AGE tiene 5 días para resolver su crisis interna

La coalición electoral AGE y los partidos que las princiaales fuerzas que la integran (Anova, de Xosé Manuel Beiras, y Esquerda Unida de Yolanda Díaz) tienen desde la toma de posesión de la nueva diputada un plazo de cinco días para decidir sobre su ubicación en el ámbito parlamentario entre la adscripcíón al grupo político propio o su incorporación a un grupo mixto que no existe desde hace varias legislaturas y que estaría ocupado solo por la diputada comunista.

 

Carmen Iglesias, de Esquerda Unida, partido integrante de la coalición AGE.
Carmen Iglesias, de Esquerda Unida, partido integrante de la coalición AGE.

 

Esquerda Unida reunirá el próximo jueves a su Consello Político Nacional, el máximo órgano de dirección entre asambleas para tratar este asunto, donde, según las fuentes consultadas por Europa Press, se analizarán “todas las variables” y “posibilidades” que se abren a raíz de estas declaraciones.

La postura de EU se mantiene “invariable”, pero las mismas fuentes reconocen que las palabras de Beiras este jueves suponen un “cambio en la situación” que les “obliga” a valorar el nuevo contexto. “Es evidente que mudó la historia”, han indicado las mismas fuentes.

POLÉMICA

El problema tuvo su inicio a raíz del anuncio de David Fernández Calviño, cabeza de cartel por Ourense y miembro de Anova, de renunciar a su acta. Los socios de la coalición habían pactado que se mantendría el equilibrio de fuerzas en el hemiciclo entre las fuerzas en el caso de que se produjese alguna baja, pero Carmen Iglesias negó desde el principio conocer este acuerdo y afirmó que entraría en la Cámara.
Así las cosas, y después de varios cruces de declaraciones con palabras de la viceportavoz de AGE y coordinadora de EU, Yolanda Díaz, en las que manifestó su pérdida de confianza en la militante de su partido, se abrió un expediente disciplinario a Carmen Iglesias.

En todo caso, el secretario de Organización de EU, Rubén Pérez, ya manifestó el viernes que la decisión final se adoptará en el seno del grupo parlamentario, en una reunión previa al encuentro del máximo órgano de decisión entre asambleas, y en el que su formación trasladará la postura contraria a que Carmen Iglesias se adscriba a AGE.

DECISIÓN DE CONSENSO
Sea cual sea la decisión “por consenso” que se adopte finalmente por AGE –si bien esta decisión final tendrá que ser firmada por el portavoz de la coalición, Xosé Manuel Beiras–, Esqueda Unida no variará las decisiones orgánicas y concluirá el expediente sancionador, como así lo acordó la “militancia”.
En este sentido, Rubén Pérez ha reconocido que son dos cuestiones distintas, la orgánica y la del grupo, aunque la decisión de EU se mantiene invariable y, por lo tanto, si finalmente se adscribe al grupo, “no será una militante de EU”.
Con todo, Rubén Pérez ha señalado que para EU esta situación “no supone una ruptura de AGE” y ha insistido en que entiende que la decisión final “excede del marco” organizativo y tiene que adoptarse por “consenso” del grupo.
Según explicó, hasta ahora todas las decisiones del grupo se han adoptado por consenso y “nunca hubo que votarlas”. De no haber un acuerdo en el grupo, existe la posibilidad de recurrir a la comisión de coordinación de AGE, en el que además de EU y Anova están Equo y Espazo Ecosocialista. Las formaciones con diputados tienen cuatro miembros y las otras, dos representantes.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar