convicción, mantiene el afán de “lucha contra los actos violentos” y las personas y organizaciones que lo provocan deben respetar “los principios recogidos en las normas sobre derechos humanos, civiles y políticos” de cualquier persona.

Según ha recordado el BNG, Eduardo Vigo fue detenido en 2011 y se le aplicó el régimen de incomunicación. Actualmente está en la cárcel de Mansilla de las Mulas-León y, con anterioridad estuvo en la prisión de Córdoba, a 982 kilómetros de Santiago, cuando existe en Curtis un establecimiento penitenciario que dista 59 kilómetros de su casa.

“Esta determinación del cumplimiento de su condena incumple lo previsto en el artículo 12 de la Ley orgánica 1/1979 general penitenciaría que, con carácter general, ordena que la administración cuente con centros penitenciarios diseminados por todo el territorio para evitar el desarraigo social de las personas condenadas”, ha indicado el Bloque.

Para el BNG, el derecho fundamental a la reinserción social que las normas, tanto estatales como internacionales, “reconocen a todas las personas que cumplen penas en prisiones”, está vinculado al cumplimiento de las penas en ámbitos territoriales en los que tengan lazos familiares y sociales, por lo que “el alejamiento que se le aplica a Eduardo Vigo afecta negativamente a la efectividad de este derecho básico”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar