El PP avala unos Presupuestos “para salir de la crisis” y la oposición pide cambios fiscales

 

El trámite final de los presupuestos de Galicia para el año 2014 se ha iniciado este lunes en el Parlamento autonómico con el enfrentamiento de las posturas del PPdeG y los grupos de la oposición al respecto de las cuentas, que los populares defienden como “adecuadas” para “seguir trabajando para salir de la crisis” mientras PSdeG, AGE y BNG critican al reclamar un incremento de los ingresos de la Comunidad Autónoma –mediante modificaciones fiscales– para poder “blindar los servicios públicos”.

Al margen de estas divergencias sobre las grandes líneas de la política económica que debe seguir el Gobierno gallego, los incrementos del impuesto de hidrocarburos y del canon que Sogama cobra a los ayuntamientos por la recogida y el tratamiento de la basura han vuelto a estar presentes en el debate del dictamen sobre el proyecto de ley con el que ha comenzado el pleno extraordinario.

Después de que solo 19 de las 1.247 enmiendas parciales presentadas saliesen adelante en comisión, se mantienen un total de 1.228, de las que 110 son al articulado. En su posicionamiento, el PP ha mostrado el rechazo a las enmiendas de la oposición mientras únicamente el PSOE ha avanzado que apoyará una de los populares, referida al “carácter voluntario” de determinados movimientos de funcionarios.

El presupuesto de la Xunta para el año que viene se sitúa en 8.391 millones, 89 millones menos que en las cuentas aprobadas para 2013 (-1,1%).

La caída de los ingresos será de 229 millones, debido, fundamentalmente, a las aportaciones derivadas del sistema de financiación autonómica. Para compensarlo, en parte, está previsto un plan contra el fraude fiscal y la subida del impuesto sobre hidrocarburos, que encarece gasolina y gasóleo, y repercutirá en unos 53 millones a mayores.
“A TIEMPO DE RECTIFICAR”

Precisamente, la subida de los carburantes ha sido una de las medidas más discutidas, en especial, por los transportistas que, de hecho, han desarrollado una movilización este lunes al mismo tiempo que empezaba el pleno para “hacer ver” que este colectivo “ya no puede soportar más cargas” en su día a día.

El portavoz socialista de asuntos económicos, Juan Carlos González Santín, ha expuesto a este respecto la propuesta de su grupo de crear “un plan PIVE para el sector del transporte” que palíe las consecuencias de la subida del impuesto sobre aquellos profesionales con vehículos de menos toneladas para los que “va a ser muy difícil o imposible” la devolución de la cuantía que se incremente, como comprometió el Ejecutivo gallego.

Por su parte, el portavoz parlamentario del Bloque, Francisco Jorquera, ha interpelado a los integrantes del grupo mayoritario para subrayar que “están a tiempo de rectificar” el aumento habida cuenta de la protesta protagonizada por varias decenas de camioneros en el entorno de la Cámara.
“RACIONALIDAD, JUSTICIA Y EQUIDAD”

En consonancia con esto, el portavoz de Alternativa, Xosé Manuel Beiras, ha exigido las “modificaciones necesarias” en el sistema fiscal “que permitan aumentar los ingresos no financieros de la comunidad”, pero ha advertido de que dichos cambios deben acometerse “con un criterio de progresividad y no de regresividad”.

Este último principio, que ha vinculado con las medidas de los populares al frente de la Xunta, “va en contra de la Constitución”, según ha denunciado el histórico nacionalista antes de censurar el techo de gasto y las políticas procíclicas para hacer frente a la crisis. “Nuestras enmiendas –ha dicho, englobando las de toda la oposición– van en dirección de la racionalidad, de la justicia y de la equidad”, ha proclamado Beiras.

Así, se ha referido a la reclamación de un aumento del tramo autonómico del IRPF para las rentas más altas y ha demandado el establecimiento de impuestos sobre los pisos vacíos y las grandes superficies comerciales, entre otros, junto al “reforzamiento” del plan de inspección y lucha contra la erosión fiscal.

En la misma línea, el diputado del PSdeG Juan Carlos González Santín ha solicitado deducciones para contratos de empleadas del hogar o para defensa jurídica y, entre otros, aumentar los tipos del impuesto sobre sucesiones.

“Los impuestos son necesarios siempre y cuando se distribuyan de forma justa, no como hace el actual Gobierno de la Xunta”, ha señalado el nacionalista Francisco Jorquera, quien ha cifrado en un 62% los ingresos tributarios de la comunidad que proceden de impuestos indirectos y “tasas que obligan a repagar servicios que los ciudadanos ya costean”.

El BNG, ha incidido, quiere una modificación “radical” de las políticas impositivas de la Comunidad gallega, que pasaría por la imposición de un tributo para la banca, “para tener más recursos” que garanticen y fortalezcan las políticas públicas y sociales.

No obstante, en su turno, el portavoz parlamentario de los populares, Pedro Puy, ha rechazado la creación de impuestos como el de las superficies comerciales puesto que, según ha opinado, no significaría un aumento sustancial de la recaudación de la Xunta de Galicia y sus efectos recaerían sobre los consumidores.

La política fiscal del Gobierno autonómico “no se puede considerar regresiva sino todo lo contrario”, ha afirmado Puy, algo que ha argumentado con la situación del impuesto sobre patrimonio en Galicia, que está “al nivel” del de la Comunidad Autónoma andaluza.
“REVISAR” EL CANON DE SOGAMA

Por otra parte, Pedro Puy ha aludido al incremento del canon de Sogama, al que se opone la oposición en bloque, y ha certificado la “imposibilidad” de transaccionar una enmienda del PP en la comisión de economía para que su entrada en vigor se retrasase hasta julio –finalmente se empezará a aplicar en marzo–.

Con todo, el portavoz popular ha dejado la puerta abierta para “revisar” el coste una vez se conozca la reforma eléctrica del Estado y también para “revisar la posibilidad de reciclar más y reducir la cantidad de residuos que se quema” en la planta de Cerceda (A Coruña).
ECONOMISTAS “ZOMBIS”

En el turno de posicionamiento sobre las enmiendas, Beiras ha censurado los “inventos” en cuanto al léxico de economistas a los que ha llamado “zombis” y a los que ha atribuido la percepción de “brotes verdes” y la doctrina de la consolidación fiscal. Así, ha terminado su intervención preguntándose si los miembros del PP “son imbéciles” y ha concluido que les corresponde a ellos demostrar si lo son o no.

“Voy a seguir siendo zombi”, le ha replicado Pedro Puy para indicar que “esa economía supuestamente zombi es la mayoritaria en el ámbito académico” y para reprobar que lo que se traiga al Parlamento como “alternativa” es “a Marx”. “Si analizamos los sistemas económicos que aparecieron -en base a la teoría marxista–, no están zombies, sino enterrados bajo el polvo”, ha agregado.

De esta forma, el portavoz parlamentario del PP ha dicho ver “cuál es la alternativa” y la ha rechazado. A su juicio, las enmiendas de la oposición se dirigen a subir los impuestos “mucho más” y aumentar el gasto y ello supondría “volver al círculo vicioso” de llevar al Estado a la “ruina”, algo que, ha defendido, los populares tratan de “arreglar” a través de la contención del déficit.
FUTURO DE NOVAGALICIA

El futuro de Novagalicia Banco también ha tenido su tiempo durante este debate en una jornada clave en la puja de la entidad gallega. “Asistimos a los últimos actos del expolio del ahorro gallego con el regalo de NCG a la banca española”, ha aseverado Francisco Jorquera.

El pleno extraordinario prosigue con el análisis por secciones del proyecto de presupuestos, que será aprobado de manera definitiva durante la jornada del martes.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar