Denuncia a su hijo de 14 años por agresión

   Un menor de 14 años, vecino de A Coruña, ha sido denunciado por su madre a la que, supuestamente, según el relato de su progenitora a los agentes que acudieron a su domicilio, habría agredido tras discutir por sus ausencias al instituto, según informa la Policía Local.

   Los hechos se produjeron sobre las 23.40 horas de este miércoles cuando una dotación policial se trasladó a un domicilio de la plaza Luis Rodríguez Lago con motivo de una llamada en la que se informaba de que una mujer tenía problemas con su hijo.

Una vez en el lugar, se identificó a la mujer, de 38 años, quien les explicó que, a lo largo de la tarde, había discutido con su hijo de 14 años, ya que no asistía al instituto. Además, les dijo que éste la había amenazado y agredido “agarrándola y apretándola por el cuello y que también le había propinado varias patadas en el estómago”, explica la Policía Local.

Asimismo, ha afirmado que esta agresión sucedió en presencia de su marido y que éste no la defendió poniéndose a favor de su hijo. Además, les manifestó que llevaba años sufriendo malos tratos de su hijo y de su marido, aunque solo quería denunciar la agresión del primero, pero no a su esposo.

AMENAZAS DEL MARIDO

También les aseguró que, en el momento de su llamada a la Policía, el marido le indicó a su hijo que abandonase el domicilio, momento en el que se dirigió hacia ella amenazándola con darle una paliza cuando se marchasen los agentes.

La mujer manifestó sentirse “atemorizada” y su deseo de presentar denuncia y de abandonar su domicilio. Los agentes identificaron al marido, que les explicó que su mujer estaba enferma y que no había tomado la mediación y que, por eso, tenía “momentos calmados y otros alterados”.

Ante la insistencia de la requirente de abandonar el domicilio por temor a represalias, los servicios municipales gestionaron el traslado de la mujer a una casa de acogida de forma temporal.

En el momento de trasladar a la requirente a las dependencias policiales para realizar la correspondiente denuncia, se personó en el lugar el hijo de la misma, quien, al ser identificado, manifestó que su madre estaba loca y que era ella quien le pegaba.

Posteriormente, tras realizar la denuncia de lo sucedido, quedó alojada en la casa de acogida. De los hechos, se dio traslado al juzgado por si los mismos pudiesen ser constitutivos de un delito de violencia doméstica o de violencia de género.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar