Baltar y Besteiro firman el acuerdo en favor de la Ribeira Sacra

 

 

Baltar _ Besteiro _ Vazquez _ Ribeira Sacra

   Los presidentes de las diputaciones de Ourense y Lugo y el del consorcio turístico de la Ribeira Sacra, Juan Carlos Armesto, han firmado este sábado en el cenobio de San Pedro de Rocas (Esgos), un convenio a tres bandas para iniciar conjuntamente los trámites e informes necesarios para pedir a la Unesco que declare la Ribeira Sacra Patrimonio de la Humanidad.

   A pesar de las discrepancias de ambos presidentes provinciales sobre la fórmula del convenio, finalmente se ha iniciado un camino “ilusionante”, en palabras de José Ramón Gómez Besteiro (Lugo) y José Manuel Baltar (Ourense), para conseguir una declaración que podría estar lista en “uno o dos años”, según el valedor do Pobo en funciones, José Julio Fernánez.

Precisamente, el alto comisionado del Parlamento aludió a los valores potenciales de la Ribeira Sacra, aunque también se fijó en los problemas que habrá que solventar, como justificar los elementos del “feísmo urbano” y la proliferación de embalses en los cañones del Sil, que “seguramente podremos explicar como  base de creación de los nuevos ecosistemas actuales”.

Este acto ha estado apoyado, con su presencia, por el conselleiro de Cultura e Educación, Jesús Vázquez, en representación de la Xunta, administración que también colaborará con este proyecto, que ha arrancado simbólicamente en el monasterio de San Pedro de Rocas, del siglo IV, primer monasterio construido en la Ribeira Sacra, comarca que recibe su nombre precisamente de la presencia de numerosos recintos monásticos y religiosos.

“CUNA DE LA RIBEIRA SACRA”

Uno de los promotores de la idea de impulsar esta petición, Manuel Baltar, dio la bienvenida a los firmantes del convenio en el interior de San Pedro de Rocas y recordó que el lugar elegido es el monasterio más visitado de toda la Ribeira Sacra, con más de 25.000 personas al año. “Fue cuna del carácter monástico de la comarca, pues aquí ya había vida inteligente hace 1.500 años y hoy, de nuevo es cuna para el camino ilusionante que queremos comenzar y que terminará, seguro, con la declaración de Patrimonio de la Humanidad”, explicó.

Tras la firma del convenio por parte de Baltar, Gómez Besteiro y Armesto, sentados en la mesa junto con Jesús Vázquez y José Julio Fernández, todos ellos y los alcaldes y autoridades presentes se colocaron bajo la espadaña del monasterio, situada a 12 metros de altura sobre un arco natural pétreo, para la foto de familia y las intervenciones de los firmantes.

Ribeira Sacra_2

Armesto dijo sentirse muy “orgulloso pues tras las discrepancias de las últimas semanas, se impuso el consenso y es una satisfacción que estemos todos presentes”.

Asimismo, aludió a las características que hacen a la Ribeira Sacra merecedora de la declaración que hoy comienza a solicitarse, y señaló el paisaje natural conformado por los cañones de los ríos Cabe, Sil y Miño, entre otros, el patrimonio histórico-artístico “pues atesoramos la mayor concentración de construcciones románicas del rural europeo” y el paisaje “de vértigo” asociado a los viñedos.

SÓLO CON UNIDAD Y CONSENSO

Tanto Armesto como los demás firmantes insistieron en ideas como “consenso” y “unidad”, ante el largo camino iniciado el sábado pues sólo “trabajando juntos y con lealtad conseguiremos cualquier meta y eso lo tienen claro hoy todos los ayuntamientos que están aquí”, remató el presidente del consorcio turístico.

Por su parte, Gómez Besteiro, recordó lo que fue el antes y el después de la declaración de la Muralla de Lugo como Patrimonio de la Humanidad y dijo que, tras 13 años transcurridos desde que se consiguió, quedó demostrado que el lema “lo conseguimos entre todos, es real”.

“Será un camino largo que comienza hoy y terminará en próximos años si mantenemos la unidad por lo que hay que sumar voluntades dentro y fuera de Galicia como ya comenzó a hacer un autobús que recorre la geografía gallega y ahora más allá, que ya reunió casi 6.000 firmas y habrá que seguir trabajando en unidad”, ha recalcado.

OBJETIVO EXIGENTE

Por su parte, el valedor do Pobo ha abogado por trabajar “desde ya, o mejor desde ayer”, pues hay “cuestiones importantes para solventar todavía” y se refirió a “elementos básicos” como los monasterios y otros que hay que reorientar y que denominó “incidencias de la obra humana en el paisaje” para no ser “políticamente incorrecto” según dijo.

Entre los elementos que hay que mejorar, habló de los “socalcos” (terrazas escalonadas) para la explotación vitícola de las que dijo que no serán problema pues ya en Italia justifican la denominación de “viticultura heroica”.

“Pero sí me preocupa buscar cómo vender a la Unesco la proliferación de embalses, que igual podemos sustentar en justificar nuevos ecosistemas creados en su entorno” y añadió a sus preocupaciones en este tema “lograr una adecuada ordenación urbanística desde el punto de vista estético”, concretó Fernández.

La comarca de la Ribeira Sacra, según el algo comisionado, cuenta con una tipología tradcional de construcción “hermosísima” pero en ocho meses “llegarán los inspectores y recorrerán los pueblos y verán cosas que no son así, por lo que tendremos que minimizar el impacto del feísmo”.

Finalmente intervino el conselleiro de Cultura y Educación Jesús Vázquez, quien ha explicado que la Xunta no fue firmante del convenio inicial en San Pedro de Rocas “porque se retrasaría este acto ya que debería pasar por intervención y otros trámites”.

Así que, según dijo, el papel de la Xunta queda especificado en el texto del convenio firmado “como dar respaldo incondicional, y asesoramiento técnico a los promotores para conseguir la máxima diligencia en la tramitación antes de llevarla al ministerio de Cultura” detalló.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar