Una treintena de camioneros protestan en Santiago contra la subida del impuesto de hidrocarburos

Camioneres bloqueando circulación Santiago

   Varias decenas de transportistas gallegos han protestado este lunes contra la subida del impuesto de hidrocarburos –conocida como céntimo sanitario– con una marcha lenta que ha partido del polígono de Costa Vella en Amio, en Santiago, y se ha dirigido por la Avenida de Lugo a las inmediaciones del Parlamento, aunque sin provocar apenas problemas de tráfico en su recorrido.

   Los camioneros salieron pasadas las 11.00 horas haciendo sonar sus bocinas en señal de protesta y con pancartas con lemas en contra de la subida del impuesto. Antes, representantes de las asociaciones de transportistas señalaron a los medios que la protesta es “una llamada de atención” a la Administración gallega a la que quieren “poner sobre aviso” de que no van “a permitir esta situación”.

La movilización ha recorrido la circunvalación de Santiago por las avenidas Camilo José Cela y Torrente Ballester, hasta la Avenida de Lugo y ha pasado por las inmediaciones de la Cámara gallega, en el Hórreo, para trasladar su rechazo a la subida impositiva que se recoge en los presupuestos de la Xunta para 2014, cuyo debate definitivo ha comenzado este lunes en el Parlamento.

La marcha ha continuado hasta la rotonda de la Galuresa, y ha avanzado por la calle Amor Ruibal para regresar a la Avenida de Lugo por la calle Clara Campoamor. La presencia de los camiones apenas ha provocado retenciones, aunque a su paso por la zona de O Hórreo el tráfico se ha intensificado.

El presidente de la Federación Empresarial de Transportes de Mercancías (Fetram), Fernando Teijeiro, ha indicado antes de salir que “no es un punto final de nada, sino el punto de inicio de futuras movilizaciones si la administración hace oídos sordos”.

ENTRE 100 Y 300 EUROS MENSUALES

Teijeiro ha cifrado en entre 100 y 300 euros mensuales el impacto de la medida sobre los camiones de largo recorrido y ha tachado la decisión de la Xunta de “poco meditada”, puesto que se produce cuando otras comunidades “están devolviendo el céntimo sanitario” al transporte. “El Gobierno actúa en sentido contrario”, ha lamentado.

Este sector, ha incidido, “no se puede permitir estos lujos”, puesto que su aportación “ya es suficiente como para poder soportar otro tipo de medidas” cuando atraviesa una situación “de auténtica precariedad” y no puede repercutir el incremento. El aumento impositivo también “pone de manifiesto una situación de indefensión” del transporte gallego, ha afirmado.

Por ello, con la movilización de este lunes quieren lanzar “una seria advertencia a las administraciones para que modifiquen esta posición”. El Gobierno gallego, ha agregado, “no ha tenido ni siquiera la decencia de ponerse en contacto” con el Comité Galego de Transportes, pese a ser un órgano consultivo, y los camioneros se enteraron por los medios de comunicación de la subida.

También ha pedido una reunión con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para la que ya presentaron una solicitud. “Lamentablemente, ha preferido viajar al Caribe”, ha recriminado.

LOS TRANSPORTISTAS NO ESTÁN “MUERTOS”

Por su parte, el presidente de Federación Gallega de Transportes de Mercancías (Fegatramer), Alfonso Parga, ha asegurado que la marcha de este lunes pretende “demostrar a la Xunta” que los transportistas no están “muertos” y pedirle “que recapacite en el tema del céntimo sanitario”.

Parga ha destacado que el sector para en Galicia de impuesto de hidrocarburos 300 millones de euros y no puede asumir más carga. “Hoy se empiezan a debatir los presupuestos, que los grupos parlamentarios tengan en cuenta lo que supone para Galicia el sector del transporte”, ha pedido y ha indicado que representa aproximadamente el 5% del producto interior bruto (PIB) y emplea alrededor de 30.000 personas.

“Están vendiendo –los responsables de la Xunta– que al sector no le va a afectar y sí que le va a afectar”, ha recriminado y ha explicado que a los camiones de menos de 7,5 toneladas “no se les va a devolver nada” y los que sí pueden pedir la devolución deben “adelantar el dinero durante tres meses” y asumir otros gastos. En total son más de 500.000 euros de gastos financieros, ha estimado.

“MEDIDA DESPROPORCIONADA”

El coordinador xeral de la Federación Galega de Transporte (Fegatrans), Alberto Vila, ha añadido que con la reivindicación tratan de “mostrar la dignidad del sector ante otro golpe fuerte”. “No podemos dejar pasar sin mostrar públicamente el malestar del sector ante un episodio más de incremento de su carga impositiva, ya de por sí muy elevada”, ha dicho.

El colectivo del transporte “sigue vivo, pero sus condiciones son muy complicadas” y esta subida impositiva es “una medida desproporcionada en un momento tan complicado”. “Pedimos a la Xunta y a través de los grupos parlamentarios que se devuelva íntegramente la subida del tramo autonómico”, ha expuesto.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar